Mundo: El mundo que es

MUNDO… ARGOSIS: MARZO 03 DE 2021


xJorge Gómez Barata* (MF-Cuba)

Colaborador

ArgosIs-Internacional


La COVID 19 no creó desigualdades ni pobreza, en todo caso las subrayó. Es cierto que los países ricos productores de vacunas se inmunizan primero. También comen y beben mejor, tienen una educación y asistencia médica superior, disfrutan de buenas viviendas, excelentes escuelas y universidades, dominan el mercado del entretenimiento, ganan mejores salarios y sus empresas son más rentables. La injusticia no comenzó ahora. Vacunar a sus poblaciones es lo menos malo que hacen los ricos.


Debido al desigual desarrollo, a la persistencia de prácticas imperiales, a la búsqueda de hegemonías y a la falta de voluntad política, aunque se registran avances, como la Unión Europea, la humanidad no está en condiciones de concebir ni aplicar políticas comunes para beneficiarse del progreso general y afrontar de conjunto la solución de asuntos globales, incluidas el hambre, las emergencias económicas, sociales, ambientales y sanitarias. La COVID 19 es una evidencia.


Esa realidad coloca en primer plano las soluciones nacionales asequibles a los países desarrollados y a los que, sin ostentar tal categoría cuentan con recursos y apropiadas prácticas de gobierno. No obstante, existen asuntos que no están al alcance ni siquiera de los más avanzados y, paradójicamente en algunos como el clima, en lugar de ser parte de la solución lo son del problema.


Paradójicamente por la incapacidad para aunar saberes, recursos y esfuerzos, la COVID-19 ha impactado más rudamente a los países avanzados que, precisamente por su desarrollo, generan los más voluminosos movimientos e intercambios humanos. En 2018, sólo en calidad de turistas, más de mil millones de personas viajaron desde sus países al extranjero. El intenso intercambio humano y la alta contagiosidad de la enfermedad explican el modo fulminante como se propagó la pandemia.


Estados Unidos, la primera economía mundial y el país con más elevado desarrollo científico, es el más golpeado por la enfermedad, le siguen de cerca Canadá y Europa, que excepto Gran Bretaña, en materia de vacunas, ofrecen una pobre respuesta a la enfermedad.


En Estados Unidos, a pesar de la pésima gestión sanitaria del gobierno de Donald Trump que obstaculizó la lucha contra la COVID, no impidió que el sector privado reaccionara con eficacia, proporcionando en breves plazos las vacunas requeridas para una respuesta eficaz.


El país con más afectados (30 millones de enfermos y 600. 000 fallecidos) es el que mejor avanza en la vacunación. Según el Centro de Control de Enfermedades (CDC) hasta el 1 de marzo, se administraron 75,2 millones de primeras dosis (cerca de 1.500. 000 diarias) A ese ritmo, en un mes pudiera llegar a 100 millones y debido a que ha comenzado a aplicar la segunda inyección y que Johnson & Johnson ha logrado una vacuna de una sola dosis, antes de la navidad puede haber inmunizado a sus 330 millones de habitantes.


En la medida en que los países avanzados y de renta media avancen en la inmunización de sus poblaciones y los fabricantes aumenten sus capacidades, habrá más oportunidades para otros que no cuentan con recursos para adquirirlas y dependen de ayudas internacionales.


Cuando Estados Unidos, Europa (50 países), Rusia, Japón, China y otras naciones de incidencia en la economía mundial, algunos de ellos latinoamericanos estén avanzados en la vacunación, dejarán de ser vectores de la enfermedad para serlo de la salud.


En la medida en que turistas, hombres de negocios, emprendedores, deportistas, estudiantes, académicos, artistas e intelectuales por miles de millones comiencen a viajar e intercambiar y a consumir, el “rebaño” estará más protegido, la economía global y con ella las nacionales florecerán.


De todos modos, hay una mala noticia. Los gobiernos corruptos, insensibles, represivos e incompetentes que gobiernan empobrecidos países, seguirán en el poder. Es a ellos a los que primero hay que combatir, especialmente desde dentro de cada uno. Las soluciones nacionales preceden a las globales. Luego cuento más sobre vacunas. Allá nos vemos.


02/03/2021


El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto! Al reproducirlo indicar la fuente…


*Jorge Gómez Barata (Camagüey 1946) – Cuba… Reside en Ciudad Habana, Cuba… Periodista y profesor... Graduado del Instituto Pedagógico y colaborador de medios cubanos y extranjeros… Colaborador de ArgosIs-Internacional: http://www.argosisinternacional.com


“La sociedad no puede ser enemiga de sí misma... Si un medio de comunicación no está aportando y contribuyendo a la elevación educativa, cultural y espiritual de todos sus miembros merece ser cerrada, así de simple... Debido a que la propiedad de los medios de comunicación no es la libertad de expresión de la sociedad”... ‘ArgosIs-Internacional’ es una Agencia de Información en la Red, de carácter social (POR AHORA) con sede en la Ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos; fundada en 1991… Web: http://www.argosisinternacional.com… Miembro de la ‘Federación Latinoamericana de Periodistas’ (FELAP)… Web: http://www.felap.info...


…Este Artículo, Declaración, Documento, Etc., seleccionado para su publicación, necesariamente no tiene que reflejar en su totalidad nuestra Línea Editorial… Nuestro propósito es establecer el vehículo de información que les permita a los demás formarse su propio criterio, especialmente en los acontecimientos políticos, económicos, etc., que inciden, directa y/o indirectamente, en cada uno de nosotros… "La educación y la instrucción no consisten en rellenar la mente de ideas ajenas, sino en estimularla para que produzca sus propias ideas"… Ahora les corresponde a ustedes hacer sus propias conclusiones… Participe y opine con razonamiento…


Pd.- Invitamos a revisar los Documento Legales de la Agencia de Información ArgosIs-Internacional: https://www.facebook.com/pg/ArgosIsInternacional/photos/?tab=album&album_id=1603289693250542


Publicaciones Recientes