Asia: Vietnam: La Ruta Ho Chi Minh

ASIA: VIETNAM… ARGOSIS: MAYO 03 DE 2021


xLuis Manuel Arce Isaac (Cuba)

Prensa Latina

República de Cuba


Algunos amigos que leyeron mi croniquita por el 46 aniversario de la derrota de Estados Unidos en Vietnam, me pidieron que escribiera algún otro recuerdo de aquella epopeya.


Quiero contarles sobre “el pedacito” que conocí de la mística Ruta Ho Chi Minh por la cual se abastecía en lo fundamental desde el norte de Vietnam a las Fuerzas Armadas Populares de Liberación del sur.


PHOUMI VONGVICHIT


Cuando el Pentágono fue derrotado con sus ataques de los B-52 a Hanoi y Haiphong y el primer ministro Pham Van Dong citó a los pocos corresponsales que los cubrimos para felicitarnos en nombre del gobierno y el Buró Político del Partido, Walfrido y yo nos encontramos en uno de los pasillos a nuestro amigo laosiano Phoumi Vongvichit a quien había entrevistado en Hanoi y en La Habana.


Los más viejos deben recordar ese nombre porque fue el negociador público del Pathet Lao, su canciller, su cara pública internacional y alto dirigente del Neo Lao Haksat, quien llegó a ser, después de la victoria, ministro del Exterior, primer ministro y presidente de Laos, siempre fiel amigo de Cuba.


Cuando nos ve nos saluda con un abrazo, algo poco usual entre los indochinos, y enseguida nos pregunta qué planes tenemos. Realmente no teníamos ninguno. Le respondemos con una pregunta: “¿por qué?”.


“¿Les gustaría pasar un tiempito con nosotros en la zona liberada y tal vez un poquito más allá?”. ¡Imagínense ustedes! ¡Nos puso los caramelitos en la boca! Le respondimos que debía consultárselo a los vietnamitas.


“No hay problemas. Esperen aquí un minutico”, y salió hacia el salón donde se suponía que aun estaba Pham Van Dong. Al poco rato regresó con una amplia sonrisa que dejaba ver sus dientes grandes y cuadrados. “Ya está. Les ponen un jeep cuando gusten. Así que pongan fecha”.


Walfrido ni siquiera me dejó decidir. “Yo tengo lista la mochila. La demora es ponérmela en la espalda”. Vongvichit se río. Yo le dije que pusiera él la fecha. Acordamos que sería en esos días de fiesta de fin de año pues después de la paliza que le dieron a la fuerza aérea Estados Unidos no tendría B-52 para bombardear la Ruta Ho Chi Minh y se nos haría más fácil el camino.


Así lo hicimos. La travesía era subyugante, un privilegio jamás imaginado. Salimos de Hanoi montaña arriba rumbo a Dien Bien Phu donde siempre he creído que empezaba la famosa ruta, y esa fue la gran primera emoción experimentada, pero en medio de una gran tristeza.


Toda la región de combates, las famosas colinas asaltadas a puro coraje de donde sacaron al cuerpo expedicionario dirigido por el general Henri Navarre, estaba abandonado y comido por la maleza. Si Vo Nguyen Giap hubiera pasado ese día por allí, seguramente habría llorado.


Según tengo entendido hoy está restaurado el museo, algo que me cuentan porque lamentablemente nunca más en mi vida fui a Indochina y me dicen que nada tiene que ver con la que amé tanto. Si vas, no la conoces, me aseguran, y así lo creo.


Aunque realmente no había bombardeo de los B-52 si los había de los Phamton, F-111A y otros tácticos, que seguían con los ataques de saturación y por cuadrícula -pero realmente a ciegas- a toda la región de la montaña Day Truong Son, que llega hasta el sur y una longitud superior a los mil 100 kilómetros. La ruta Ho Chi Minh debe tener el doble por la cantidad de desvíos y terraplenes alternativos.


La anécdota es que la orden era que todos los vehículos podían transitar solamente de noche y con los faros delanteros y luces traseras apagados para tratar de no ser captados por la aviación. Lo único que se permitía era poner una extensión con un bombillo debajo de la carrocería de jeeps y camiones de manera que se proyectara un tenue haz de luz hacia los costados que permitiera ver la línea del desfiladero para no caer al vacío.


El temor y la zozobra eran muy grandes y de mucha angustia pues a cada rato veías algún camión militar a punto de caer al precipicio y aldeanos con búfalos y caballos intentando que no se despeñaran; llegaba un momento en que no sabías si era preferible correr el riesgo de que la aviación te detectara, para no morir en la caída desde algún desfiladero.


Todos los choferes, incluidos el de nuestro jeep, tenían la orden de manejar descalzos, según ellos, para que la vibración del pedal no les permitiera quedarse dormidos. Había tramos en lo que se formaban largas filas de camiones, pues en muchos lugares la propia topografía no permitía senderos alternativos como si sucedía en toda la ruta.


De todas formas, los aviones soltaban poderosas luces de bengala que ponían la noche como el día, y los aparatos que venían detrás bombardeaban, pero no a mansalva, porque recibían una respuesta de fuego inmediata. Ese era el pan de cada día en la ruta.


Solamente transitado por ella te podías dar cuenta por qué era un imposible acabar con la ruta Ho Chi Minh, y por qué la obstinación de los yanquis. En la ruta se concretaba o materializaba la consigna nacional de “Todo para el frente”.


Los vietnamitas decían que era un complejo de autopistas (terraplenes) y esa era la verdad. El otro hecho interesante es que toda esa red de caminos era ampliada a mano por mujeres, quienes además les daban mantenimiento y reparaban cuando la aviación enemiga acertaba a destruir algunos tramos. Eso solamente lo pueden hacer los pueblos.


La prensa habló muchísimo en esa época de la Ruta Ho Chi Minh a la cual achacaba que el poderío de acero, pólvora y dólares de Estados Unidos no pudiera acabar con el vietcong, como les decían peyorativamente a los combatientes de las FAPL, como Pathet Lao a los del ejército de liberación lao.


Les recuerdo solo un hecho histórico, trascendente, ocurrido en febrero de 1971 cuando el Pentágono lanzó la Operación Dewey Canyon II que los saigoneses denominaron Lam Son 719 con el objetivo de ocupar la localidad de Tchepone en plena carretera 9 de Laos, y cortar por allí la Ruta Ho Chi Minh, con lo cual pensaban aplastar al vietcong al impedir la llegada de suministros.


En mi libro Vietnam Tres batallas decisivas, esa de Tchepone es la segunda perdida por los yanquis. La primera los bombardeos de los B-52, y la tercera, por supuesto, la toma de Saigón. En ese texto acopio todos los detalles, los más mínimos incluso, de esa batalla, y demuestro que no fue una derrota de los saigoneses como el Pentágono intentó demostrar y sigue insistiendo en ello, sino en una deficiencia, insuficiencia y graves errores, de la inteligencia militar y de la CIA de Estados Unidos.


No se si las cinematografías vietnamita o laosiana han recreado esa batalla, pero sería muy recomendable que lo hicieran si no existe ya. ¡Cuántos años han pasado de la debacle de Navarre en Dien Bien Phu y los franceses todavía tergiversan los hechos!


LLEGADA A VIENG XAI


Finalmente llegamos a Vieng Xai, antesala de Xam Neua, que fungía como la “capital” de la zona liberada de Laos. Para quienes no lo sepan, de Vieng Xai viene el nombre de nuestra bella y talentosa primera ballerina y ahora directora del Ballet Nacional, Viengsay Valdés, hija de nuestro amigo y hermano Roberto, lamentablemente ya fallecido, y su esposa Clarita, los primeros diplomáticos cubanos en ese país quienes tienen la gloria de haber participado en el proceso de transición del régimen del príncipe Souphano Phuma, a su medio hermano Soupahnovoug, y la primera presidencia del Neo Lao Haksat como líder máximo y Vongvichit como ministro del Exterior.


Rindo honor a Roberto Valdés y Clarita y felicito de todo corazón a Viengsay, a quien conocí en el vientre de su mamá, por tener unos padres como ellos.


Bueno, sin más dilación. Solo quería que tuvieran una idea por arribita de lo que fue la Ruta Ho Chi Minh y el papel tan importante que jugó en la guerra. Walfrido y yo tuvimos algún tiempo viviendo en las cuevas donde ya hacía como seis u ocho años, quizás más, vivía nuestro amigo Vongvichit, y gracias a él conocimos y hablamos con Kaysone Phomvihane, Nouhak Phoumsavanh, Khamtay Siphandone y muchos oficiales y dirigentes del Neo Lao Haksat y allí, en las cuevas, quedó plasmada la invitación de ir a Vientiane en la victoria.


La promesa se cumplió en 1975 y gracias a ellos, y con el apoyo de Roberto y Clarita, pude participar como testigo excepcional del proceso de transición y de la derrota del imperialismo norteamericano en Laos, el título del libro que escribí en aquel entonces, con una edición de 13 mil ejemplares, y que más nunca en la vida volví a ver porque fui tan descuidado que ni siquiera guardé un ejemplar para mí. Perdonen. Esto me quedó más largo de lo que hubiera querido.


“La sociedad no puede ser enemiga de sí misma... Si un medio de comunicación no está aportando y contribuyendo a la elevación educativa, cultural y espiritual de todos sus miembros merece ser cerrada, así de simple... Debido a que la propiedad de los medios de comunicación no es la libertad de expresión de la sociedad”... ‘ArgosIs-Internacional’ es una Agencia de Información en la Red, de carácter social (POR AHORA) con sede en la Ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos; fundada en 1991… Web: http://www.argosisinternacional.com… Miembro de la ‘Federación Latinoamericana de Periodistas’ (FELAP)… Web: http://www.felap.info...


…Este Artículo, Declaración, Documento, Etc., seleccionado para su publicación, necesariamente no tiene que reflejar en su totalidad nuestra Línea Editorial… Nuestro propósito es establecer el vehículo de información que les permita a los demás formarse su propio criterio, especialmente en los acontecimientos políticos, económicos, etc., que inciden, directa y/o indirectamente, en cada uno de nosotros… "La educación y la instrucción no consisten en rellenar la mente de ideas ajenas, sino en estimularla para que produzca sus propias ideas"… Ahora les corresponde a ustedes hacer sus propias conclusiones… Participe y opine con razonamiento…


‘ArgosIs-Internacional’ es una Agencia de Información en la Red, de carácter social (POR AHORA) con sede en la Ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos; fundada en 1991… Web: http://www.argosisinternacional.com… Miembro de la ‘Federación Latinoamericana de Periodistas’ (FELAP)… Web: http://www.felap.info...


Pd.- Invitamos a revisar los Documento Legales de la Agencia de Información ArgosIs-Internacional: https://www.facebook.com/pg/ArgosIsInternacional/photos/?tab=album&album_id=1603289693250542...


Publicaciones Recientes