© 2019 ArgosIs-Internacional | Todos los derechos reservados.

Análisis: Necesidad de un frente común de lucha regional de las fuerzas Revolucionarias, frente al hegemonismo restaurador de la derecha proimperialista y neoliberal en América Latina

22/07/2019

 

ANALISIS… ARGOSIS: JULIO 20 DE 2019…

 

xAlfonso Alonso

Colaborador

ArgosIs-Internacional

 

El neoliberalismo fue impuesto como doctrina económica de dominación al servicio de las potencias imperialistas y sus transnacionales, a ello se añade la ofensiva ideológica global en los espacios tradicionales de dominación de las relaciones internacionales –bien sea la ONU, la OTAN, el FMI, el Banco Mundial, la Comisión Internacional de Derechos Humanos, o de la Energía Nuclear, etcétera-, contando para ello con el apoyo creciente de los medios de comunicación, las presiones militares, económicas, políticas y diplomáticas, por sólo citar las más recurridas. Se conformó lo que muchos han denominado un “Mundo Unipolar”, basado en la supremacía de la superpotencia norteamericana.

 

Pululan, desde entonces, la supuesta victoria histórica del Capitalismo Mundial; el fracaso y la inviabilidad de la opción socialista sobre su competidor exitoso; un código de conducta para los perdedores históricos, donde sólo se aprueba el buen comportamiento servil, las relaciones de vasallaje político y económico derivadas de posturas entreguistas en beneficio de las transnacionales y el segmento de la alta burguesía nacional y sus exponentes políticos de ultraderecha.

 

En el esquema de dominación de la nueva hegemonía mundial, los pueblos no cuentan, los intereses y recursos estratégicos de cada país se ofertan en subastas privatizadoras, las tradiciones más preciadas, el modo de vida, las culturas nacionales son pisoteadas por la masiva y depredadora acción del poder de los medios masivos de comunicación, al servicio de la dominación global imperialista. A ello ha contribuido el monopolio del desarrollo científico-técnico, el cual ha motivado que el Líder de la revolución cubana escriba en una de sus más recientes reflexiones lo siguiente:

 

  • “Nuestra época se caracteriza por el avance acelerado de la ciencia y la tecnología. Estemos o no conscientes de ello, es lo que determina el futuro de la humanidad, se trata de una etapa enteramente nueva. La lucha real de nuestra especie por su propia supervivencia es lo que prevalece en todos los rincones del mundo globalizado” (FidelCastro - 2012).

 

En esa coyuntura, que se venía mostrando tan adversa a la causa de la revolución socialista, la edificación del socialismo, el desarrollo de las luchas por la soberanía nacional de los pueblos del llamado Tercer Mundo o del Sur, y las causas ancestrales de los pueblos originarios, que les fueron arrebatadas desde la conquista colonial y se vieron compelidos a la más inhumanas políticas de marginación étnica y socio-clasista, para así ser doblemente explotados; todo ello no hacía presumible que la heroica resistencia de Cuba, podría salir airosa frente a los renovados esfuerzos de EEUU de profundizar el cerco económico y las agresiones de toda índole. Por otro lado, las llamadas izquierdas se esforzaban por alinearse al escenario global de dominación imperial con programas políticos que abjuraban de todo pasado y haciendo alianzas con sus otrora contendientes de derecha. Pocos partidos y movimientos de izquierda mantuvieron la vigilia revolucionaria y soportaron la trastrocasión de valores y las agresiones a que se vieron sometidas, en medio de la más desbastadora tormenta ideológica que la humanidad haya conocido.

 

Parecía entonces que todo el acervo teórico legado por descollantes pensadores: Filósofos, Historiadores, Economistas, Sociólogos, Políticos, etcétera; no encontraban sujeción alguna en la nueva realidad global que el Imperialismo le brindaba al mundo. Un no rotundo a la vigencia del ideario de los padres fundadores de cada país o región geográfica. El pensamiento y la vida de los grandes humanistas y revolucionarios del mundo se puso en tela de juicio en eventos académicos, medios de comunicación y en las reuniones oficiales o declaraciones de los principales políticos de las potencias hegemónicas.

 

En el contexto ya descrito subyacía la innata rebeldía de los pueblos, sus mejores tradiciones de lucha, la sabiduría y el ejemplo de sus próceres independentistas, y las enseñanzas de siglos de dominación colonial y neocolonial que les hacía ver, cada día, la profunda huella dejada por el saqueo, la injusticia y la deuda social acumulada. Así se fue manifestando, desde la cimiente de los pueblos, la recomposición de fuerzas que dieron origen a los movimientos sociales en diversas latitudes del planeta. Ellos nacieron con la vertebración de políticas, que no por ser nuevas, tanto por los métodos utilizados, dejaron de tener presente los ancestrales problemas de los pueblos originarios, en algunos casos, y los problemas de la defensa de los recursos naturales y de las causas sociales asociados a los males que: como la pobreza, la falta de educación, salud pública, trabajo, oportunidades de crecimiento cultural, etc.; aquejan a los pueblos del Sur del planeta.

 

Nuestra región es testigo de todo lo anteriormente descrito. Ella se caracteriza por ser la de más desigualdad entre riqueza y pobreza, y donde la inequidad se nos presenta como expresión de la irracionalidad de los modelos de dominación aplicados por el capitalismo, desde el colonialismo hasta la actualidad. Sin embargo, las enormes riquezas que atesora desmienten cualquier intento de justificar el panorama socioeconómico y político vivido por los pueblos latinoamericanos y caribeños, después que realizaran la heroica hazaña de la conquista de la independencia política de la dominación colonial.

 

El análisis de la realidad latinoamericana actual debe ser contextualizado dentro de las tendencias objetivas del desarrollo de los procesos económicos y sociales contemporáneos, a escala global. Es inesquivable centrar nuestra atención en las consecuencias de la Globalización Neoliberal y en los efectos de la política especulativa –generadora de la llamada “Burbuja Financiera”-, cuyos centros de mando se localizan en las principales bolsas de valores. Tampoco se pueden obviar los efectos indeseados del irracional uso y abuso de los recursos naturales no renovables, dentro de los cuales se destacan los portadores energéticos –responsables de la contaminación ambiental y el cambio climático-, así como de los cambios en el ecosistema.

 

Por último, debemos añadir la amenaza de destrucción de la vida en el planeta, consecuencia de los problemas antes mencionados, y la posibilidad potencial de exterminio mediante una guerra con armas nucleares. Hoy, en pleno siglo XXI y luego de escuchar atentamente lo discutido en el Foro de Sao Pablo, efectuado en la Habana, Cuba nos queda claro que el imperialismo yanqui diera ¨lo que no tiene¨ por derrotar el ejemplo histórico que representa la existencia de la revolución cubana, su resistencia, desacreditar los valores y las ideas que defendemos y, sobre todo la certeza de la continuidad de ese ejemplo que, al decir del Presidente de los Consejos de estado y de Ministros, Cro. Días Canel Bermúdez, jamás Cuba defraudará la confianza depositada en ella, por parte de los revolucionarios de Nuestra América y de todo el Mundo. Y que juntos libraremos las nuevas batallas contra el hegemonismo imperial, el neoliberalismo, la contraofensiva de la ultraderecha (con sus políticas entreguistas, el uso cómplice de los medios de comunicación y de algunos traidores, vendidos por dinero); y los apetitos militaristas y depredadores de las potencias imperiales que no escatiman esfuerzos ni recursos para intentar dominar la justa rebeldía de los pueblos y sus anhelos de paz, libertad y desarrollo.

 

Necesitamos forjar un frente común de luchadores revolucionarios latinoamericanos en cada país y bajo la concertación de un programa de lucha donde los nuevos líderes de pueblo asuman el compromiso histórico de la lucha revolucionaria para bien de todos nuestros países.

 

Por eso este llamado estratégico a la unidad y al frente común de lucha, es la demanda principal de la declaración final del foro de Sao Pablo, que recién concluyó en La Habana, Cuba. La presencia de Fidel Castro y de Hugo Chávez se constituye en la compulsión ideopolítica en torno a la cual las fuerzas revolucionarias de los pueblos latinoamericanos y sus vanguardias políticas podrán actuar por nuevas victorias.

 

“La sociedad no puede ser enemiga de sí misma... Si un medio de comunicación no está aportando y contribuyendo a la elevación educativa, cultural y espiritual de todos sus miembros merece ser cerrada, así de simple... Debido a que la propiedad de los medios de comunicación no es la libertad de expresión de la sociedad”... ‘ArgosIs-Internacional’ es una Agencia de Información en la Red, de carácter social (POR AHORA) con sede en la Ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos; fundada en 1991… Web: http://www.argosisinternacional.com… Miembro de la ‘Federación Latinoamericana de Periodistas’ (FELAP)… Web:  http://www.felap.info...

 

…Este Artículo, Declaración, Documento, Etc., seleccionado para su publicación, necesariamente no tiene que reflejar en su totalidad nuestra Línea Editorial… Nuestro propósito es establecer el vehículo de información que les permita a los demás formarse su propio criterio, especialmente en los acontecimientos políticos, económicos, etc., que inciden, directa y/o indirectamente, en cada uno de nosotros… "La educación y la instrucción no consisten en rellenar la mente de ideas ajenas, sino en estimularla para que produzca sus propias ideas"… Ahora les corresponde a ustedes hacer sus propias conclusiones… Participe y opine con razonamiento…

Please reload

Publicaciones Recientes

¡Felicidades “ArgosIs-Internacional” en tu 28 Aniversario!!! (Nov./13/1991 – Nov./13/2019)

11/11/2019

1/10
Please reload

Please reload

Categorías