© 2019 ArgosIs-Internacional | Todos los derechos reservados.

 

MI LIBRO… ARGOSIS: MAYO 16 DE 2019…

 

xAleksandar Podunavac Milic* (Chile)

Director Regional General

ArgosIs-DRG Union Europea

 

Los acontecimientos que desembocaron en la desintegración de Yugoslavia y que relato con detalles en la sección: “Causa y efecto de la desintegración de Yugoslavia”, fue en definitiva lo que me convenció que debía mostrar al mundo la verdad de un pueblo, no desde la perspectiva de los reporteros y cadenas informativas. No desde los motivos entregados al mundo por la OTAN y USA. No desde los comentarios emitidos por analistas políticos que se arrogaban el derecho a opinar, sin siquiera conocer los orígenes del pueblo Yugoslavo.

 

Yo debería entregar al que quisiera leer, la verdad VIVIDA por mi familia, la que no está fundamentada en supuestos, en tergiversaciones diplomáticas, tendientes a enmascarar las verdaderas intenciones, sino en el día a día vivido en su patria.

 

La historia familiar y de Yugoslavia no se puede separar, desde el año 1914 hasta la fecha, están fundidas en una sola, debido a que mi familia vivió e hizo parte de los eventos que se produjeron en su patria y muchos de sus integrantes aún viven en Serbia. Si bien es cierto la historia de mi familia se remonta a los inicios de Serbia, cuando apareció el primer Podunavac, mis registros, con dificultad abarcan la historia familiar a partir del año 1914 y eso es lo que puedo narrar.

 

Mis hijos, mis familiares en Chile, no podrán entender al pueblo de sus orígenes, si no conocen quienes eran y de donde vinieron a los Balcanes, por eso, para ellos en primer lugar y para aquellos que les interese conocer y entender al pueblo eslavo he aquí un pequeño resumen:

 

“La teoría del origen común de serbios y croatas, o de la unidad nacional (croata, serbio: narodno jedinstvo; cirílico: народно јединство, aunque este término incluye también a los eslovenos) ha sido propugnada a lo largo de la historia desde diversos ámbitos historio gráficos, y está basada en la pertenencia de ambos, el pueblo croata y el pueblo serbio a una raíz común, los pueblos eslavos. Según la misma, y basándose en estudios históricos y etimológicos, ambos pertenecen al mismo grupo eslavo que, en el siglo VII, y con origen probable en el Cáucaso (sármatas) o Persia (iranios), se estableció en los Balcanes, donde darían origen a las modernas Serbia y Croacia.

 

Esta teoría de la unidad étnica fue defendida a principios del siglo XX por políticos como Svetozar Pribićević y constituyó un importante argumento para el proyecto de unificar a todos los eslavos del Sur en un mismo estado, lo que propició el surgimiento, en un primer momento, del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, y posteriormente de Yugoslavia”.

 

Lo anterior hecha por tierra las aseveraciones de personajes poco informados que piensan que los conflictos internos de Yugoslavia tienen origen en asuntos raciales, asegurando que son razas distintas y creo que a través de estas páginas queda absolutamente claro que estaban equivocados ya que todos los yugoslavos tienen un mismo origen, una misma raíz.

 

Los bosnios también son eslavos, del mismo origen que los serbios y croatas y que se establecieron a orillas del río Bosna, de donde tomaron su nombre, en resumen, todos los yugoslavos tienen un mismo origen, por tanto, TODOS sus conflictos son de orden religioso mayoritariamente y políticos en menor grado, por las razones expuestas en “Causa y efecto de la desintegración de Yugoslavia”.

 

Los orígenes de los yugoslavos están en Asia, de donde provienen, como se explica en este resumen:

 

Los orígenes.

 

“El nombre de Serbia (Srbija, o tierra de los serbios) le viene dado por sus más antiguos pobladores eslavos, los serbios (srbi), cuyo origen es incierto. De acuerdo con la Crónica de Néstor, historia del primer estado eslavo oriental, los serbios se encuentran entre los 5 primeros pueblos eslavos que fueron conocidos por su nombre moderno.

 

Se cree que los serbios son mencionados por primera vez por Claudio Ptolomeo en el siglo II, en su Geographia, para designar a los Serboi, una tribu que habitaba en Sarmacia, probablemente al norte del Cáucaso, junto al bajo Volga, o junto al Mar Negro. Contemporáneos de Ptolomeo, como Tácito y Plinio el Viejo (Naturalis Historia, VI) se refieren también a los Serboi en las inmediaciones del Cáucaso.

 

Una de las hipótesis más aceptadas es la de que los sorbios o sorabos (Serbja en alto sorabo) que habitan Lusacia comparten ascendencia con los serbios (en idioma serbio, sorbio se dice Lužički Srbi, o serbio de Lusacia). Según esta hipótesis, los eslavos Serboi que en el siglo V partieron del Cáucaso hacia Europa son los ancestros comunes de serbios y sorbios, que se dividieron en dos grupos. Uno de los grupos (los antepasados de los serbios), conocido como los serbios blancos (beli Srbi), emigró a los Balcanes hacia 610-626 encabezado por el Arconte Desconocido. Por su ayuda al emperador Heraclio en sus luchas contra los ávaros, éste les permitió establecerse en un área de la provincia de Macedonia, próxima a la actual ciudad griega de Servia. Posteriormente, se produjo su expansión hacia el norte”.

 

Historia.-

 

“Las culturas de Vinča y Starčevo fueron las primeras civilizaciones neolíticas en la zona que hoy ocupa Serbia, entre el VII y el III milenio A.C. El yacimiento arqueológico más importante de esta época es Lepenski Vir. Las más antiguas civilizaciones paleo balcánicas que habitaron la zona antes de la conquista romana, llevada a cabo en el siglo.

 

I A.C., fueron los ilirios, tracios, dacios y celtas. Los celtas construyeron muchas fortificaciones, y se les atribuye la fundación de muchas ciudades modernas en Serbia, como Kalemegdan (Singidunum, Belgrado). Los griegos llegaron en su expansión al sur de la Serbia moderna en el siglo. IV A.C., alcanzando el punto más septentrional del imperio de Alejandro Magno. La Serbia contemporánea comprende (en total o en parte) las provincias clásicas de Mesia, Panonia, Praevalitana, Dalmacia, Dacia y Macedonia. La ciudad norteña de Sirmium fue una de las capitales del Imperio romano, durante la tetrarquía. También se han encontrado importantes vestigios en Viminacium. Al menos 17 emperadores romanos nacieron en la región que ahora ocupa Serbia.

 

Reinos medievales e Imperio serbio.-

 

En el año 395, el Imperio romano de Oriente, en el que estaba incluida la Península balcánica, se transformó en el Imperio bizantino. Entre el año 500 y el 700 comenzaron a llegar los primeros eslavos, procedentes del norte de los Cárpatos, hacia la región comprendida entre el Danubio y el Mar Adriático. Tras ayudar a los bizantinos contra intentos de invasión de los ávaros, y liderados por el Arconte Desconocido, los primeros protoserbios, procedentes de Sorabia, recibieron autorización por parte del emperador Heraclio para establecerse en la provincia de Macedonia, para migrar después hacia el norte.

 

Los serbios entraron a su territorio actual en el siglo VII, estableciéndose en seis delimitaciones tribales diferenciadas, que formaron estados ocasionalmente independientes, otras veces unidos:

 

Rascia/ Raška, actuales oeste de Serbia y norte de Montenegro.

Bosnia/Bosna. Actual centro sur y sureste de Bosnia.

Zachlumia/Zahumlje, oeste de Herzegovina.

Travunia/Trevinje, este de Herzegovina.

Pagania/Paganija, Dalmacia media.

Doclea- Zeta/Duklja-Zeta, predecesoras de Montenegro.

 

“Los primeros príncipes serbios registrados fueron Višeslav, Radoslav, Prosigoj y Vlastimir. En ese tiempo, el país había aceptado totalmente el cristianismo. En Zeta, hoy Montenegro, el Papa coronó al rey Mihailo en 1077, y concedió el título de Archidiócesis a la ciudad de Bar, con lo que los serbios alcanzaban autonomía religiosa. El hijo de Mihailo, Constantino Bodin, reclamó el trono en 1080, gobernando hasta su muerte en 1101.

 

Los gobernadores continuaron cambiando, y el país aceptó la protección del Imperio bizantino para mantener a raya a su enemigo, el Primer Imperio búlgaro. Serbia se liberó del Imperio Bizantino un siglo más tarde.

 

El primer estado serbio unificado apareció bajo Caslav Klonimirovič a mediados del siglo X en Rascia, uniendo a las tribus de Bosnia, Herzegovina, Antigua Serbia y Montenegro, e incorporando Pagania, Zachlumia, Travunia, Konavle, Bosnia y Rascia en Serbia. Sin embargo, la primera mitad del siglo XI vio la subida de la familia de Vojislavljevič de Zeta. Finalmente, a mediados del siglo XII predominó nuevamente Rascia con la dinastía de Nemanjič, que llevaron al Reino de Serbia a una edad de oro que duró por más de tres siglos. En uno de los pocos estados que no practicaban el orden feudal, los Nemanjič consiguieron para el reino una reputación política, económica y cultural elevada en Europa, y crearon un estado balcánico potente que tuvo su apogeo bajo el reinado del emperador Stefan Dušan a mediados del siglo XIV, antes de sucumbir finalmente al dominio turco otomano (con Zeta, como último baluarte, que cae finalmente en 1499). A principios del siglo XIV, los serbios vivían en tres reinos independientes: Doclea, Rascia y Sirmia.

 

Después de luchar por el trono con sus hermanos, Esteban Nemanja se hizo con el poder en 1166 y comenzó a renovar el estado en la región de Rascia. A veces con el patrocinio de Bizancio, y a veces en su contra, el Veliki župan (literalmente jefe de familia, equivalente a príncipe) Esteban Nemanja amplió su estado conquistando territorios en el este y el sur, anexionándose el litoral y la región de Zeta. Junto a sus tareas de gobierno, el Veliki župan dedicó esfuerzos a la construcción de monasterios, como el de Djurdjevi Stupovi y el de Studenica en la región de Rascia, y el de Hilandar en el monte Athos.

 

Esteban Nemanja fue sucedido por su segundo hijo Esteban I Nemanjič, mientras que dio el gobierno de la región de Zeta a su primogénito, Vukan. El hijo menor de Esteban Nemanja, Rastko, se hizo monje y tomó el nombre de Sava, poniendo todos sus esfuerzos en extender la religión entre su gente. Puesto que la Curia ya tenía ambiciones para extender su influencia en los Balcanes, Esteban usó estas circunstancias propicias para obtener su corona del Papa, convirtiéndose así en el primer rey serbio.

 

En Bizancio, su hermano Sava consiguió asegurar la posición autocéfala para la Iglesia serbia, y se convirtió en el primer arzobispo ortodoxo serbio. Así los serbios adquirieron ambas formas de independencia: temporal y religiosa.

 

La generación siguiente de gobernadores serbios, los hijos de Esteban I Nemanjič: Esteban Radoslav, Esteban Vladislav I y Esteban I Uroš marcaron un período de estancamiento de la estructura del estado. Los tres reyes fueron más o menos dependientes de alguno de los estados vecinos: Bizancio, Bulgaria o Hungría.

Reino de Srem.

 

En los lazos con los húngaros tuvo un papel decisivo el hecho de que Esteban Uroš I fue depuesto y reemplazado por su hijo Esteban Dragutin, cuya esposa era una princesa húngara. Más tarde cuando Dragutin abdicó en 1282 en favor de su hermano más joven, Esteban Uroš II Milutin, el rey húngaro Ladislao IV le dio tierras situadas al noreste de Bosnia, la región de Mačva, y la ciudad de Belgrado, mientras él conseguía conquistar y anexar tierras en el noreste de Serbia: así algunos de estos territorios pasaron a ser parte del estado serbio por primera vez, aunque como reino independiente. Se nombró al nuevo estado como el Reino de Srem. En ese tiempo el nombre Srem era una designación para dos territorios: Srem Alto (actual Srem) y Srem Bajo (actual Mačva). El reino bajo el gobierno de Stefan Dragutin era el Bajo Srem en realidad, pero algunas fuentes históricas dicen que Dragutin también gobernó Srem Alto y Eslavonia. Después de que muriera en 1316, el gobierno del nuevo reino de Srem recayó en su hijo, el rey Vladislav II, que gobernó hasta 1325.

 

Bajo el gobierno del hermano más joven de Dragutin, el rey Esteban Uroš II Milutin, Serbia se estabilizó a pesar de tener que combatir de vez en cuando en tres frentes diferentes. Milutin se inclinó al uso de un expediente diplomático medieval: los matrimonios dinásticos. 

 

Estuvo casado cinco veces con princesas húngaras, búlgaras y bizantinas. Es también famoso como constructor de iglesias, algunas de las cuales son los ejemplos más brillantes de arquitectura serbia medieval: el monasterio de Gračanica en Kosovo, la catedral en el monasterio de Hilandar en el Monte Athos, la iglesia de San Arcángel en Jerusalén etc. Debido a sus dotaciones, el rey Milutin ha sido proclamado como santo a pesar de su vida tumultuosa. Le sucedió en el trono su hijo Esteban.

 

Fue llamado Esteban Uroš III Dečanski. Tras extender el reino hacia el este ganando la ciudad de Niš y los condados circundantes, y hacia el sur en la Macedonia, Esteban Dečanski siguió el ejemplo de su padre construyendo el monasterio de Visoki Dečani en Metohija, el mayor ejemplo de arquitectura medieval serbia.

 

Imperio de Stefan Dušan.

 

Durante el mandato del emperador Esteban Dušan, llamado Silni (poderoso) el Imperio serbio cubría gran parte de las Yugoslavia y Grecia actuales. Dušan derrocó a su padre con la ayuda de la nobleza en 1331.

 

En los primeros años de su reinado, luchó contra el Imperio bizantino (1334), y la guerra continuó con interrupciones hasta su muerte en 1355. Se vio implicado dos veces en conflictos con los húngaros, derrotándolos ambas veces. Mantuvo la paz con los búlgaros, casándose con Helena, la hermana de su emperador, Iván Alejandro.

 

Nota. Todos los monasterios y el Kalemegdan existen hoy en Serbia y Kosovo y el Hilandar en Grecia, pero bajo la administración del Patriarcado Serbio. En el valle de Kósovo, de tan sólo unos cien kilómetros de largo, se encuentran 1300templos y monasterios de la Iglesia ortodoxa serbia de los siglos XII-XX, de los cuales más de 150 fueron demolidos o devastados por extremistas albano-kosovares a partir de 1999 (después de la entrada de la KFOR); entre ellos 61 son monumentos reconocidos por su valor histórico cultural y arquitectónico. A veces fueron simplemente minados y explotados por dichos extremistas, a pesar de estar nominalmente bajo protección de la KFOR. Durante el conflicto los monumentos, posteriormente declarados Patrimonio de la Humanidad, tampoco estuvieron salvos, varias veces puestos bajo fuego de artillería, como los famosos monasterios, o quemados, como la Iglesia de Nuestra Señora de Ljeviska. Todo esto comprueba que Kosovo es la cuna del pueblo serbio, por tanto usurpado por lo albaneses, con ayuda de la KFOR.

 

Dušan explotó la guerra civil bizantina, apoyando a Juan V mientras que Iván Alejandro lo hacía con Juan VI, aprovechándose ambos: Dušan conquistó todos los territorios bizantinos de los Balcanes occidentales hasta Kavala, a excepción del Peloponeso y Tesalónica. Se proclamó en 1345 emperador (tsar) en Serres, (Macedonia central) y fue coronado solemnemente en Skopje el 16 de abril de 1346 como "emperador de los serbios, griegos, búlgaros y albaneses" por el patriarca serbio Joanikije II, recién nombrado con la ayuda del patriarca búlgaro Simeón y del arzobispo de Ohrid, Nicolás. Previamente había elevado a la iglesia ortodoxa serbia de un arzobispado autónomo a patriarcado, asumiendo el control. Por esos actos fue excomulgado por el patriarca ecuménico de Constantinopla.

 

En 1349 aprobó el Dušanov Zakonik (Código de Dušan), un logro jurídico único entre los estados europeos de la época. El emperador abrió rutas de comercio nuevas y fortaleció la economía del estado. Serbia se convirtió en uno de los países más desarrollados de Europa, con una cultura floreciente. Se crearon algunas de las mayores obras de arte medieval durante este período, como el nomocánon de San Sava. El emperador Esteban Dušan duplicó el tamaño de su reino, tomando territorios al sur, sureste y este a expensas de Bizancio. Fue sucedido por su hijo Esteban Uroš V, llamado el Débil, un término que podría aplicarse también al estado del reino, que bajo su mandato se deslizaba lentamente en la anarquía feudal. Es un período marcado por el surgimiento de una nueva amenaza: el sultanato turco otomano que se extiende de Asia a Europa y conquista primero Bizancio, invadiendo a los estados balcánicos gradualmente.

 

Invasión turca.

 

Dos poderosos barones serbios, los hermanos Uglješa y Vukašin Mrnjavčevič, reunieron un gran ejército para rechazar a los turcos. Entraron en territorio turco en 1371 para atacar al enemigo, pero estaban demasiado confiados en ellos mismos: instalaron campamentos cerca del río Maritza, en la actual Turquía, y comenzaron a celebrar la invasión embriagándose. Durante la noche, las fuerzas turcas atacaron a los ebrios caballeros serbios y los condujeron al río. Muchos de ellos se ahogaron, otros murieron, y el ejército serbio fue aniquilado.

 

“Cuadro que representa la derrota Serbia en la batalla de Maritza.”

Los serbios vencieron a los turcos en la batalla de Pločnik en 1386. En la batalla de Kosovo en 1389, tropas comandadas por el príncipe Lazar, el gobernador regional más fuerte de Serbia en ese momento, mataron al sultán turco Murad I, pero sufrieron una derrota final que, según leyendas poco creíbles, se debió a la traición de Vuk Branković.

 

La Batalla de Kosovo definió el destino de Serbia, porque tras eso no tuvo ningún ejército capaz de enfrentarse a los turcos. Fue un período inestable, marcado por el reinado del hijo de Lazar, el déspota Stefan Lazarevič, que fue un caballero al estilo de la época, un líder militar e incluso un poeta. Junto a su primo Djuradj Branković (hijo de Vuk Branković) que le sucedió, trasladó la capital al norte, en la recientemente construida ciudad fortificada de Smederevo. Los turcos continuaron su conquista hasta que tomaron finalmente todo territorio de Serbia en 1459, cuando Smederevo cayó en sus manos, quedando como únicos territorios serbios libres algunas zonas de Bosnia y Zeta. Tras la caída del reino de Bosnia en 1496, el Imperio otomano gobernó Serbia durante casi cuatro siglos, estableciendo el Sanjak de Smederevo como subdivisión administrativa.

 

(Kos es Mirlo en idioma serbio, por tanto Kosovo significa lugar de Mirlos)

 

Del siglo XIV en adelante, un número creciente de serbios empezó a emigrar al norte a la región hoy conocida como Voivodina, que estaba bajo el dominio del Reino de Hungría en ese momento. Los reyes húngaros apoyaron la inmigración de serbios al reino, y contrataron a muchos de ellos como soldados y guardias de frontera. Por lo tanto, la población serbia de esta región aumentó muchísimo. Durante la lucha entre el Imperio otomano y Hungría, esta población serbia intentó la restauración del estado serbio, pero en la Batalla de Mohács, el 29 de agosto de 1526, la Turquía otomana destruyó al ejército del rey húngaro checo Luis Jagellón, quien murió en el campo de batalla. Tras esta batalla, Hungría dejó de ser estado independiente y gran parte de su anterior territorio pasó a formar parte del Imperio otomano. Poco después de la Batalla de Mohács, el líder de los mercenarios serbios en Hungría, Jovan Nenad, estableció un reino en Bačka, norte del Banato y una parte pequeña de Sirmia (Estas tres regiones son ahora parte de Voivodina.) Fue un estado independiente efímero con la ciudad de Subotica como capital, donde el Jovan Nenad se coronó a sí mismo como emperador serbio. Aprovechándose de la situación militar y política sumamente confusa, los nobles húngaros de la región unieron fuerzas contra él y derrotaron a las tropas serbias en el verano de 1527. El emperador fue asesinado y el reino desapareció.

 

Guerras austro-turcas

 

Las potencias europeas, Austria en particular, combatieron contra el Imperio otomano, confiando en la ayuda de los serbios que vivían bajo el dominio turco. Durante la Guerra Austro – Turca de 1593 – 1606, los serbios se sublevaron en 1594 en Banat, y el sultán Murad III se vengó quemando las reliquias de San Sava, el objeto más sagrado para todos los serbios, respetado incluso por los musulmanes de origen serbio. Los serbios crearon otro centro de resistencia en Herzegovina pero, cuando Turquía y Austria firmaron la paz, fueron abandonados a la venganza turca. Esta secuencia de acontecimientos se volvió común en los siglos siguientes.

 

Durante la guerra entre el Imperio Otomano y la Liga Santa creada con el patrocinio del Papa (1683–1690), y que incluía a Austria, Polonia y Venecia, éstos incitaron a los serbios a rebelarse contra las autoridades turcas y pronto las sublevaciones y las guerras de guerrillas se extendieron por todas partes de los Balcanes del oeste: Desde Montenegro y la costa dálmata hasta la cuenca del Danubio y la Vieja Serbia (Macedonia, Rascia, Kosovo y Metohija.) Cuando los austríacos comenzaron a salir de Serbia, invitaron al pueblo serbio a venir al norte con ellos a los territorios austríacos. Teniendo que elegir entre la represalia otomana y vivir en un estado cristiano, los serbios se dirigieron al norte liderados por el patriarca Arsenije Čarnojević.

 

Otro episodio importante en la historia serbia se desarrolló entre 1716 y 1718, cuando los territorios étnicos serbios situados desde Dalmacia, Bosnia y Herzegovina hasta Belgrado y la cuenca del Danubio, se convirtieron en campo de batalla para una nueva guerra austro-otomana, lanzada por el príncipe Eugenio de Saboya, en la que los serbios tomaron partido otra vez por Austria. Con la firma de un tratado de paz en Požarevac, los otomanos perdieron sus posesiones en la cuenca del Danubio, además del norte de Serbia y norte de Bosnia, parte de Dalmacia y el Peloponeso.

 

La última guerra austro-otomana fue la llamada Guerra de Dubica (1788 – 91), en la que los austríacos requerían que los cristianos en Bosnia se rebelaran.

 

Los imperios austriaco y turco no volvieron a combatir hasta el siglo XX en que marcó la caída de ambos.

 

Serbia moderna.

 

Serbia ganó su autonomía del Imperio otomano en el primer y segundo levantamiento en 1804 y 1815, aunque los turcos mantuvieron una guarnición en la capital, Belgrado hasta 1867. Aquellas revoluciones revivieron el orgullo nacional serbio, y les dieron esperanza de que su Imperio pudiera hacerse realidad nuevamente. En 1829 los turcos dieron la independencia completa a Grecia y a Serbia le fue dada una autonomía, que la hizo semi-independiente.

 

Aprovechando las revoluciones de 1848, los serbios del Imperio austriaco proclamaron la provincia autónoma serbia conocida como Voivodina serbia. Por una decisión del emperador austríaco, en noviembre de 1849 se transformó Voivodina en la provincia de la corona austriaca conocida como Voivodina de Serbia y Tamiš Banat (Ducado de Serbia y Tamiš Banat). Contra la voluntad de los serbios, se abolió la provincia en 1860, pero los serbios de la región lograron otra oportunidad de conseguir sus demandas políticas en 1918. Hoy esta región es conocida como Voivodina.

 

La guerra renovada contra los turcos en 1877 junto a Rusia, trajo la independencia total para Serbia y grandes ganancias territoriales hacia el sureste incluyendo Niš, que se convirtió en la segunda mayor ciudad de Serbia (Tratado de Berlín de 1878). Se proclamó el reino serbio en 1882 bajo el rey Milan Obrenović IV. En ese momento Serbia era uno de los estados que tenía su propia dinastía en el trono, (además del Imperio alemán, Italia, Gran Bretaña, y Austria-Hungría.) Sin embargo, millones de serbios aún vivían fuera de Serbia, en el Imperio Austro-húngaro (Bosnia, Croacia, Voivodina, Sandžak) y en el Imperio otomano (Serbia del sur, Kosovo, Macedonia).

 

Reino de Serbia.

 

El nuevo país, como la mayor parte de las tierras balcánicas, dependía económicamente de la agricultura, con poco de industria o infraestructura moderna. La población total alcanzó la cifra de un millón a principios del siglo XIX, y 2,5 millones en 1900, cuando Belgrado tenía a 100.000 habitantes, Niš 24.500 y media docena de otras ciudades entre 10.000 y 15.000 cada una.

 

La política interna giró en gran parte en torno a la rivalidad dinástica entre las familias Obrenović y Karadjordjević, descendientes respectivamente de Miloš Obrenović, (reconocido como príncipe heredero en 1829) y Karadjordje Petrović, líder de la rebelión de 1804 pero muerto en 1817, según se afirma por orden de Miloš. Los Obrenović dirigieron el estado emergente entre 1817 y 1842 y de nuevo entre 1858 y 1903, los Karadjordjevići entre 1842 y 1858 y después de 1903.

 

El tema dinástico se mezcló en parte con divisiones diplomáticas más amplias que existían en Europa; Milan Obrenović, alineó su política exterior con la de la vecina Austria-Hungría a cambio del apoyo de los Habsburgo para su coronación como rey. Los Karadjordjevič se inclinaron más hacia Rusia, consiguiendo el trono en junio de 1903 tras un sangriento golpe de mano dado por oficiales del ejército hostiles al dominio de los Habsburgo sobre sus vecinos eslavos del sur.

 

La oposición serbia a la anexión al Imperio Austro-húngaro de Bosnia-Herzegovina en octubre de 1908, trajo una grave crisis europea: La presión alemana y austro-húngara forzó a Rusia para obligar a Serbia (31 de marzo de 1909) a aceptar la anexión, pero comprometiéndose a defenderla de cualquier amenaza futura a su independencia.

Siguiendo la independencia de Bulgaria (octubre de 1908) y un movimiento exitoso por oficiales del ejército griego (agosto de 1909) para conseguir un gobierno nacionalista, Serbia se unió a estos dos países y su vecina Montenegro, poblada de serbios, para invadir Macedonia en octubre de 1912, reduciendo la Turquía europea a una pequeña región alrededor de Constantinopla (Estambul).

 

Bulgaria falló en su intento posterior (julio de 1913) de conseguir de sus aliados el territorio que le habían prometido al principio (véase Guerras de los Balcanes) y a la alarma de los Habsburgo porque Serbia doblase su territorio se agregó el resentimiento búlgaro al haber sido denegada su parte de las ganancias territoriales.

 

Serbia en la Primera Guerra Mundial.

 

El 28 de junio de 1914, el asesinato del príncipe heredero austro-húngaro Francisco Fernando de Austria y su esposa Sofía Chotek en Sarajevo, sirvió como un pretexto para la declaración de guerra austro-húngara a Serbia, hecho que marca el principio de la Primera Guerra Mundial, a pesar de la aceptación del gobierno serbio (el 25 de julio) de casi todas las demandas de Austria-Hungría.

 

El ejército serbio al mando del mariscal Radomir Putnik defendió el país y ganó varias batallas, pero lo vencieron las fuerzas de los Imperios alemán y austro-húngaro y de Bulgaria, y debieron retirarse del territorio nacional marchando a través de las montañas albanesas hasta el Mar Adriático.

 

El 16 de agosto la Triple Entente formada por Francia, Inglaterra y Rusia prometió a Serbia los territorios de Sirmia, Bačka, Baranja, del este de Slavonia, Bosnia y Herzegovina y Dalmacia oriental como una recompensa tras la guerra: Habiéndose recuperado en Corfú, el ejército serbio volvió al combate en el frente de Tesalónica junto con otras fuerzas de la Entente que formaban Francia, el Reino Unido, Rusia, Italia y los Estados Unidos. En la Primera Guerra Mundial, Serbia tuvo 1.264.000 bajas, un 28% de su población que representaba el 58% de los varones.

 

Reino de Yugoslavia.

 

En 1918 nació el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, que once años más tarde pasaría a llamarse Yugoslavia. Se trataba de una monarquía constitucional federada, bajo la dinastía de origen serbio de los Karadjordjevič. Montenegro se sumó al nuevo Estado en noviembre de 1918, por resolución de su Asamblea Nacional. Esta primera Yugoslavia duró hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando la invadió el ejército nazi.”

 

Se puede observar que no fue fácil crear Yugoslavia, muchos millones de eslavos murieron durante más de mil años de luchas, para formar una nación libre y soberana.

 

No se puede negar que Serbia fue bastante abusadora con los croatas, durante el reinado de Aleksandar Karadjordjevič, en donde no se respetaron los derechos constitucionales, se desconocieron acuerdos y por último se estableció una dictadura.

 

Todo esto, más los anhelos de independencia de croatas, contribuyeron a que se efectuara un atentado en Marsella, en donde los nacionalistas croatas liderados por Ante Pavelić asesinan al rey. Su hijo mayor Pedro de tan solo once años es coronado rey de Yugoslavia.

 

Asesinado el rey Aleksandar, se acentuaron los problemas y las divisiones entre serbios y croatas, comenzaron a aparecer los grupos nacionalistas, hicieron su aparición los partidos comunistas, que buscaban abolir la monarquía, el estado comenzó a reprimir con fuerza a los comunistas y a los separatistas Ustaša, croatas ultra nacionalistas liderados por Ante Pavelič, condenando a muerte a varios de ellos, en resumen el parlamento Serbio no tuvo la capacidad de buscar las fórmulas, para acabar con las necesidades de su pueblo, las que fueron utilizadas magistralmente por los comunistas, para levantar al pueblo en contra de la monarquía.

 

Lo anterior originó que no solo hubiera división entre croatas y serbios, si no que más grave aún, se dividieron las familias, entre monarquistas y republicanos en toda Yugoslavia.

 

Así, con esa cantidad de problemas, la segunda guerra mundial alcanzó a Yugoslavia. Los asesores del rey quien contaba con 18 años, fue prácticamente secuestrado por ellos y trasladado contra su voluntad, junto a su familia y algunos generales a Gran Bretaña, al iniciarse el ataque a Yugoslavia, por las fuerzas alemanas a las 02.00 am del 06 de Abril de 1941, sin haberle declarado la guerra.

 

La salida del rey Pedro, su familia y varios de sus generales, contribuyeron a ganar más adeptos para sus filas al partido comunista liderado por el croata Josip Broz Tito y a profundizar la división entre monarquistas y republicanos, acusando a la familia real de traidores.

 

El sorpresivo ataque alemán y su poderío militar, sumado a lo anticuado del armamento, a las rencillas internas y a la deserción masiva de Croatas del ejército yugoslavo, pasándose a las fuerzas alemanas, originó que Yugoslavia se rindiera el 17 de Abril de 1941 a las fuerzas del tercer Reich, después de 11 días de encarnizados combates.

El 13 de mayo de 1941, se empieza a reunir lo que quedó del ejército yugoslavo que no se quiso rendir al ejército alemán en un lugar llamado Ravna Gora (Monte Llano), ubicado en Serbia, liderados por el Coronel Dragoljub Mihajlovič. 

 

A los soldados se unen civiles patriotas serbios y conforman el histórico movimiento guerrillero Četnik, quienes han defendido Serbia a través de su historia.

 

En el monte Cer ubicado en la región del río Drina, también se reúnen soldados yugoslavos que no se quisieron rendir, liderados por el capitán Dragoslav Račič a las que se unieron mis familiares: El abuelo Marko Podunavac y tres de sus hijos, Nikola, Josip y Milan mi padre.

 

Tomaron parte en las batallas de Loznica, el 31 de Agosto de 1941, esta ciudad fue la primera que fue liberada después de la invasión alemana en el mundo.

 

Lucharon en la batalla de Krupanj el 01 de Septiembre de 1941. Posteriormente,   participaron en la batalla de Šabac, ciudad en donde la esposa de mi padre tenía un restaurant. También vivían allí, la abuela Julka y los hermanos menores de mi padre, quienes huyeron de sus tierras en Podravski Sokolac, cuando empezó la guerra, para estar todos juntos y en territorio Serbio, lejos del peligro que representaban los croatas.

 

El 28 de Septiembre de 1941, participan en la batalla de Gornji Milanovac, en esta batalla pierde la vida el abuelo Marko, sus hijos lo entierran en una tumba cavada junto al muro de la iglesia del lugar, aun hoy existe un recordatorio que señala el lugar donde descansa el viejo guerrero en ese lugar. El juramento hasta dar la vida si fuera necesario, echo a su patria fue cumplido con honor en el campo de batalla. Mi padre cuenta que, al avanzar hacia el centro de la ciudad, el abuelo recibió una bala que le entró por el estómago y le salió por la espalda, se encontraban separados por unos 20 metros, por tanto, vieron a su padre herido, pero que seguía avanzando y disparando, cuando le dieron alcance vieron con horror que el abuelo tenía un orificio en la espalda, un poco sobre el riñón derecho, en donde cabía un puño.

 

El abuelo los observo y sonriendo, les dijo: “Dormiré tranquilo hijos míos, la tierra de mi amada Serbia me cubrirá”.

 

El día 04 de octubre mi padre y sus hermanos, toman parte en el ataque a los alemanes en la ciudad de Kraljevo, en esa ciudad, antes de retirarse las fuerzas alemanas, fusilan a 1.738 hombres y 19 mujeres de entre 15 y 70 años.

 

Después que mi padre fuera hecho prisionero a mediados del año 1942, lo que narraré en la tercera parte de este libro, al tío Nikola lo degollaron los Ustaša en Bosnia en 1943 y al tío Josip, lo fusilaron los partisanos en Užice también en 1943, no se sabe el lugar en que se encuentran enterrados, la noticia de ambas muertes, las conoció mi padre a través de un serbio que llegó al campo de Mathausen en donde estaba prisionero mi padre.

Entre octubre y diciembre de 1941, debido a las represalias llevadas a cabo por los alemanes, por ataques de los Četnik, en donde fusilaban 100 personas por cada soldado alemán muerto y 50 por cada herido, fueron fusilados alrededor de 30.000 serbios, incluso, en Kragujevac, cuando faltaron personas, sacaron a niños de las escuelas y los mataron.

 

En Croacia, se declara la independencia, toma el poder el nacionalista croata Ante Pavelić, se unen a las fuerzas alemanas y se da comienzo a la mayor y más salvaje limpieza étnico religiosa conocida, explicada con detalles en la sección “Causa y efecto de la desintegración de Yugoslavia”. Arremetiendo también en contra de los integrantes del partido comunista croata.

 

“Josip Broz, "Tito", conocido por su título militar Mariscal Tito, fue un político y militar croata, jefe de Estado de Yugoslavia desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta su muerte a los 87 años.

 

Tito fue el principal arquitecto de la segunda Yugoslavia, una federación socialista, que duró desde la Segunda Guerra Mundial hasta 1991. A pesar de ser uno de los fundadores del Kominform, fue también el primero (y único que tuvo éxito) en desafiar la hegemonía soviética. Fue partidario de la vía al socialismo independiente (a veces denominado "comunismo nacional" o "titoísmo"), y uno de los principales fundadores y promotores del Movimiento de Países No Alineados, así como su primer secretario general. Como tal, apoyó la política de no alineamiento entre los dos bloques hostiles en la Guerra Fría.

 

Su régimen ha sido acusado del asesinato de prisioneros de guerra y limpieza étnica, además de democidio y confiscación de bienes contra italianos, alemanes y húngaros de Yugoslavia.

 

Josip Broz Tito nació el 7 de mayo de 1892 en Kumrovec, Croacia-Eslavonia (actual Croacia), por entonces parte del Imperio austro-húngaro, en un área llamada Zagorje. Fue el séptimo hijo de Franjo Brozovič y Marija Javeršek. Su padre era croata, mientras que su madre era eslovena. Su familia era campesina, pero no de las más pobres del lugar. Después de pasar sus primeros años con su abuela materna en Podsreda (actualmente Eslovenia), entró en la escuela de primaria de Kumrovec, la cual dejó en 1905. Recibió escasa educación formal.

 

En 1907, fuera del ambiente rural, empezó a trabajar como aprendiz de cerrajero en la ciudad de Susak. Allí comenzó a interesarse por el movimiento obrero y celebró su primer Día Internacional de los Trabajadores el 1 de mayo del mismo año. En 1910, se hizo miembro de la Unión de Trabajadores de la Metalurgia y el Partido Socialdemócrata de Croacia y Eslovenia. Entre 1911 y 1913, Broz trabajó por breves periodos en Kamnik, Eslovenia, Cenkovo, Bohemia, Múnich y Mannheim, las dos en Alemania, donde trabajó para la fábrica de automóviles Benz. Más tarde fue a Viena donde trabajó en Daimler como conductor de pruebas. En todos estos trabajos demostró interés por el mundo sindical, acudiendo a manifestaciones y formando parte de huelgas por los derechos de los trabajadores.

 

Se cree que a los 20 años se casa con Marusa Novakova y tienen un hijo, Leopard Novakov, pero este hecho no está plenamente comprobado.

 

En otoño de 1913 fue reclutado por el Ejército austro-húngaro y alcanzó el grado de sargento mayor. Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial es enviado a Ruma. Lo arrestaron en la prisión de Petrovaradin por realizar propaganda contra la guerra. A finales de 1914 combatió en el frente serbio. En 1915 es destinado a Galicia, en la Europa central, para luchar contra Rusia. Estando en Bukovina un proyectil de un obús le hiere el omóplato en marzo de ese año.

 

En abril los rusos capturan a todo su batallón. Broz pasa unos meses en un hospital a causa de su herida, y luego es trasladado a un campo de trabajo en los Montes Urales. Organizó manifestaciones entre los prisioneros de guerra, lo que le valió volver a ser arrestado. Más tarde escapó justo antes del estallido de la revolución de octubre y se alistó al Ejército Rojo en Omsk, Siberia. No participó en la revolución. En 1919 ingresa en el Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, que más tarde se transformaría en el Partido Comunista de la Unión Soviética. En 1920 regresa a la nueva Yugoslavia, casado con una ciudadana rusa. Durante los cuatro años siguientes trabajó como gerente de una fábrica de harinas en Croacia y se afilió al partido comunista yugoslavo. En 1924 es elegido para un cargo local del Partido Comunista Yugoslavo, ilegalizado desde 1921.

 

En los siguientes años Tito organiza distintas manifestaciones y pronuncia discursos, lo que le costó estar en la cárcel desde 1928 a 1933, tras haber sido denunciado por un informador de la policía y haber pasado antes dos cortos periodos de prisión. Tras ser liberado en 1934, infringió de inmediato la orden de permanecer en su localidad natal y volvió a ser buscado por la policía. De sus muchos sobrenombres como activista "Tito" resulta ser el definitivo, y aparece por primera vez en el congreso del partido en Viena en 1934. En esta época trabajó como enlace del comité central, exiliado en Austria, y sus camaradas en Yugoslavia, cruzando a menudo la frontera de manera ilegal. Viajó a Moscú para informar sobre el partido al Comintern y más tarde por Europa occidental con misiones para el partido.

 

En 1936, cuando se encontraba en París, colaboró con la oficina de reclutamiento en la rue Lafayette, para las Brigadas Internacionales que apoyaron a la Segunda República Española durante la Guerra Civil. Ese año envió un informe negativo al NKVD sobre el secretario general del Partido Comunista de Yugoslavia, Milan Gorkič, a quien acusó de traidor y trotskista, y que un año después fue ejecutado en Moscú.

 

En 1940 fue nombrado secretario general del Partido Comunista yugoslavo y regresó a Zagreb. En este periodo continuó la política del Komintern de Stalin, criticando el fascismo en Italia y el nazismo germánico.

 

Después de que Yugoslavia fuera invadida por las fuerzas del Eje en abril de 1941, los comunistas fueron de los primeros y de los más radicales en organizar un movimiento de resistencia. Tito se hallaba en Zagreb y se trasladó el 8 de abril de 1941 a Belgrado con documentación falsa. El 10 de abril, el Politburó del Partido Comunista de Yugoslavia se reunió en la capital y decidió comenzar la resistencia, nombrando a Tito como Jefe del Comité Militar del PCY poco después (27 de junio de 1941). El mismo día del ataque alemán a la Unión Soviética el Comintern solicitó ayuda para defender la URSS a todos los partidos comunistas, dando prioridad a la guerra frente a la revolución.

 

El 22 de junio del mismo año, un grupo de 49 hombres atacó un tren militar alemán cerca de Sisak; así empezaron los primeros alzamientos antifascistas en la Yugoslavia ocupada por los nazis.

 

El 4 de julio, Tito realizó una llamada pública para la resistencia armada en contra de la ocupación nazi-fascista. Como el comandante supremo del Ejército Popular de Liberación y Separación Partisana de Yugoslavia, los partisanos fueron protagonistas de una gran campaña de guerrillas y comenzaron a liberar partes del territorio. El propio Tito se trasladó al campo con las tropas partisanas partiendo de la capital el 18 de septiembre de 1941, haciéndose pasar por alemán.

 

En los territorios liberados, los partisanos organizaron comités populares para que actuasen como gobiernos civiles que en diversas ocasiones ejecutaron arbitrariamente a opositores. Tito fue el más importante líder del Consejo Antifascista de Liberación Nacional de Yugoslavia (AVNOJ), el cual fue convocado en Bihać el 26 de noviembre de 1942 y en Jajce el 29 de noviembre de 1943. En estas dos sesiones se establecieron las bases de la organización posterior a la guerra dentro del país, concibiéndolo como una federación (república confederal) y nombrando a Tito como mariscal de Yugoslavia, primer ministro y ministro de Defensa. El 4 de diciembre de 1943, mientras la mayoría del país estaba aún ocupado por el Eje, Tito proclamó un Gobierno democrático provisional.

 

Como líder de la resistencia, Tito fue el principal blanco de las fuerzas del Eje en la ocupación yugoslava. Los alemanes estuvieron muy cerca de capturar y matar a Tito al menos en tres ocasiones: en 1943 durante la ofensiva Fall Weiss y en la operación subsiguiente, la ofensiva Schwarz, en la que fue herido el 9 de junio de 1943. El 25 de mayo de 1944, Tito apenas logró evadir a los alemanes después de la Operación Rösselsprung fuera de su cuartel general en Drvar.19 El 3 de junio de 1944 fue temporalmente evacuado a Bari, pasando pronto a la isla de Vis.19

 

Durante los primeros tiempos de la Segunda Guerra Mundial, las actividades partisanas no fueron directamente apoyadas por los Aliados occidentales. Estos, en un primer momento, prefirieron apoyar a las fuerzas Četnik, leales a la monarquía serbia, dirigidas por Draža Mihajlovič, ya que eran de orientación contraria al comunismo. La identidad de Tito permaneció desconocida para los Aliados occidentales y para el propio gobierno yugoslavo en el exilio hasta finales de 1942, creyéndose al comienzo que se trataba de un agente soviético.”

 

Queda absolutamente claro que efectivamente Tito era un agente ruso, su misión era instaurar el comunismo en los Balcanes, con el objeto de crear un bloque comunista de importancia que viniera a llenar las expectativas de Rusia.

 

La prioridad de Tito era derrocar la monarquía, pero el ataque alemán a Rusia, lo obligaba a cambiar esos planes. La prioridad era ahora atacar a los alemanes, para desviar fuerzas alemanas y de esa manera cumplir con la llamada de auxilio que Rusia emitió.

 

Tito no disparó ni un solo tiro en Croacia, en contra de los alemanes, toda su campaña la hizo en Bosnia, Herzegovina y Serbia.

 

En este punto es donde se producen todos y cada uno de los hechos que posteriormente contribuirían al desmembramiento de Yugoslavia en el año 1990, tan magistralmente utilizados por la OTAN.

 

Los motivos que crearon el ambiente más enrarecido en la historia de Yugoslavia, entre el año 1934 y 1945, es porque se entrelazaron los asuntos étnico religiosos y también el político partidista, todos ellos en un saco, lo que originó, no solo la limpieza étnico religiosa efectuada por los croatas, sino también, las divisiones entre familiares por razones políticas en toda Yugoslavia.

 

Yugoslavia estaba en guerra con Alemania, pero también había una guerra civil entre tres fuerzas:

 

Los Ustaša, (Alzados) ultra nacionalistas croatas, liderados por Ante Pavelič, estaban aliados con el Eje, eran pro nazi y anti comunistas.

 

Sus intereses eran: Ser independientes, étnico religioso puros, es decir, sin otras etnias religiosas habitando en sus territorios y además eran anti comunistas, sus enemigos eran: serbios, bosnios ortodoxos y comunistas, incluyendo comunistas croatas.

 

Los Partisanos (Los del partido) eran comunistas lideradas por el croata, Josip Broz Tito, sus fuerzas estaban integradas por yugoslavos comunistas sin excepción.

 

Sus intereses eran: Expulsar a los alemanes, aplastar la monarquía, e instaurar un gobierno comunista pro Ruso en los Balcanes, sus enemigos eran: Alemanes, nacionalistas croatas Ustaša y los Cetnik (fuerza militar monarquistas, mayoritariamente serbias).

 

Los Četnik (Compañía militar) liderados por el general Dragoljub Mihailovič eran nacionalistas pro monarquía, defendían al pueblo serbio y al gobierno institucional del rey Pedro II.

 

Sus intereses eran: Expulsar a los alemanes junto a los Ustašas e impedir que los comunistas se tomen el país, sus enemigos eran: Alemanes, croatas Ustaša (No todos los croatas eran Ustaša) Bosnios pro Ustaša y los comunistas partisanos liderados por Tito.

 

Tito, en su calidad de croata, tuvo una idea genial, para debilitar a los serbios, principales defensores de la monarquía, por tanto, tomó a sus partisanos y fueron a guerrear a territorio serbio y esto tenía un doble propósito ya que, por cada alemán muerto, los alemanes fusilaban entre 50 y 100 personas dependiendo del grado militar, tomadas al azar, todos serbios, de este modo mataba alemanes y con las represalias alemanas ayudaba al extermino del pueblo serbio.

 

Las represalias alemanas en contra de la población, por los ataques de la resistencia yugoslava hicieron que el comandante Mihailovič detuviera en diciembre de 1941 los ataques en gran escala a los alemanes, para que estos no siguieran asesinando a civiles indefensos.

 

Mihailovič y Tito se reunieron y le pidieron que dejara el territorio Serbio en manos de las fuerzas Četnik y que él y sus partisanos fueran a luchar a Croacia si es que querían, pero que no permitirían que siguieran matando alemanes en Serbia porque su población estaba siendo exterminada.

 

Tito no acepto el acuerdo y se declararon la guerra. Comenzó entonces un periodo en Yugoslavia de violencia atroz, de hermano contra hermano, a tal punto, según cuenta mi padre, muchas veces se gritaban entre ellos “He! za koga se boris ti” ( He! por quien luchas tu) a tal grado de confusión llegaba el asunto en Yugoslavia.

 

Los actos de venganza lo pagaban los civiles y aquí no se puede obviar la verdad, TODOS, se vieron envueltos en limpiezas étnicas y partidistas. Se mataron entre hermanos, padre a hijo, todo un holocausto invadió Yugoslavia en aquellos obscuros días.

 

Los enclaves en Bosnia, Herzegovina, Krajina y Kordun, sufrieron masacres provocadas por musulmanes a serbios y croatas, por Ustašas croatas a serbios y musulmanes y por serbios a musulmanes y croatas en general.

 

Los Četnik optaron por proteger a la población serbia no comunista, de los ataques de los Ustašas y musulmanes bosnios y detener el avance comunista de Tito. Los alemanes pasaron a segundo lugar de importancia.

 

Mihajlovič determinó que la principal amenaza para el reino de Yugoslavia la constituía Tito y sus comunistas, por tanto, había que detenerlos.

 

Mihajlovič aguardaba entre tanto, el desembarco aliado y que cuando se produjera, sería fácil expulsar a los alemanes de su territorio.

 

Los Četnik, se dedicaron entonces, después de la batalla de Kraljevo a resguardar a la población serbia de los enemigos internos y a rescatar aviadores aliados derivados en Yugoslavia, logrando salvar a muchos cientos de pilotos. Prueba de ello se encuentra en libro “Los 500 olvidados” y la medalla póstuma entregada por el gobierno de Harry Truman al comandante Draza Mihailovič en el año 1948.

 

El servicio de inteligencia de Tito, llamado Ozna comenzó a entregar información tergiversada a los aliados, que tenían relación con que los Četnik, colaboraban con las fuerzas alemanas en contra de los intereses aliados, lo que no era totalmente efectivo ya que los Ćetnik a partir de la batalla de Kraljevo, dejaron de atacar a los alemanes, para salvaguardar a la población serbia. La negativa de los partisanos a abandonar los ataques que provocaban miles de víctimas, por las represalias alemanes en contra de los civiles, obligaron a los Ćetnik a unirse esporádicamente a las fuerzas italianas, estacionadas en Montenegro, quienes los proveían de armas y pertrechos, para expulsar a los partisanos de sus territorios y de esa manera proteger al pueblo serbio.

 

Los italianos no estaban en total acuerdo con los alemanes, debido a que no todos eran fascistas y contra viniendo las ordenes de los alemanes en orden a combatir y no prestar ayuda a los Četnik, estos si le prestaron ayuda en pertrechos y armamento, sin importarles que a veces sirvieran para atacar alemanes. Lo cierto es que italianos y serbios lucharon contra los comunistas de Tito, como ejemplo de ello está la batalla de Neretva.

 

Los aliados cayeron en la trampa hábilmente preparada por Tito, Rusia también presionó para que el mando del gobierno provisional recayera en su principal agente en los Balcanes y lo lograron.

 

Los aliados retiraron su apoyo a los Četnik en el año 1943, los italianos, después de no cumplir con el plan, en la batalla de Neretva, dejaron expuestos a los Četnik quienes son destrozados entre partisanos y alemanes, como aparece en el siguiente articulo: 

"La Batalla del Neretva (en serbio: Bitka na Neretvi), también conocida como Operación Weiss por su nombre clave alemán, o Cuarta Ofensiva Enemiga (en serbio: Četvrta neprijateljska ofenziva)”.

 

“En la literatura yugoslava, fue una campaña de principios de 1943 de las fuerzas del Eje para tratar de acabar con la insurgencia en los territorios del Estado Independiente de Croacia, principalmente de las unidades partisanas. La campaña se desarrolló entre enero y abril de 1943 y resultó un fracaso al no alcanzar el Eje los objetivos fijados. El objetivo del Eje era la eliminación de la insurgencia en el Estado Independiente de Croacia, entre Zagreb y la frontera de Montenegro. La diferencia de opiniones sobre la situación en el territorio, con los alemanes tratando de eliminar a partisanos y Četniks mientras los italianos preferían colaborar con estos para tratar de aniquilar a los primeros, llevó a continuos roces entre entre ambos aliados y a una coordinación deficiente de las operaciones. La habilidad del mando partisano, la debilidad de las unidades Četniks destinadas a cubrir un frente crucial de la operación y la falta de un respaldo decidido de los italianos a estas hizo fracasar la campaña y permitió la supervivencia de las fuerzas de Tito, aunque muy debilitadas por el duro castigo.

 

Contrarios a los tratos con los Četniks, los alemanes prohibieron a los Ustašas llegar a más acuerdos con sus unidades, mientras exigían a los italianos una postura firme contra ellos (31 de enero de 1943), de acuerdo a lo pactado entre Löhr y Cavallero a comienzos de enero.25 El relevo de Cavallero al frente del Alto Mando italiano, Vittorio Ambrosio, hostil a los alemanes, se negó a desarmar inmediatamente a las tropas Četniks y dio órdenes a sus subordinados de impedir la entrada de los alemanes en Herzegovina.A mediados de febrero la operación, que se convertía cada vez más en un enfrentamiento civil entre partisanos y Četniks, parecía que iba a terminar con el triunfo de los primeros, que escaparían del asedio del Eje. Un intento de contraofensiva Četnik fue vetada por los alemanes y poco después la retirada de las fuerzas italianas obligó a los Četniks a seguirlas, fracasando así su intento de unir sus fuerzas del sur con las de la Bosnia occidental. El 15 de febrero de 1943, tras la expulsión de los partisanos de sus territorios en la Bosnia occidental, se dio por concluida la primera fase de la operación.

 

Por su parte, Berlín, que seguía viendo a los Četniks como un peligro potencial en caso de desembarco Aliado en los Balcanes, se decidió a ocupar las minas de bauxita de la zona de Mostar, teóricamente en la zona de influencia italiana, ante la concentración de fuerzas Četniks en la región. A comienzos de marzo, tras fracasar los intentos de obligar a los italianos a retirar o desarmar a los Četniks de la zona, los alemanes enviaron a la 7.ª División de Montaña SS Prinz Eugen a la región minera. Mientras, las tropas Četniks, unos 6000 hombres, mantenían un comportamiento anárquico, hostigando a las guarniciones Ustašas e intimidando a los mineros, para disgusto de los alemanes. En la primera semana de marzo, apreciando la debilidad de los partisanos, atrapados al norte del Neretva, Mihajlović y sus lugartenientes decidieron concentrar sus fuerzas para hacer frente a un posible ataquealemán, que se preveía próximo.El nuevo mando italiano se mostraba además contrario a continuar la cooperación con los alemanes en lo que era su zona de ocupación, negándose Robotti el 8 de febrero de 1943 a participar en la segunda fase de Weiss. Los militares italianos se oponían a la entrada de tropas alemanas en Herzegovina y deseaban conservar sus tropas, no emplearlas en costosos enfrentamientos con las fuerzas de Tito siguiendo objetivos trazados para beneficio de los alemanes. Hitler trató de lograr el apoyo de Mussolini el 25 de febrero de 1943 tanto para continuar la operación como para desarmar definitivamente a los Četniks. Mussolini, con dudas, acabó cediendo y ordenó al Alto Mando italiano cooperar con los alemanes.Tito llegó a tratar de pactar con los alemanes a mediados de marzo un alto el fuego temporal que le facilitase concentrar sus fuerzas contra Mihajlović. Los alemanes, incapaces de detener entonces el avance partisano, veían en la propuesta de Tito una manera de eliminar a Mihajlović, uno de los objetivos de la operación Weiss. Italianos y croatas también veían con buenos ojos la propuesta. Berlín, sin embargo, prohibió la cooperación o acuerdo con los partisanos (29 de marzo de 1943) y preparó nuevas ofensivas contra ellos y los Četniks para mayo (la operación Schwarz). El alto el fuego oficioso duró, no obstante, cerca de 6 semanas, que permitieron a Tito centrarse en los combates con los Četniks.

 

Mientras tanto, los partisanos habían logrado tomar Nevesinje el 23 de marzo de 1943 y, ante la constante retirada de las fuerzas italianas sin las que los Četniks eran incapaces de resistir, continuaban su avance. A mediados de marzo, las fuerzas de Đurišić habían sido incapaces de detener a los partisanos cerca de Foča por la falta de apoyo italiano, y se habían visto forzadas a retirarse hacia el río Drina, tratando de impedir el paso de las tropas de Tito hacia Serbia y el Sandžak. A finales de mes Đurišić contaba con unos 4500 hombres pero, ante la nueva retirada de los italianos, que decidieron además evacuar la mayoría del Sandžak, sus suministros peligraron, y a mediados de abril sus tropas habían menguado hasta los 3000 hombres. El resto de abril ambas fuerzas combatieron por el control de la zona. Los italianos habían decidido desde finales de marzo que preferían desviar el avance partisano hacia las posiciones de Mihajlović que permitirles acercarse hacia la costa, a la vez que, reducían sus suministros a los Četniks."

 

Sin armas y con escasas municiones, los Četnik se hicieron fuertes en el río Drina, dejando a su merced a los enclaves serbios repartidos por el territorio, finalmente fueron derrotados.

 

Los Četnik cometieron el error de confiar en los italianos, si no hubiesen seguido sus órdenes en la batalla de Neretva, habrían vencido a los partisanos, lo anterior les costó la derrota y condenaron a la mayoría yugoslava a soportar y sufrir la opresión comunista por largos años.

 

La venganza comunista se dejó sentir apenas terminada la guerra, en contra de todos aquellos que eran o fueron anti comunistas, no importando su etnia religiosa.

 

Los ingleses una vez más fueron los responsables directos de la muerte de al menos 300.000 yugoslavos e indirectamente de otros 900.000 que fueron eliminados en Yugoslavia por los comunistas de Tito entre el año 1945 y 1956. Cuando acabó la guerra, los aliados presionados por Rusia que era comunista, nombraron a Tito como presidente de Yugoslavia, que pasó a llamarse República Federal de Yugoslavia.

 

Se persiguió durante años a los serbios que se declaraban anti comunistas, los últimos Četnik que quedaron atrapados en Bosnia y que no pudieron escapar, porque no tuvieron a donde ir y que se calcula una cantidad de 30 mil, sin municiones, sin comida, fueron atacados y exterminados por las fuerzas de Tito a mediados del 1945, aunque la guerra ya había terminado.  Sin contar a los yugoslavos no comunistas que ejecutó en la masacre conocida como “La masacre de Bleiburg” que doy a conocer en el siguiente artículo:

 

“Asombrosamente, el Primer Ministro Winston Churchill, en cuanto se enteró que los ejércitos croata, serbio, esloveno y montenegrino, se habían rendido a sus tropas, ordenó que se los entregaran inmediatamente a los yugoslavos en la frontera, a pesar de que eso significase su exterminio. Así se produjo la masacre de Bleiburg.

 

Muchos balcánicos, según sabían los ingleses, se negarían a regresar en cuanto se enterasen de que iban a ser devueltos a Yugoslavia. Por eso se engañó a los generales croatas diciendo que se le invitaba a una conferencia sobre intendencia con los mandos británicos, a lo que accedieron gustosamente. Sin embargo, cuando se presentaron en el sitio citado se los detuvo y deportó. Descabezados los mandos, se marchó a por los soldados. Tristemente muchos soldados croatas opusieron resistencia y decidieron enfrentarse desarmados a los soldados británicos, siendo ametrallados por estos últimos, otros por el contrario prefirieron--suicidarse.

 

A partir del 20 de Mayo de 1945, todos los prisioneros balcánicos en Austria fueron entregados al Ejército Popular de Liberación Yugoslavo en la frontera. Desde el mismo momento en que cientos de miles cayeron en manos Titistas, se fusiló a unos cuantos y a continuación empezó lo que se conoció como las “marchas de la muerte”. Sin comida, ni agua, ni descansos, se hizo caminar hasta la muerte a los reos, sometidos a palizas, humillaciones y torturas. Las familias que marchaban con los soldados prisioneros, también recibieron castigos, incluso hasta violaciones a las mujeres.

 

Las mayores matanzas ocurrieron en la región de Bleiburg, de ahí el nombre “Masacre de Bleiburg”, pero lo cierto es que se efectuaron desde Austria hasta el Banato en Serbia. La mayoría de víctimas en torno a Bleiburg fueron de 16.000 de Četnik serbios y montenegrinos. En la primera parada de la ruta mortal que pasaba por la localidad de Kocevje en Eslovenia, se masacró a 30.000 nacionalistas eslovenos. Lo peor llegó en la región de Tezna, donde se exterminó masivamente a 80.000 croatas, de los cuales 50.000 habían sido soldados del Ejército Nacional Croata, mientras que los otros 30.000 eran civiles con un gran porcentaje de mujeres. Otros 14.000 Ustašas croatas de la Legión Negra fueron ejecutados en Maribor no mucho después. Alrededor de 30.000 croatas más se los ejecutó a mitad del recorrido, a estos les acompañaron 6.000 Četnik serbios que sufrieron el mismo trágico destino. Tampoco se salvaron los nacionalistas bosnios musulmanes de Bosnia-Herzegovina, que sometidos a burlas por su religión islámica se los mató sin piedad. Exiliados de Georgia que habían luchado con los balcánicos, tampoco se los perdonó, pues los yugoslavos ejecutaron sin más a 800 georgianos, a los que ni siquiera su condición de extranjeros pudo salvar. Terminando la ruta de la muerte que cruzaba Montenegro, varios miles de montenegrinos fueron asesinados delante de sus compatriotas. El tramo final fue Serbia y el Banato recién arrebatado a Rumanía, allí fallecieron más serbios, junto a algunos rumanos y húngaros.

 

Zagreb, capital de Croacia y sus alrededores contuvieron la mayor parte de las fosas comunes con 80.000 croatas y bosnios ejecutados. Las otras mayores fosas fueron Bleiburg y Maribor con 40.000 cada una, así como Kocevje con 30.000 o Huda Luknja con 25.000. El resto de fosas repartidas por el país albergaba entre los 8.000 y 1.000 muertos.

 

Fosas                                                                           comunes:

Zagreb =                                                                          80.000

Bleiburg =                                                                       40.000

Maribor =                                                                         40.000

Kocevje =                                                                        30.000

Saint-Vid =                                                                      25.000

Huda Luknja =                                                                16.000

Bjelovar =                                                                         8.000

Vrgin Most =                                                                    7.000

Kostenjevica =                                                                 7.000

Hrastkik =                                                                         7.000

Kravarski =                                                                       5.000

Backi Jara =                                                                     5.000

Nasice =                                                                           4.000

Sosice =                                                                           3.000

Lasko =                                                                            3.000

Kamnik =                                                                         3.000

Vrach =                                                                            2.500

Kranj =                                                                             2.500

Potudik =                                                                         2.000

Bezigrad =                                                                       2.000

Dubovac =                                                                       2.000

Cracano =                                                                        2.000

Patravski-Klostar =                                                        2.000

Butmir-Kasindon =                                                        2.000

Virovitica =                                                                     2.000

Reichelburg                                                                   1.000                          

 

Hasta Julio de 1945, fueron asesinadas en la Masacre de Bleiburg unas 300.000 personas. La mayoría de víctimas eran croatas, eslovenas, bosnias, serbias y montenegrinas. Un menor grado de víctimas fueron alemanes, italianos, cosacos, rusos blancos, húngaros, rumanos, españoles, georgianos, cisca cásicos, griegos, marroquís, argelinos y tunecinos. Claramente Bleiburg fue un crimen de guerra y contra la Humanidad de la Yugoslavia de Tito, pero sobre todo el último precedente ante la limpieza étnica que sufrirían los Balcanes a finales del siglo XX.

 

“Fueron enterrados en fosas comunes y no existen documentos de quienes eran, solo los hicieron desparecer.”

 

Extracto tomado de: 

Bibliografía:

Stéphane Courtois, El Libro Negro del Comunismo. “Capítulo 1. La Kommitern en acción”, Ediciones B (2010), p.-425-427…

Joaquín Bochaca, Los Crímenes de los Buenos, Ediciones Sieghels (2009), p.350-352… Carlos Caballero Jurado, Comandos en el Cáucaso. “El Batallón III/Bergman”, García His…Tito, una vez en el poder, cerró las iglesias, promovió el ateísmo, prohibió la palabra Četnik, declaró a los Četnik como traidores, los serbios no podían referirse a ellos como serbios, si no que debían decir que eran yugoslavos o si no iban a la cárcel….

Se inculcó a los niños que debían denunciar a sus padres si se hablaba en contra del gobierno, siendo en su inocencia causante del desaparecimiento de sus padres. Tito uso las escuelas para crear una generación de hombres y mujeres absolutamente concientizadas e incondicionales a él. Por nombrar algunas atrocidades cometidas por Tito…

 

*Aleksandar Podunavac Milic… (Mayo/16/1949)… Escritor… Analista… Especialista en transporte por carretera y logística… Jubilado… Lugar de residencia Chile… Libros escritos: ‘Serbia’, ‘La Otra Historia’, ‘Se puede bajar de manera gratuita desde Dropbox’… Director Regional General de ‘ArgosIs-DRG Unión Europea: argosisdrgunioneuropea@yahoo.com... Miembro de ‘ArgosIs-Internacional’: http://www.argosisinternacional.com

 

 “La sociedad no puede ser enemiga de sí misma... Si un medio de comunicación no está aportando y contribuyendo a la elevación educativa, cultural y espiritual de todos sus miembros merece ser cerrada, así de simple... Debido a que la propiedad de los medios de comunicación no es la libertad de expresión de la sociedad”... ‘ArgosIs-Internacional’ es una Agencia de Información en la Red, de carácter social (POR AHORA) con sede en la Ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos; fundada en 1991… Web: http://www.argosisinternacional.com… Miembro de la ‘Federación Latinoamericana de Periodistas’ (FELAP)… Web:  http://www.felap.info...

 

…Este Artículo, Declaración, Documento, Etc., seleccionado para su publicación, necesariamente no tiene que reflejar en su totalidad nuestra Línea Editorial… Nuestro propósito es establecer el vehículo de información que les permita a los demás formarse su propio criterio, especialmente en los acontecimientos políticos, económicos, etc., que inciden, directa y/o indirectamente, en cada uno de nosotros… "La educación y la instrucción no consisten en rellenar la mente de ideas ajenas, sino en estimularla para que produzca sus propias ideas"… Ahora les corresponde a ustedes hacer sus propias conclusiones… Participe y opine con razonamiento…

Please reload

Publicaciones Recientes

¡Felicidades “ArgosIs-Internacional” en tu 28 Aniversario!!! (Nov./13/1991 – Nov./13/2019)

11/11/2019

1/10
Please reload

Please reload

Categorías