Cuba: Emisiones periódicas

POR CUBA… ARGOSIS: JULIO 17 DE 2021

xRoberto Molina (MF-Cuba)

Colaborador


Por Cuba con emisiones periódicas le lleva la información del acontecer internacional relacionado con nuestro país y las batallas que libra por su pueblo y su soberanía; contiene espacios noticiosos y de opinión, seleccionados de medios de prensas internacionales o generadas desde nuestro país. ISSN 1819-4044


Año 19 Número 56 | Fecha 2021-7-16


TITULARES


Opinión


PARA TENER UN PUEBLO LLENO DE AMOR

Por: Luis Toledo Sande


MIENTRAS OTROS LADRAN, CUBA RESISTE

Por Juanlu González


EE.UU EMPUJA UNA INTERVENCIÓN

Por: Ángel Guerra Cabrera


JOVEN CUBANA NO AGUANTÓ MÁS Y EXPLOTÓ EN FACEBOOK

Por Arianna Álvarez Avalo


"LA ARTILLERÍA DE LAS REDES SOCIALES, DESDE UNA PEQUEÑA DOSIS DE REALIDAD, LANZA UN GUIÓN APOCALÍPTICO Y NO REAL CONTRA CUBA": IGNACIO RAMONET

CUBA RESISTE

Por: Frei Betto


ROGER WATERS SE PRONUNCIA SOBRE LOS RECIENTES ACONTECIMIENTOS EN CUBA

Opinión

Para tener un pueblo lleno de amor

Por: Luis Toledo Sande


Un país de amantes, no de ‘odiantes’, atendible texto de Ricardo Ronquillo, con título que remite a otro de la periodista Rosa María Fernández, motivó en quien suscribe un comentario devenido núcleo de la presente nota.


La noción de Armando Hart Dávalos sobre radicalidad, que recuerda Ronquillo, es una paráfrasis sintética y fiel de una cita del artículo de José Martí titulado A la raíz y publicado en el periódico Patria el 26 de agosto de 1893: “A la raíz va el hombre verdadero. Radical no es más que eso: el que va a las raíces. No se llame radical quien no vea las cosas en su fondo. Ni hombre, quien no ayude a la seguridad y dicha de los demás hombres”.


Pensando en la Cuba para la que vivió hasta eternizarse en combate, el propio Martí expresó en su Lectura en Steck Hall del 24 de enero de 1880 su convicción de que “el pueblo, la masa adolorida, es el verdadero jefe de las revoluciones”. Y con pupila planetaria advirtió sobre “la chusma adolorida que jamás podrá triunfar en un país de razón”, lo que se lee en su crónica de 1887 conocida como “Un drama terrible”, sobre la represión aplicada contra el movimiento obrero en los Estados Unidos. Todo abonaba en él su afán, plasmado en las Bases del Partido Revolucionario Cubano, de fundar en su patria “un pueblo nuevo y de sincera democracia”.


Mucho ha tratado de hacer y ha hecho la Cuba martiana para librar de sufrimientos a su pueblo, y para que este goce de cultura, porque “ser culto es el único modo de ser libre”. Y Martí no confundía la cultura con la simple instrucción: esta, por muy rica que fuese, podía conducir a lo que él, en el ensayo “Nuestra América”, llamó “falsa erudición”.


Pero no vale suponer que, en esta Cuba, que tantos obstáculos han tenido y tiene que encarar, todo se ha hecho bien, sin cometer errores. Entre estos habría que ver qué lugar han tenido el paternalismo —siempre, por naturaleza, con su lado autoritario— y lo menos fértil de los idealismos, que pueden causar estragos por entre los más elevados, lúcidos y justicieros ideales.


Añádase que la opción radical contra idealismos indeseables no está en el frustrante y oportunista pragmatismo, ideología propia del capitalismo y el imperialismo, y que ya en el siglo XIX cubano caracterizó a las posiciones reformistas, anexionistas y autonomistas, no al independentismo radical, irreductible a resignaciones pragmáticas, a dejarse llevar por la medida de “lo posible”.


Pero el pragmatismo asoma por los caminos más inesperados. En estos días, cuando se ha comprobado, una vez más, que si hay una mezcla terrible es la que funde odio y marginalidad, han sido escalofriantes algunas de las respuestas dadas —no fueron las únicas: seguramente abundaron más las signadas por la claridad— a una publicación de José María Vitier en su perfil de Facebook.


Siguiendo el camino martiano que recibió desde niño en su hogar, el destacado músico recordó una confesión de Martí en su desgarrador y a la vez edificante testimonio juvenil El presidio político en Cuba: “Y yo todavía no sé odiar”. A la médula de esa realidad se llega con la luz de los sufrimientos de la experiencia vivida por el autor en la mencionada institución represiva del régimen colonial, de la que salió fraguado para la gesta necesaria que sería, en su programa revolucionario, una guerra sin odio.


A Vitier, y a otras personas que trataron también el tema, le salieron al paso, con ira mal contenida, algunas voces supuestamente iluminadas por las artes. Negaban valor a las declaraciones de Martí y las tildaban de meras “frases poéticas”, inútiles para lo que se procuraba presentar como reclamos de justicia.


Quedaba claro un hecho terrible de las arremetidas orquestadas contra Cuba desde las madrigueras al servicio del imperio que la bloquea de modo criminal —acto genocida repudiado mundialmente, salvo por los gobiernos de la nación bloqueadora y su sucursal nazionista— y le impide tener el desempeño que intenta lograr para bien de su pueblo. Esas arremetidas tienen el odio como recurso propio de sus fines. No se trata, no, de los afanes legítimos con que el pueblo cubano busca y ha de conseguir el bienestar que merece.


Nada debe desatender ni menospreciar la Cuba de Martí en los desafíos que tiene por delante y no le faltarán, y que necesita vencer sin esperar a que cesen o amainen las fuerzas que intentan asfixiarla.

El camino es arduo; pero vale recordar el verso latino que Martí hizo suyo frente a peligros mayúsculos: los que entre 1889 y 1890 reveló el foro internacional auspiciado entonces por el gobierno de los Estados Unidos en función de su voracidad continental y planetaria. Ese verso reza que “a las estrellas no se sube por caminos llanos”, y no lo son los que urge recorrer para disfrutar de un pueblo lleno de amor.

Fuente: Cubaperiodistas


Mientras otros ladran, Cuba resiste


Por Juanlu González


Es el turno de Cuba. Parecía obvio que, tras las campañas orquestadas contra Venezuela y Nicaragua, la siguiente en la agenda del imperio iba a ser contra la isla caribeña.


Y digo bien, campaña orquestada, porque los que seguimos de cerca la política internacional, siempre esbozamos una amplia sonrisa al oír eso de las «revueltas espontáneas». Lo hemos visto ya demasiadas veces en los 5 continentes como para tener formado un callo impermeable para la propaganda con la que nos acosa a diario la prensa libre occidental, la menos libre de todas las prensas, porque pertenece y obedece al capital.


Cuando periódicos, radios y televisiones patrias deberían abrir durante semanas con las noticias relativas a las nuevas corruptelas descubiertas del rey emérito, ahora convertido en traficante de armas y socio del tristemente famoso Adnán Khashoggui. Cuando se ha conocido que se han lucrado juntos vendiendo armas a las más feroces dictaduras del mundo y robando efectivo a manos llenas de los contratos del estado, resulta que el mayor problema de España es la situación en Cuba. Y eso que estamos ya en plena canícula, un periodo con escasez de noticias y Nessi aún no ha hecho aparición en el lago escocés del que toma su nombre.


Así funcionan las democracias que se dicen modélicas y los media en los que se apoyan: nos señalan con el dedo de qué tenemos que ocuparnos y nos ocultan aquello que no quieren que conozcamos. Porque para ellos lo que no se publica no existe. Nos tratan como a niños a los que tapan los ojos para hacer desaparecer lo que les asusta o molesta. Sus medios corporativos no informan, su objetivo es formar una opinión acorde con la de sus propietarios, deformando la realidad hasta donde sea necesario para lograr sus fines.


De modo que, a falta de serpientes de verano, afortunadamente ahí siempre estará Cuba. Y digo afortunadamente porque el que siga ladrando a Cuba significa que la isla seguirá siendo un faro para los pueblos y la gente solidaria del mundo. Un faro vivo que alumbra la oscuridad y la mediocridad de otras tierras; por eso sigue asustando al todopoderoso vecino del norte.


El objetivo de esta campaña es claro. Dañar la imagen internacional del país, que acaba de vencer en la ONU y propinar una derrota, otra más, a Estados Unidos. Este año ha logrado concitar el rechazo al embargo norteamericano de 184 naciones con sólo dos votos a favor, el propio Estados Unidos y el régimen paria de Israel. Tampoco debe ser ajeno a estos ataques el hecho de que alrededor de 1.500 médicos cubanos han estado ayudando desinteresadamente a más de 20 países del mundo a superar el Covid-19, entre ellos a la rica y poderosa Italia. Sus avances en el campo de los tratamientos y vacunas contra la pandemia son otro de los logros a tratar de tapar con esta campaña desinformativa.


Y es que, Cuba es el país más pequeño del mundo que ha logrado desarrollar una vacuna (en realidad varias) contra el covid y será la única nación que inmunizará a la totalidad de su población con medicamentos propios. Y todo ello a pesar de sufrir un feroz e ilegal bloqueo y tener impedido el acceso al mercado farmacéutico mundial para comprar una simple jeringuilla. Pues bien, a día de hoy ya ha administrado más de 7 millones de dosis, que han completado la pauta a 1.750.000 personas que se corresponden con el 15,5% de su población. Con una sola dosis, el porcentaje de vacunados alcanza ya el 26,8%.


Si comparamos el número de muertos por la pandemia con el de sus vecinos, el dato sonrojará a los artífices de esta campaña de manipulación masiva y a quienes la apoyan. En Cuba han muerto 1.579 personas, la inmensa mayoría de ellas en 2021 cuando se abrió la isla al turismo, pero en Colombia van por 113.000 o en Perú por 187.000. ¿Cómo se justifica pedir un corredor humanitario con esas cifras? Pues, desde luego no por motivos sanitarios, sino apoyada en causas puramente políticas. A este juego infame se prestaron algunos músicos de la gusanera de Miami para preparar el caldo de cultivo para lo que vino después, las protestas supuestamente espontáneas. Y, ¡cómo no!, ahí estaba el patético Alejandro Sanz, un imprescindible en todas las salsas contrarrevolucionarias del imperio, junto a otros como Ricky Martin, Camila Cabello y Daddy Yankee. Jamás los vimos atizando las manifestaciones en Chile o Colombia, donde morían asesinados por el gobierno decenas y decenas de jóvenes pidiendo justicia y libertad.


Bien es cierto que ha habido un repunte en los casos de Covid en la isla, sobre todo desde que se abrió al turismo a finales del año pasado, pero nada comparado con países como España, por ejemplo. Para que el porcentaje fuese similar al de nuestro país, deberían haber muerto en Cuba alrededor de 20.000 personas, 13 veces más. Si la comparación fuese con Colombia, en Cuba deberían multiplicarse los muertos por 17 para tener los mismos porcentajes. Gentes como Alejandro Sanz, deberían dedicarse a cantar en vez de usar su lengua para mentir haciendo política basura. Aunque como dicen en su pueblo de origen, canta menos que un grillo mojao. Es imposible ser más hipócrita y falsario.


Una vez visto el corto recorrido de las denuncias por el covid, ya que sigue siendo uno de los países del mundo con menos incidencia, salieron a las calles unos pocos cientos de personas a denunciar que la población se moría de hambre y por falta de medicamentos. Un ejército de bots en redes sociales y miles de cuentas falsas consiguieron hacer trending topic las manifestaciones. Imágenes falsas de otros sitios del mundo crearon la ilusión de pasividad a unas protestas absolutamente irrelevantes.


Uno de los arietes más clásicos en este tipo de situaciones se puso en marcha de inmediato. Amnistía Internacional, el apéndice del Departamento de Estado norteamericano cuando gobiernan los demócratas, ha salido en tromba a denunciar las supuestas violaciones de derechos humanos cometidas en la isla. Al unísono, las cancillerías europeas van pidiendo la democratización de Cuba, como si sus regímenes fueran un ejemplo a seguir para nadie, cuando tienen la soberanía del país entregada a EEUU, al poder financiero y a las transnacionales, quedando el papel político cada vez más reducido a cuestiones meramente formales o secundarias.


Todos, medios y gobiernos sometidos por Estados Unidos, obvian los asaltos que protagonizaron los manifestantes durante las protestas y denuncian la pulcra respuesta de la policía, nada que ver con las de Piñera o Duque, por poner dos ejemplos regionales recientes de represión criminal indiscriminada que no han concitado ninguna denuncia, a pesar de la gran cantidad de muertos, desparecidos y heridos provocados. Pero la pirueta española ha llegado más lejos que ninguna: el presidente del gobierno de España, el más progresista de la historia reciente, en una misma declaración y sin ruborizarse, ha llegado a denunciar a Cuba porque «no es una democracia», mientras seguidamente alababa al reino de Marruecos como el «gran amigo y vecino del sur». Tal es el nivel de nuestra clase política…


Afortunadamente, en unos pocos días, todo se habrá olvidado. Las aguas volverán a su cauce y Cuba continuará desafiando día a día al imperialismo, sirviendo de ejemplo para los países y pueblos del mundo.


Fuente: Al Mayadeen


Cuba: EEUU empuja una intervención


Por: Angel Guerra Cabrera


El día de las protestas y actos vandálicos en Cuba el presidente Miguel Díaz-Canel denunció el deseo del gobierno de Estados Unidos(EU) de provocar un estallido social masivo en la isla. “A lo que contribuyen toda esa propaganda y todas esas construcciones ideológicas… para convocar las llamadas intervenciones humanitarias, que terminan en intervenciones militares… que aplastan la soberanía de los pueblos”. Díaz-Canel informó y analizó ante el pueblo su plática con los inconformes en San Antonio de los Baños. No abundan los líderes que asuman esa conducta radicalmente democrática.


El día siguiente su homólogo de México, Andrés Manuel López Obrador, puso el dedo en la llaga cuando afirmó: si se quisiera ayudar a Cuba, lo primero que habría que hacer es poner fin al bloqueo “como lo están solicitando la mayoría de los países del mundo… sería un gesto verdaderamente humanitario”. Está claro, el bloqueo es la causa fundamental de la severa escasez de alimentos y medicinas, los cortes de electricidad y otros padecimientos de la vida cotidiana en Cuba. Ello, unido a una frenética actividad subversiva de EU, creó las condiciones sicológicas, en sectores a los que el mensaje revolucionario no ha podido llegar, para detonar los hechos del 11 de julio.


El gobierno de Trump aprovechó la pandemia y la crisis económica creada por ella para hacer casi imposible el ingreso de divisas en Cuba en un momento en que La Habana se desangra financieramente para enfrentar la enfermedad. Contrario a sus promesas de campaña, el presidente Biden ha mantenido la asfixia económica como la heredó de su antecesor, además de intensificar la política subversiva hacia la isla bajo una gran presión de la extrema derecha de Miami.


Tres semanas antes de los disturbios, 184 países del mundo, con el solo voto en contra de Estados Unidos(EU) e Israel, solicitaron en la ONU el fin del bloqueo. Pero Biden se hace ahora el loco y pide cínicamente al gobierno cubano que “escuche a su pueblo y provea sus necesidades”.


La idea de un supuesto “corredor humanitario” para Cuba (#SOSCuba, con más de 2 millones de tuits) fue instalada en las redes digitales y amplificada por las grandes bocinas mediáticas del imperialismo entre el 9, 10 y 11 de julio. Difícil encontrar algo más desvergonzado cuando el gobierno de Cuba exhibe uno de los mejores desempeños a escala internacional en el enfrentamiento a la pandemia.


Un informe del experto español Julián Macías Tovar daba cuenta sobre el origen, crecimiento exponencial y detalles técnicos de la expansión en la web de las mencionadas etiquetas, a partir de una costosísima y muy sofisticada operación de guerra sicológica, que incluía la apertura de miles de cuentas de Twitter y el uso de miles de bots que producían 5 retweets por segundo, una operación altamente costosa. Pero en la tarde del día siguiente el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla aportaba nuevos y más amplios e irrefutables datos sobre el despliegue de la monumental campaña y la avanzada tecnología aplicada. Rodríguez Parrilla recordó la advertencia que había hecho en el discurso que pronunció en la ONU justo el día en que se votó la condena al bloqueo: “Estados Unidos emplea cuantiosos recursos, laboratorios sociales y herramientas de alta tecnología en una desenfrenada campaña dirigida a desacreditar a Cuba mediante el uso de la mentira y la manipulación de datos”. El 23 de junio −continuó− “ya teníamos información, y era evidente para quienes siguen las redes digitales y los datos, que arrancaba, que estaba en desarrollo ese día una operación comunicacional de alta envergadura”. De la misma manera, el canciller, recordó la activación en los hechos del día 11 de la quinta columna mercenaria que mantiene el gobierno de EU en la isla con mesadas de cientos de millones de dólares y lo responsabilizó con las consecuencias que se deriven de estos actos, como una flotilla naval dirigida a Cuba de que se está hablando en Florida.


En resumen, existen sistemáticas acciones y cuantioso financiamiento estadounidenses de planes desestabilizadores contra Cuba que han permitido montar un sofisticado tinglado de guerra no convencional, con un importante ingrediente comunicacional en el que, en los últimos tiempos, desempeñan un decisivo y creciente papel las redes sociales. Se entiende que con avanzados recursos de inteligencia artificial y la aplicación de algoritmos para instalar en franjas de población -como se ha visto- conductas favorables a los planes subversivos.


Ante la escalada desestabilizadora, el presidente Díaz-Canel convocó a los revolucionarios a tomar las calles y a los cubanos “a la unidad, el respeto y el amor por la vida”. Se trata, ni más ni menos, de la defensa de la patria y de la vigencia del orden constitucional socialista, votada por 86 por ciento de los electores hace poco más dos años.


Fuente: Twitter:@aguerraguerra


Joven cubana no aguantó más y explotó en Facebook


Por Arianna Álvarez Avalo


Texto publicado en Facebook por la joven cubana Arianna Álvarez Avalo, profesora de clarinete en la Universidad de las Artes


¿Dónde estaban los que unen las palabras “ayuda” y “humanitaria” cuando Estados Unidos prohibió la entrada de un buque proveniente de China con insumos para enfrentar la Covid y ayudar al pueblo cubano? ¿Dónde estaban cuando Trump prohibió la ayuda monetaria a las familias en la isla, cuando recrudeció una política inhumana en medio de una crisis mundial y una enfermedad mortal, cuando prohibió la compra de ventiladores a empresas norteamericanas, cuando dejó barcos de petróleos en el mar? ¿Dónde estaban cuando más el pueblo los necesitó? La principal ayuda humanitaria para todos los cubanos sería la eliminación total del Bloqueo. Si no estás de acuerdo no eres humano, ni quieres ayudar a nadie. Casualmente son los mismos que pusieron el grito en el cielo cuando Cuba ayudó al buque inglés porque nadie más quiso hacerlo…


Los cubanos somos solidarios de por sí. No necesitamos ningún corredor “humanitario” oportunista con claros fines políticos cuando tenemos miles de hermanos en todas partes siendo ese corredor humanitario sin tanto bombo y platillos por años. Hay organizaciones de solidaridad con Cuba que llevan años enviando donaciones y durante la pandemia no han cesado. Es público los proyectos, organizaciones, ONGs, iglesias y centros que envían ayuda a Cuba. Si quieren ayudar ¿por qué nunca se han puesto en contacto con estas organizaciones y grupos de cubanos? ¿Por qué ahora es que hacen directas y cartelitos haciéndose los héroes mientras han sido cómplices de los abusos más grandes contra el pueblo de Cuba? Desde Italia, Canadá, Islas Canarias, España, Inglaterra, Alemania, Panamá… han enviado insumos y ayuda verdaderamente humanitaria, desde medicamentos, jeringuillas, hasta dinero. Y siguen armando contenedores para enviar, esquivando los miles de trabas que impone el Bloqueo para poder hacer llegar el cargamento a puerto cubano. A todos ellos, nuestro más sincero agradecimiento.


Duele mucho cada vida que se pierde, duele mucho la situación de hospitales y centros de aislamiento, duele mucho la escasez, pero no somos ni remotamente el peor país de la región. Y aunque la matemática me parece inoportuna cuando se trata de vidas humanas, es hora de mostrar algunos datos para quienes quieren vendernos el caos y el abandono. Estos datos son de ayer, pero la situación no ha cambiado mucho, o al menos no para bien.


Miami Dade con solo 2 717 000 de habitantes ha tenido 504 mil casos de Coronavirus y 6472 muertes (1.28% de los casos confirmados).


En la Florida con el doble de habitantes que en Cuba solamente, han tenido 37 895 muertos. ¿Pedimos ayuda humanitaria para la Florida?


Madrid con 6 752 763 de habitantes ha tenido 739 000 casos y 15 469 muertos (2.09% de los casos confirmados).


Río de Janeiro con 6 748 000 de habitantes ha tenido 973 000 casos y 56 321 muertes (5.78% de los casos confirmados). De ayer para hoy casi 200 muertes más.


La Región metropolitana de Chile con 7 112 808 de habitantes ha tenido 661 000 casos y 17 377 muertes (2.62% de los casos confirmados)


Así podría seguir mostrando los datos de ciudades de la región y del Primer mundo donde, con muchos menos habitantes, el manejo de la pandemia ha sido catastrófico y nadie ha pedido la tan ansiada “intervención humanitaria”.


Luego está Cuba quien ha controlado esta pandemia por más de un año sin llegar al colapso de los sistemas de salud y que con 11 333 483 de habitantes ha presentado 218 396 casos y 1431 muertes (0.65% de los casos confirmados).


No tengo mucho más que decir… Cuba no tiene las condiciones necesarias ni está remotamente cerca, según la resolución de la ONU, para pedir o aceptar una intervención humanitaria. No hay un conflicto bélico, ni estamos cerca de la media del mal manejo pandémico en la región. No me voy a prestar para ingenuidades tontas y campañas orquestadas.


Ejemplos de sobra hay de “Ayudas humanitarias” que terminaron en intervenciones militares y derrocamientos de gobiernos con intereses económicos detrás y con miles de muertes de civiles, a pesar de que la ONU estipula que debe existir el respeto a la soberanía. Por solo citar algunos tenemos a Panamá, Yugoslavia, Haití, Irak, Libia, etc. ¿Que quién estuvo detrás, directa o indirectamente, de todas esas “ayudas humanitarias”? Pues los mismos abusadores de siempre que no nos dejan vivir en paz y que ahora dicen “preocuparse” por nuestro bienestar. Cinismo político y oportunismo imperial.


Me niego a ser utilizada. Toda la ayuda es bienvenida y el agradecimiento será eterno. La solidaridad de los grupos que se encuentran en el exterior y que no han parado de buscar las vías para enviarnos insumos son la verdadera ayuda humanitaria, son el único corredor humanitario que ha existido hasta la fecha. Las organizaciones están, las vías están, los mecanismos existen, la intención está. Si quieren ayudar a sus hermanos cubanos háganlo de corazón y desinteresadamente como solo puede ser la verdadera solidaridad. Cuba necesita de todos, pero para hacer por ella. Dejen de figurar en redes que aquí hay vidas que salvar.


¡Fuerza Cuba!


Fuente: Semanario Voz


"La artillería de las redes sociales, desde una pequeña dosis de realidad, lanza un guión apocalíptico y no real contra Cuba": Ignacio Ramonet


El catedrático y periodista franco-español Ignacio Ramonet afirmó hoy que Cuba enfrenta una agenda de desestabilización previamente diseñada para a partir de pequeñas dosis de realidad, desatar una campaña virulenta acompañada desde las redes sociales


Se trata de un guion bien elaborado y puesto en práctica antes, el cual digamos está bien listo para su aplicación según los teatros de operaciones, comentó en entrevista con Prensa Latina el también reconocido escritor, quien puso como ejemplo la llamada Primavera Árabe de hace una década.


De acuerdo con Ramonet, en el caso de la isla, la cruzada fue activada aprovechando un concurso de circunstancias generadoras de muchas dificultades en la población cubana, en particular las más de 240 medidas aplicadas por la administración de Donald Trump para recrudecer el bloqueo estadounidense y el impacto de la pandemia causada por la Covid-19.


En este escenario económico y sanitario complejo resulta normal que en cualquier lugar las personas expresen malestar, pero no que se aproveche para lanzar campañas con una violencia y virulencia excepcionales, opinó en relación con recientes protestas realizadas por un sector minoritario de la población en zonas de la mayor de las Antillas.


El intelectual insistió en que el caldo de cultivo estaba preparado para activar la operación, y apenas se produjeron los hechos, el domingo pasado, fue puesta en práctica.


'No hay dudas de que es algo premeditado, y toda la artillería de las redes sociales se puso en marcha para a partir de una pequeñita dosis de realidad lanzar un guion absolutamente apocalíptico, que no tiene nada que ver con la verdad', subrayó.


Ramonet manifestó a Prensa Latina que como observador celebra la voluntad de diálogo del gobierno cubano con el pueblo, postura que consideró muy distinta a la mostrada en otros países por mandatarios que sí han lidiado con muestras masivas de descontento popular.


Me alegró muchísimo saber que el presidente Miguel Díaz-Canel salió a discutir y conversar con las personas en la localidad de San Antonio de los Baños, donde comenzaron las protestas, porque eso no se ve en ningún otro país, en particular de América Latina, precisó.


El catedrático insistió en que cualquier análisis sobre Cuba debe asumir la realidad absoluta y excepcionalmente difícil que le impone el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos.


'En cualquier otra parte del mundo, la situación sería hoy mucho más difícil en un contexto similar', estimó.


Ramonet repudió que 'una serie de desalmados en el interior y en el exterior se aprovechen de las circunstancias creadas por el enemigo de más de 60 años para lanzarse al cuello de un país tan ejemplar'.


Al respecto, recordó la solidaridad desplegada por la isla caribeña en tiempos de la pandemia con su ayuda a decenas de naciones y el desarrollo de vacunas propias contra la Covid-19, pese al bloqueo, y la disposición a compartirlas.


Fuente: Prensa Latina


Cuba resiste


Por: Frei Betto


Pocos ignoran mi solidaridad con la Revolución cubana. Durante 40 años he visitado con frecuencia la isla por compromisos de trabajo e invitaciones a eventos. Durante un largo período, medié en la reanudación del diálogo entre los obispos católicos y el gobierno cubano, como se describe en mis libros 'Fidel y la religión' (Fontanar/Companhia das Letras) y 'Paraíso perdido - Viajes al mundo socialista' (Rocco).


Conozco en detalle la vida cotidiana cubana, incluyendo las dificultades que enfrenta la población, los desafíos a la Revolución, las críticas de los intelectuales y artistas del país. Visité cárceles, hablé con opositores a la Revolución, conviví con sacerdotes y laicos cubanos opuestos al socialismo.


Cuando me dicen a mí, un brasileño, que en Cuba no hay democracia, desciendo de la abstracción de las palabras a la realidad.


¿Cuántas fotos o noticias se han visto o se ven de cubanos en la miseria, mendigos desparramados en las aceras, niños abandonados en las calles, familias bajo los viaductos? ¿Algo parecido a la cracolândia, a las milicias, a las largas colas de enfermos que esperan años para ser atendidos en un hospital?


Advierto a los amigos: si eres rico en Brasil y te vas a vivir a Cuba, conocerás el infierno. No podrá cambiar de coche cada año, comprar ropa de diseño, viajar con frecuencia de vacaciones al extranjero.


Y, sobre todo, no podrá explotar el trabajo de los demás, mantener a sus empleados en la ignorancia, estar 'orgulloso' de María, su cocinera desde hace 20 años, y a la que niega el acceso a su propia casa, a la escolarización y al plan de salud.


Si eres de clase media, prepárate para conocer el purgatorio. Aunque Cuba ya no es una sociedad estatal, la burocracia persiste, hay que tener paciencia en las colas de los mercados, muchos productos disponibles este mes pueden no encontrarse el próximo debido a la inconstancia de las importaciones.


Sin embargo, si eres asalariado, pobre, sin hogar o sin tierra, prepárate para conocer el paraíso. La Revolución garantizará tus tres derechos humanos fundamentales: la alimentación, la salud y la educación, así como la vivienda y el trabajo.


Puede que tengas un gran apetito por no comer lo que te gusta, pero nunca pasarás hambre. Su familia dispondrá de escolarización y asistencia sanitaria, incluidas las cirugías complejas, totalmente gratuitas, como deber del Estado y derecho del ciudadano.


No hay nada más prostituido que el lenguaje. La célebre democracia nacida en Grecia tiene sus méritos, pero es bueno recordar que, en aquella época, Atenas tenía 20 mil habitantes que vivían del trabajo de 400 mil esclavos... ¿Qué respondería uno de esos miles de servidores si se le preguntara por las virtudes de la democracia?


No deseo para el futuro de Cuba el presente de Brasil, Guatemala, Honduras o incluso Puerto Rico, una colonia estadounidense a la que se le negó la independencia. Tampoco quiero que Cuba invada Estados Unidos y ocupe una zona costera de California, como es el caso de Guantánamo, que se ha transformado en un centro de tortura y una prisión ilegal para presuntos terroristas.


La democracia, en mi concepto, significa el 'Padre Nuestro' -la autoridad legitimada por la voluntad popular- y el 'Pan Nuestro' -el reparto de los frutos de la naturaleza y del trabajo humano-. La rotación electoral no hace, ni asegura una democracia. Brasil e India, considerados democracias, son ejemplos flagrantes de miseria, pobreza, exclusión, opresión y sufrimiento.


Solo quienes conocen la realidad de Cuba antes de 1959 saben por qué Fidel contó con tanto apoyo popular para llevar la Revolución a la victoria.


El país era conocido por el apodo de 'burdel del Caribe'. La mafia dominaba los bancos y el turismo (hay varias películas sobre esto). El principal barrio de La Habana, todavía llamado Vedado, tiene este nombre porque no se permitía a los negros circular por allí...


Estados Unidos nunca se conformó con haber perdido la Cuba sometida a sus ambiciones. Por ello, poco después de la victoria de los guerrilleros de la Sierra Maestra, éstos intentaron invadir la isla con tropas mercenarias. Fueron derrotados en abril de 1961. Al año siguiente, el presidente Kennedy decretó el bloqueo de Cuba, que continúa hasta hoy.


Cuba es una isla con pocos recursos. Se ve obligado a importar más del 60 por ciento de los productos esenciales del país. Con el endurecimiento del bloqueo promovido por Trump (243 nuevas medidas y, de momento, no retiradas por Biden), y la pandemia, que ha puesto a cero una de las principales fuentes de recursos del país, el turismo, la situación interna ha empeorado.


Los cubanos tuvieron que apretarse el cinturón. Entonces, los descontentos con la Revolución, que gravitan en la órbita del 'sueño americano', promovieron las protestas del domingo 11 de julio -con la ayuda 'solidaria' de la CIA, cuyo jefe acaba de hacer una gira por el continente, preocupado por los resultados de las elecciones en Perú y Chile.


Quien mejor explica la situación actual de Cuba es su presidente, Díaz-Canel: 'Ha comenzado la persecución financiera, económica, comercial y energética. Ellos (la Casa Blanca) quieren que se provoque un estallido social interno en Cuba para pedir 'misiones humanitarias' que se traduzcan en invasiones e injerencias militares.'


'Hemos sido honestos, hemos sido transparentes, hemos sido claros, y en todo momento hemos explicado a nuestra gente las complejidades de la actualidad.


Recuerdo que hace más de año y medio, cuando comenzó el segundo semestre de 2019, tuvimos que explicar que estábamos en una situación difícil. Estados Unidos comenzó a intensificar una serie de medidas restrictivas, endurecimiento del bloqueo, persecuciones financieras contra el sector energético, con el objetivo de ahogar nuestra economía.


Esto provocaría el deseado estallido social masivo, para poder pedir una intervención 'humanitaria', que acabaría en intervenciones militares.'


'Esta situación continuó, luego vinieron las 243 medidas (de Trump, para endurecer el bloqueo) que todos conocemos, y finalmente se decidió incluir a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.


Todas estas restricciones llevaron al país a cortar inmediatamente varias fuentes de ingreso de divisas, como el turismo, los viajes de cubano-americanos a nuestro país y las remesas. Se formó un plan de desprestigio de las brigadas médicas cubanas y de las colaboraciones solidarias de Cuba, que recibió una parte importante de divisas por esta colaboración'.


'Toda esta situación ha generado una situación de desabastecimiento en el país, principalmente de alimentos, medicinas, materias primas e insumos para poder desarrollar nuestros procesos económicos y productivos que, al mismo tiempo, contribuyen a las exportaciones. Se eliminan dos elementos importantes: la capacidad de exportar y la capacidad de invertir recursos'.


'También tenemos limitaciones en el combustible y los repuestos, y todo esto ha provocado un nivel de insatisfacción, sumado a problemas acumulados que hemos podido resolver y que venían del Período Especial (1990-1995, cuando la Unión Soviética se derrumbó, con grave reflejo en la economía cubana).


Junto a una feroz campaña mediática de desprestigio, como parte de la guerra no convencional, que intenta fracturar la unidad entre el partido, el Estado y el pueblo; y pretende calificar al gobierno como insuficiente e incapaz de proporcionar bienestar al pueblo cubano.'


'El ejemplo de la Revolución cubana ha molestado mucho a Estados Unidos durante 60 años. Aplicaron un bloqueo injusto, criminal y cruel, ahora intensificado en la pandemia. Bloqueo y acciones restrictivas que nunca han llevado a cabo contra ningún otro país, ni siquiera contra los que consideran sus principales enemigos.


Por lo tanto, ha sido una política perversa contra una pequeña isla que sólo aspira a defender su independencia, su soberanía y a construir su sociedad con autodeterminación, según los principios que más del 86 por ciento de la población ha apoyado'.


'En medio de estas condiciones, surge la pandemia, una pandemia que ha afectado no solo a Cuba, sino a todo el mundo, incluido Estados Unidos. Afectó a los países ricos, y hay que decir que ante esta pandemia ni los Estados Unidos ni estos países ricos tenían toda la capacidad para afrontar sus efectos.


Los pobres fueron perjudicados, porque no hay políticas públicas dirigidas al pueblo, y hay indicadores en relación al enfrentamiento de la pandemia con resultados peores que los de Cuba en muchos casos.


Las tasas de infección y mortalidad por millón de habitantes son notablemente más altas en Estados Unidos que en Cuba (EE.UU. ha registrado mil 724 muertes por millón, mientras que Cuba está en 47 muertes por millón). Mientras Estados Unidos se atrinchera en el nacionalismo vacunal, la Brigada Henry Reeve de médicos cubanos continúa su labor entre los más pobres del mundo (por la que, por supuesto, merece el Premio Nobel de la Paz)'.


'Sin la posibilidad de invadir Cuba con éxito, Estados Unidos persiste en un rígido bloqueo. Tras la caída de la URSS, que proporcionó a la isla formas de sortear el bloqueo, Estados Unidos intentó aumentar su control sobre el país caribeño.


A partir de 1992, la Asamblea General de la ONU votó por abrumadora mayoría el fin de este bloqueo. El gobierno cubano informó que entre abril de 2019 y marzo de 2020 Cuba perdió cinco mil millones de dólares en comercio potencial debido al bloqueo; en las últimas casi seis décadas, perdió el equivalente a 144 mil millones de dólares.


Ahora, el gobierno de Estados Unidos ha profundizado las sanciones contra las compañías navieras que llevan petróleo a la isla'.


Es esta fragilidad la que abre un flanco a las manifestaciones de descontento, sin que el gobierno haya puesto tanques y tropas en las calles. La resistencia del pueblo cubano, alimentada por ejemplos como Martí, el Che Guevara y Fidel, ha demostrado ser invencible. Y debemos, todos los que luchamos por un mundo más justo, solidarizarnos con ellos.


Fuente: Cubadebate


Roger Waters se pronuncia sobre los recientes acontecimientos en Cuba


El músico británico Roger Waters se refirió a los recientes acontecimientos en Cuba y los intereses de Estados Unidos en la Isla.


El artista explicó: "Si le interesa mi casa y no me la puede comprar, es porque no se la quiero vender, ni tampoco se la quiero alquilar o arrendar. Entonces usted me encierra en mi casa, y no me deja salir para ir al supermercado, ni a la farmacia, ni al banco, y tampoco deja que me vendan los repuestos del carro o la moto, y aunado a esto, me cancelan las cuentas y tarjetas de crédito y ahorro. Al cabo de un tiempo mis familiares se van a desesperar, algunos escaparán por la ventana y usted desde afuera empezará a vociferar que soy un inepto para conducir las riendas de mi casa y que soy un dictador, que hago sufrir a mi familia, y entonces van a comenzar a decir que el gobierno de mi casa está en CRISIS y que los vecinos tendrán permiso para INTERVENIR y ECHARME con el propósito de atender la CRISIS HUMANITARIA de mi familia."


"Eso sí, nunca usted dirá que lo que le interesa es quedarse con mi casa. Y que por eso fue que usted me puso a mí en esta situación tan CRÍTICA ante mi familia", concluyó el exintegrante de Pink Floyd.


Waters, es uno de los músicos más activistas de la actualidad, participa además en una plataforma de apoyo al pueblo palestino. Recientemente, se pronunció en un acto en Nueva York, para apoyar la liberación de Julian Assange.


Fuente: Al Mayadeen


*Lic. Roberto Molina – Reside en La Habana, Cuba… Corresponsal de “Prensa Latina, Agencia Informativa Latinoamericana S.A.”: http://www.prensa-latina.cu - La Habana, Cuba - Miembro Fundador (MF) y Colaborador de la Agencia de Información ‘ArgosIs-Internacional’ en la Red: http://www.argosisinternacional.com - micuba2004@gmail.com


“La sociedad no puede ser enemiga de sí misma... Si un medio de comunicación no está aportando y contribuyendo a la elevación educativa, cultural y espiritual de todos sus miembros merece ser cerrada, así de simple... Debido a que la propiedad de los medios de comunicación no es la libertad de expresión de la sociedad”... ‘ArgosIs-Internacional’ es una Agencia de Información en la Red, de carácter social (POR AHORA) con sede en la Ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos; fundada en 1991… Web: http://www.argosisinternacional.com… Miembro de la ‘Federación Latinoamericana de Periodistas’ (FELAP)… Web: http://www.felap.info...


…Este Artículo, Declaración, Documento, Etc., seleccionado para su publicación, necesariamente no tiene que reflejar en su totalidad nuestra Línea Editorial… Nuestro propósito es establecer el vehículo de información que les permita a los demás formarse su propio criterio, especialmente en los acontecimientos políticos, económicos, etc., que inciden, directa y/o indirectamente, en cada uno de nosotros… "La educación y la instrucción no consisten en rellenar la mente de ideas ajenas, sino en estimularla para que produzca sus propias ideas"… Ahora les corresponde a ustedes hacer sus propias conclusiones… Participe y opine con razonamiento…


Pd.- Invitamos a revisar los Documento Legales de la Agencia de Información ArgosIs-Internacional: https://www.facebook.com/pg/ArgosIsInternacional/photos/?tab=album&album_id=1603289693250542


Publicaciones Recientes