México: Historia que debes conocer: Centenares de civiles armados ponen en jaque a los narcos de Mic


MEXICO… ARGOSIS: ABRIL 13 DE 2017…


xComité Solidaridad Dr. Mireles.

Blog Humanidad y Cosmos.


En el transcurso de un año, vecinos armados acabaron con la mitad de los narcos del estado de Michoacán, ante la indiferencia del Gobierno nacional, provincial y de los municipios que habían sido controlados por los narcotraficantes…

El líder de las autodefensas en Michoacán, es el Dr. José Manuel Mireles Valverde, natural del municipio de Tepalcatepec, la primera ciudad libre de narcos, afirmó 'Juré salvar vidas', por eso tomó las armas para extirpar el cáncer del crimen organizado.


El doctor tiene 55 años, 1,90 de altura, ojos verdes con mirada penetrante y bigote cano, es el líder mediático de un alzamiento que, en realidad, está controlado por un consejo de 30 personas, ganaderos y agricultores poderosos que se hartaron de tanta impunidad.

En un video subido al portal de videos YouTube el martes, dijo Mireles desde un lugar no revelado, que “ninguna de las autodefensas y comunitarios, va a desarmarse. Yo estoy a favor de que cuando nos entreguen las siete cabezas principales del crimen organizado y se restablezca el estado de derecho en todo Michoacán, entonces vamos a ver a dónde vamos a acomodar a la gente que por necesidad de salvar su vida tuvo que armarse".


Las autodefensas están más fuertes que nunca, siguen tomando pueblos -aunque los últimos, como Nueva Italia, tras duros enfrentamientos-, tienen cercado el principal bastión de los Caballeros Templarios, la localidad de Apatzingán (100.000 habitantes) y aseguran que no cejarán hasta limpiar todo el estado de 'narcos'.


"Las autodefensas no vamos a bajar las armas ni vamos a retirar la ayuda a los municipios que la pidan hasta no ver a los líderes criminales tras las rejas", indicaron ayer en un comunicado colgado en Facebook. "Queremos la aprehensión de los líderes de la delincuencia organizado y en ese entonces nos sentaremos a platicar con el Gobierno, pero mientras esto no suceda y no veamos resultados por parte del Gobierno, seguiremos ayudando a los pueblos a liberarse de criminales".


Según añadieron varios portavoces a la prensa local, su objetivo no es convertirse en policías sino que el Estado haga su trabajo y garantice la seguridad de todos los pueblos michoacanos.


Los grupos de autodefensa —que operan en 28 municipios—, la mayoría alrededor de Apatzingán, bastión del cártel templario, insisten en que no pueden regresar a sus pueblos “porque no se ha detenido a ninguno de los cabecillas de los Caballeros Templarios (entre ellos Servando Gómez, la “Tuta”), dijo Estanislao Beltrán, Coordinador general de las autodefensas integrante de las autodefensas de Buena Vista.


Recordó que su “objetivo principal, desde el inicio de la lucha, es limpiar de la delincuencia los 113 municipios” de Michoacán. “El crimen organizado tiene la capacidad de ir a buscarnos, sobre todo a nosotros los que somos coordinadores generales del movimiento; inmediatamente nos matan a nosotros, a nuestra familia, nos descuartizan”.


Y asegura: “En cuanto se detengan las cabecillas principales, que son tres, entonces sí podemos pensar en regresar”.


De médico a líder armado


José Manuel Mireles era un doctor normal; por las mañanas atendía enfermos en el pequeño hospital público de Tepalcatepec, Michoacán, y en la tarde ayudaba a otros pacientes en su consultorio particular antes de cenar con su familia. Esos días ya se fueron. Ahora el doctor cambió el estetoscopio por pistolas y un rifle de asalto, y algunos de sus pacientes son sus compañeros que resultan heridos en enfrentamientos armados.


El doctor, es hijo de un agricultor y un ama de casa, tiene tres hijos, y es considerado un hombre “valiente”, por sus compañeros. Sonríe poco, y cuando lo hace, suele ser para posar en una foto obligado, animar a los compañeros o como cierre de un comentario de tinte amargo. “Vamos a tratar de no morir”, dice antes de cada incursión.


Mireles -conocido también como "Papa Pitufo"- se ha convertido en el principal líder de los grupos de autodefensa de Michoacán, que surgieron para librarse del asedio de Los Caballeros Templarios, uno de los carteles más violentos de México según las autoridades. El fenómeno se expandió en los últimos meses: originalmente las autodefensas sólo operaban en dos municipios, y ahora se extienden en 19 municipios más, todos en el sur del estado de de Michoacán.


De hecho, el domingo se informó que el poblado de Nueva Italia fue el más reciente lugar que quedó bajo control de las autodefensas, quienes cada vez más estrechan el cerco a las zonas consideradas bajo el dominio de Los Caballeros Templarios. Mireles el 4 de enero sufrió un accidente aéreo cuando la avioneta donde viajaba aterrizó de emergencia. Inicialmente el doctor fue hospitalizado en Morelia, capital del estado pero luego, con la custodia de soldados y policías, fue enviado a Ciudad de México para su convalecencia.


Cansados de ser extorsionados y de la inseguridad


Mireles ha dicho que tomaron las armas porque era la única salida para protegerse de las extorsiones, secuestros y asesinatos de Los Caballeros Templarios. El cartel es una escisión de La Familia Michoacana, que surgió en 2006 después de romper su alianza con Los Zetas que controlaban el estado. Los Templarios se presentaron secuestrando empresarios, ganaderos y agricultores. Luego exigieron cuotas por cada tonelada de aguacate o limón que se cosechara, y después pusieron una tarifa de un peso por cada kilo de tortilla que se vendiera en la región de Tierra Caliente.


Pero luego la situación se agravó. En Tepalcatepec decenas de niñas sufrieron abusos sexuales por sicarios del cartel, y las familias que protestaron fueron asesinadas. "Llegaban a tu casa y decían: me gusta mucho tu mujer, ahorita te la traigo", recuerda Mireles. Un grupo de ganaderos decidió armarse y el 24 de febrero de 2013 cinco ciudades se levantaron al mismo tiempo contra la narco extorsión, pero sólo en tres lo lograron: Tepalcatepec, Buenavista y La Ruana. Arrestaron a decenas de Templarios que entregaron a la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR), pero a las pocas horas fueron liberados. En Coalcomán y en Apatzingán el levantamiento falló y fue sofocado con sangre por los Narcos que se hacen llamar Los Caballeros Templarios.


En ese momento nacieron los grupos de autodefensa. "Decidimos que estaba mal, que teníamos en contra al sistema de gobierno que nos debía defender", dice el médico. Al principio el armamento de Los Autodefensas era sólo de escopetas y viejos fusiles, pero cada narco que mataban en combate y cada casa de seguridad que descubrían, les fueron dejando un arsenal que ya es envidiable. También reconocen el generoso apoyo de la comunidad de emigrantes michoacanos en Estados Unidos.


Sólo dos meses después, otras cuatro ciudades se alzaron simultáneamente contra Los Templarios. Aquila, Aguililla, San José de la Montaña y la antes derrotada Coalcomán triunfaron en su cometido de autodefensa. El levantamiento de Los Autodefensas no fue gratuito, cuentan decenas de sus muertos y cientos los combates por toda la región conocida como la Tierra Caliente, en especial en Buenavista, donde han repelido decenas de contraofensivas de los Templarios de Apatzingán.


Las autodefensas de Michoacán


Quienes integran las autodefensas de Michoacán llevan chalecos antibalas, cajas de balas, cargadores extras, y van armados hasta los dientes con AK-47, rifles de asalto, pistolas de vistosas culatas, viejas escopetas. Armas de gran calibre (de uso exclusivo del ejército), requisadas a los narcos que han matado o han huido, dicen. Las otras son suyas, propias de cazadores. Alguno reconoce que también acudió al mercado negro. Dice uno de ellos que con lo que pagaba en extorsiones por una vaca se podía comprar un AK-47.


Algunos se cubren el rostro con un pañuelo, pero son los menos. Es una guerra a cara descubierta. La batalla tiene lugar 450 km al oeste de Ciudad de México. El enemigo es el cártel de Los Caballeros Templarios, uno de los grupos más sanguinarios de México que corrompe autoridades y se disputa la región, sobre todo, con el cártel Nueva Generación, del vecino Estado de Jalisco.


«Estuvimos años bajo su control, mataban a familias enteras, si no pagabas la cuota [extorsión] te colgaban, y todo con la complicidad de las autoridades», explica, rifle al hombro, un productor limonero de Tepalcatepec, el pueblo donde surgió el alzamiento el pasado 24 de febrero. «Después de tanto horror se nos acabó el miedo». Quizás por eso, afirma que le da igual que los Templarios ofrezcan 20.000 pesos (1.200 euros, el triple del sueldo mensual de un policía local) por cada una de sus cabezas. «Ahora tenemos algo por lo que morir: librarnos de ellos».


El paisaje es digno de cualquier destino turístico salvo por lo que esconde: cocinas de drogas, plantaciones de marihuana y amapola, fosas comunes (en una de las últimas, hallada en la frontera con Jalisco, aparecieron 67 muertos) y mucho miedo entre los pobladores. Las Autodefensas avanzan pueblo tras pueblo tiroteándose con los criminales dueños y señores de Michoacán ante la indiferencia de las autoridades corruptas. Se juntan hasta 26 vehículos llenos de vecinos armados y recorren los poblados. Al llegar a los poblados anuncian: «Somos los comunitarios, vénganse p'aca, vamos a levantar al pueblo», gritan. Entre árboles y rejas se adivinan ojos que poco a poco se acercan a escucharles. «Llegó la libertad», arengan. Horas después, tras darles algunos consejos y levantar una barricada para asegurar el sitio, se preparan para seguir avanzando. Desde que se alzaron en tres pueblos (Tepalcatepec, Buenavista y La Ruana), los grupos de autodefensa se han hecho con el control de 28 municipios de los 113 de Michoacán. Su organización es rudimentaria. Guardias durante las 24 horas. Enfrentamientos a muerte. «No existe entrenamiento, sólo coraje, y cuando se nos termine, se acaba todo», explica José Manuel Mireles, el carismático cirujano de Tepalcatepec convertido en cabeza visible del movimiento. El objetivo, asegura, es «hacer lo que las autoridades no hacen, limpiar Michoacán de criminales, que están infiltrados en el Gobierno». La moral es muy alta. «Nos llevó 12 años reunir el valor, pero después de pagar todo lo que nos pedían, empezaron a llevarse a nuestras mujeres y a violar a las niñas y devolvérnoslas embarazadas, dimos el paso. Sólo el pueblo podía defender al pueblo», afirma Mireles.


El Gobierno de Michoacán (del PRI), al que las autodefensas acusan de estar con los Templarios, vincula a este grupo con el cártel Nueva Generación. El doctor lo niega, aunque reconoce que en el pasado pactaron con el diablo. «Cuando estábamos invadidos por los Zetas, vino el cártel de La Familia Michoacana a ofrecer ayuda y el pueblo cometió el error de aceptar. Logramos expulsar a los Zetas, la Familia se dividió y aquí quedaron Los Templarios. Dijeron que sólo extorsionarían a los narcos pero apretaron tanto que cuando ellos no pudieron pagar, les ejecutaban. Luego, comenzaron con el pueblo».


«Sólo tres negocios, carniceros, tortilleros y ganaderos de Tepalcatepec (23.000 habitantes) daban a los Templarios 30 millones de pesos al mes (1,7 millones de euros)». «Ahora se acabó, por eso hay dinero», dice Mireles. En mayo de 2013, ante el incremento de la violencia, el Gobierno de Enrique Peña Nieto (también del PRI) desplegó en Michoacán 5.000 efectivos, reforzados en noviembre con otros 1.200. Fue lo más contundente contra el crimen organizado desde que llegó al poder, hace un año, pero los únicos cambios visibles son más patrullajes y el haber desarmado a varios cuerpos de policías locales, supuestamente, los más corruptos. El Gobierno también se comprometió a controlar a las autodefensas, un fenómeno que, según el ministro Luis Videgaray, «pone en riesgo el Estado de Derecho y a todo México».


Pero tal Estado de Derecho, según denunció el obispo de Apatzingán en una carta que le costó tener que desaparecer de la vida pública un tiempo, no existe. El religioso describe Michoacán como un «Estado fallido» disputado por cárteles que han sometido o comprado a autoridades y Policía, y donde la «incapacidad» del Gobierno para restablecer la ley hace que muchos pueblos se organicen para defenderse. Sólo en Michoacán las autodefensas dicen tener 15.000 hombres armados. En tanto que sus enemigos, Los Caballeros Templarios no suman más de 4000 hombres. El penúltimo municipio liberado es Parácuaro, colindante con Apatzingán, el gran bastión Templario. Los hombres del doctor fueron recibidos a tiros desde los tejados. Uno cayó muerto pero lograron tomar la alcaldía. Los enfrentamientos entre partidarios y detractores de las autodefensas continúan.


La lucha continúa


“Con o sin él, este movimiento va a seguir adelante”, decía el domingo Arturo Barragán, miembro de las policías comunitarias de Tepalcatepec, en el violento estado mexicano de Michoacán. Este vecino de 35 años se refería al estado de salud de Mireles después del accidente de avioneta sufrido el pasado 4 de enero, donde murió el piloto. La misma aseveración fue hecha días antes por la organización autodenominada Valor por Michoacán, que a través de redes sociales ha desmentido ya el abandono de las armas. Mireles, “El Doctor” para sus vecinos de Tepalcatepec, o el portavoz de las autodefensas de Michoacán-grupos de civiles armados- para los medios, fue dado de alta el domingo en un hospital privado de la Ciudad de México donde, se dijo, el Ejecutivo central lo cuidó como a un hijo. Fuentes próximas a él aseguran que el doctor ha sido trasladado “a un lugar desconocido” dentro del Distrito Federal.


Aunque un avión haya sido el último elemento que ha puesto su vida en peligro, Mireles lleva años esquivando la muerte. Además de su trabajo como cirujano, la lucha contra el narcotráfico, que secuestró a varios miembros de su familia, lo ha puesto contra las cuerdas en más de una ocasión. Mireles vivió en Sacramento, California, Estados Unidos, donde llegó a ser nombrado presidente de la Confederación de Clubes Michoacanos del PRD -el partido de la izquierda en México-, en California. “Desde esa plataforma pretendía ser diputado en el Congreso mexicano representando a los migrantes. Regresó a México en 2007 y no logró diputación”, según publicó el diario Reforma.


Hasta la fecha, las autodefensas han sido un aliado incómodo para la policía federal y el Ejército, que miran para otro lado a la hora de desarmar a una población que por ley, no podría llevar consigo semejante arsenal. En esta relación, Mireles actúa de intermediario, como uno de los líderes más dialogantes dentro de las autodefensas.


Apatzingán, el bastión de los narcos


El 22 de octubre de 1814, se decretó en Apatzingán la "Primera Constitución o Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana". Ahí mismo, Don José María Morelos dio lectura a los "Sentimientos de la Nación", en donde expresó el surgimiento de la nación mexicana, la supresión de las castas y se plasman los objetivos y contenidos ideológicos del movimiento independentista, que superó las aspiraciones del poder de los criollos para anteponer las del pueblo mexicano. Hoy se libra allí una nueva batalla por la libertad, o los narcos o los ciudadanos de Michoacán.


El 26 de octubre de 2013 las fuerzas de autodefensas trataron de entrar en la ciudad de Apatzingán, de cien mil habitantes y cuartel general de Los Caballeros Templarios. Es el núcleo económico de la violenta región de Tierra Caliente, donde los ataques han recrudecido en los últimos días, el doctor dirigió a un ejército de campesinos armados. La urbe, los recibió a golpe de granadas. Pese a ser consciente del peligro, Mireles mantuvo la calma después de los tiroteos en la plaza principal que dejaron heridos a cuatro civiles. Tras reuniones con las fuerzas de seguridad él prometió retirarse. Decidieron sitiar la ciudad tomando todos los municipios en poder de los narcos que la rodean.


“Tenemos mucho miedo, pero es que no hay de otra”, explica una habitante de Apatzingán. Pide que no se mencione su nombre. “Ellos [los miembros del crimen organizado] cobraban extorsión al campesino, al panadero, al carnicero. Mi hermana quiso organizarle a mi sobrina una fiesta de 15 años [tradicional en México] y tuvo que pedirles permiso hasta para eso. Lo que estamos viviendo es muy difícil, pero no hay de otra”.


El accidente


Decenas de policías y soldados vigilaron el hospital de la Ciudad de México donde el líder de los grupos de autodefensa de Michoacán, José Manuel Mireles Valverde, estuvo internado desde el domingo. Mireles sufrió un golpe en la cabeza y la dislocación de la mandíbula después de que la avioneta en que viajaba cuando regresaba de Guadalajara tuviera un aterrizaje forzoso en una carretera en La Huacana, un municipio serrano a 440 kilómetros al suroeste de la capital del país, la tarde del sábado 4 de enero. El pasado 4 de enero, José Manuel Mireles sufrió un accidente de avioneta que lo dejó inconsciente durante horas. El reporte de salud de Mireles es de traumatismo craneoencefálico, fractura en mandíbula derecha, traumatismo de tórax, multifracturas en los costados, contusión pulmonar y traumatismo cerrado de abdomen.


En medio de fuerte operativo de elementos de la Policía Federal (PF) y del Ejército Mexicano, el fundador de las Autodefensas de Tepalcatepec fue trasladado a un hospital de la ciudad México vía aérea para su mejor atención médica. Según la información oficial, Mireles Valverde y cinco personas más, integrantes de las también llamadas guardias comunitarias, viajaban a bordo de la avioneta con matrícula XB-MSA, que salió de la ciudad de Guadalajara, Jalisco a las 17:34 horas, con destino a Tepalcatepec, Michoacán, y al parecer por fallas mecánicas el piloto intentó un aterrizaje forzoso en inmediaciones de La Huacana, sufriendo el percance, y en el hospital comunitario de esa localidad se trasladaron a los tripulantes de la aeronave, uno de los cuales falleció, precisamente el piloto. El reporte de salud de José Manuel Mireles se reporta como estable y desde la noche del sábado la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) inició la Averiguación Previa Penal correspondiente, pero será la Procuraduría General de la República (PGR), la que realice las investigaciones pertinentes para conocer las causas precisas del accidente, según reportó el gobierno michoacano en su cuenta de twitter, mientras elementos del Ejército Mexicano inspeccionan la aeronave donde viajaba Mireles Valverde. El secretario de Gobernación [ministro de Interior], Miguel Ángel Osorio Chong, explicó el martes que había ordenado que se protegiera a Mireles porque “es una persona que ha lastimado a los cárteles, particularmente a los Caballeros Templarios (el grupo narcotraficante que domina la región)”. Osorio Chong dejó claro que, de ser necesario, el Gobierno de Enrique Peña Nieto estaba dispuesto incluso a pagar los gastos médicos. “Di la instrucción para que se le diera todo el apoyo”.


"El Gobierno sabe el riesgo que corre [Mireles] y de alguna manera lo están protegiendo para que no le vayan a llegar ahí, en donde está”, reconoció Hipólito Mora, jefe del grupo de autodefensas de La Ruana y, junto con Mireles, su líder más conocido. “Muchos funcionarios y presidentes municipales [alcaldes] no corren el mismo riesgo que Mireles porque él está en la mira de Los Caballeros Templarios”, comentó a medios locales. El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia, urgió al Gobierno a restablecer el Estado de Derecho y detalló que la aparición de estos grupos responde al "abandono" de las autoridades. "Cuando un gobierno decide abandonar el ejercicio de su función y dejar a la sociedad a la deriva, surgen estos grupos". No obstante, recordó que las guardias comunitarias "toman la justicia por su propia mano" y añadió que, con ello, "se ponen por encima de la ley". Mireles ya fue dado de alta del hospital y se recupera en un lugar desconocido. Las causas del accidente de avioneta aún se investigan.


Michoacán violenta


Michoacán ha sido uno de los puntos más álgidos de México desde el inicio de la ofensiva contra el narcotráfico en diciembre de 2006. El año pasado registró 990 homicidios, la cifra más alta desde 1998. Desde su aparición, a inicios de 2013, las autodefensas controlan 10 alcaldías y fuentes oficiales reconocen que tienen presencia en al menos 40 de los 113 municipios del Estado. A la violencia se añade una cierta inestabilidad política. Su gobernador Fausto Vallejo Figueroa (del Partido Revolucionario Institucional, PRI) debió separarse del cargo en abril de 2013 para tratarse de una enfermedad. Le sustituyó Jesús Reyna durante unos meses. El portavoz de Reyna, Julio Hernández, calumnió e injurió a Mireles en julio de 2013. Vallejo Figueroa regresó a la cabeza del gobierno de Michoacán en noviembre y recordó entonces que "todo el mundo debe someterse al Estado de derecho". Tras la toma de Parácuaro, el sábado pasado, el gobernador michoacano declaró que “el avance de las autodefensas las debilita”. En realidad, es al contrario, los que se debilitan son los narcos de Los Caballeros Templarios.


“Se molestan con cada municipio que se toma porque van perdiendo terreno”, aseguró a los diarios en una entrevista Hipólito Mora, líder de autodefensas en La Ruana. Todos los municipios y localidades desde Parácuaro hasta Nueva Italia están “levantados”, advirtió Arturo Barragán, uno de los líderes comunitarios en Tepalcatepec. “Se han levantado desde Parácuaro, Antúnez, El Ceñidor, Las Yeguas, todo hacia Nueva Italia. También estamos en La Huacana, Tancítaro, Pareo, Buenavista, Tepalcatepec, Coalcomán. Ahorita ya en Coahuayana, no en la mera cabecera municipal pero sí en las rancherías, la gente ya se levantó (en armas) en las orillas”, aseguró a los medios periodísticos. Del municipio de Coahuayana precisó que las comunidades con presencia de autodefensas son: Palos Marías, El Camalote, Achotán, Santa María Miramar, El Chorumo, y Zapotán. Quieren desarmar a las autodefensas Los grupos de autodefensa surgieron en febrero de 2013 en respuesta a, según se ha explicado, los abusos de Los Caballeros Templarios, el cartel del narcotráfico que domina la zona, productora de marihuana y metanfetamina y una parada estratégica en el trasiego de droga.


Al menos dos Estados mexicanos, Michoacán y Guerrero, están en gran medida en manos de las "autodefensas". Los grupos de civiles armados enfrentan al temido cartel de los Caballeros Templarios, muy fuerte en la costa del Pacífico mexicana. Estos grupos surgieron hace un año en estos dos Estados mexicanos en respuesta al fenómeno narco. El domingo tomaron la ciudad de Nueva Italia, en Michoacán, luego de horas de choques armados con los narcos. Luego del tiroteo, los civiles armados desfilaron con las caras cubiertas por el centro de la ciudad. Exhibían armas de guerra, como fusiles Kalashnikov AK-47 y M-16, y se movilizaban en decenas de camionetas y vehículos 4x4. Incluso detuvieron a miembros de la policía municipal, sospechada de complicidad con los narcos. En su avance las autodefensas hallaron barreras de vehículos quemados sobre la autopista que ingresa a la ciudad de Parácuaro, también en Michoacán. En Guerrero, en tanto, el 5 de enero las autodefensas hicieron una impresionante demostración de su poder de convocatoria al desfilar gran número de hombres armados por la ciudad de Ayutla. Conmemoraban su primer aniversario. Los narcos parecen haber decidido replegarse ante el avance de las columnas de autodefensas, dado que la resistencia que estas encontraron fue esporádica. El gobierno federal anunció hace dos meses que sus fuerzas de seguridad tomarían el control del puerto Lázaro Cárdenas, uno de los más importantes de México, localizado en Michoacán. El enorme puerto había sido tomado de hecho por los Caballeros Templarios. Estos no sólo lo usaban para mover drogas sino que también se habían apropiado del negocio de la exportación de mineral de hierro a China. El ministro Osorio aseguró que la toma militar de Lázaro Cárdenas fue un "duro golpe" contra el grupo criminal.


La última comunidad a la que ingresaron es Nueva Italia. Si bien hubo balaceras en la plaza principal y sus alrededores, es evidente que los Templarios no ofrecieron la resistencia que podrían haber desplegado. Apenas se informó de dos heridos en el bando de los autodefensas en Nueva Italia. El ministro de Interior, Miguel Ángel Osorio Chong, advirtió ayer que las autoridades federales perseguirán a las autodefensas, que obviamente están violando la ley y suplantando al Estado e incluso enfrentándolo, como se vio en Nueva Italia con el "arresto" de policías. Osorio hizo un llamado para que las autodefensas se disuelvan y regresen a sus lugares de origen. La posición del gobierno ante las autodefensas es sin embargo ambigua. Un legislador del Partido Verde que presenció el acuerdo entre el gobierno federal y el de Michoacán aseguró que el poder central busca que los miembros de autodefensas se unan a las fuerzas policiales. "A quienes ven una vocación, que realmente quieren a sus comunidades, se les hará la invitación para que se hagan policías", relató el diputado Ernesto Núñez.


Negativa al desarme


Mediante un comunicado, las autodefensas de Michoacán rechazaron el desarme. "Las autodefensas seguiremos en pie de lucha hasta no ver a los líderes criminales tras las rejas, queremos la aprehensión de los líderes de la delincuencia organizada y entonces nos sentaremos a hablar con el gobierno", dice el texto. "Nos levantamos en armas contra y por el narco; si el gobierno hubiese realizado bien su trabajo ¿qué necesidad tendríamos de hacer lo que hacemos? Era defendernos o morir a manos de criminales", afirmaron. La agencia alemana DPA confirmó que las fuerzas federales desbloquearon ayer carreteras y patrullaban el centro de Apatzingán. Las autodefensas "cuando menos son toleradas por las autoridades de seguridad de la región, que parecen haber quedado totalmente superadas". Las llamadas "policías comunitarias" tienen históricos antecedentes en México, "pero la actual ofensiva y las características del movimiento de autodefensa michoacano son inéditos", agregó la agencia alemana. Sus decisiones son tomadas en un Consejo de 30 personas que integran otros líderes comunitarios también, entre ellos Hipólito Mora, de La Ruana; Misael Hernández, de Coalcomán; Adalberto Fructuoso, de Aguililla; Justo de Chinicuila, “Leti”, de Aquila, y el ingeniero Ulises, de La Huacana.


Los integrantes de los grupos de autodefensa de Michoacán afirmaron a través de la cuenta de Twitter @valormichoacán que no iban a bajar las armas, ni a retirar la ayuda a los municipio que la pidieran. En la cuenta @valormichoacán, utilizada por comunitarios para externar sus consignas, afirmaron que no han visto “una reacción del gobierno para atrapar a los verdaderos criminales”. Firmado por el Consejo de Autodefensas Unidas de Michoacán, los integrantes de grupos comunitarios afirmaron que “queremos la aprehensión de los líderes de la delincuencia organizado y hasta entonces nos sentaremos a platicar con el gobierno.” Al respecto, Estanislao Beltrán, vocero de los autodefensas, afirmó en entrevista radiofónica: “No podemos decir que ya nos vamos para la casa porque atrás viene el crimen organizado y me va a descuartizar a mí y a toda mi familia, a todos mis hijos y cada uno de los que andan en la lucha.”


Lo que terminó con la paciencia de los habitantes de Michoacán no fueron las extorsiones sino el asesinato de una joven pareja de queseros porque no pudieron pagar mil dólares para que Los Templarios los dejaran cuajar su leche en paz. El matrimonio fue emboscado y acribillado. El cadáver desnudo de la mujer fue el festín erótico de los sicarios. De la necrofilia quedó constancia en un celular que decomisaron los policías comunitarios de Tepalcatepec poco después de que echaron al alcalde Guillermo Valencia por presunta complicidad con los gatilleros que controlaban la zona. "Era lo último que podíamos soportar", dijeron los autodefensas. La Comisión Nacional de Derechos Humanos informó que los grupos de autodefensas se ubican en 11 estados, de entre los que destacan Michoacán, Guerrero, Oaxaca y el Estado de México. Los estados que registran mayores grupos de defensa son Michoacán, Guerrero, Oaxaca y el Estado de México. En Michoacán se tiene un registro de 44 grupos de autodefensa que se ubican en 45 regiones, de 21 municipios en la zona de Tierra Caliente.


Los Caballeros Templarios


Hoy en día, han llegado a la región elementos del Ejército mexicano, Más de dos mil integrantes de las fuerzas federales de México patrullan hoy la zona de Tierra Caliente, en el estado de Michoacán, mientras altos mandos están reunidos en la presidencia municipal de Apatzingán. Lamentablemente, el despliegue militar no es contra el crimen organizado y para proteger a los habitantes, sino para desarmar a los comunitarios que “con sangre de compañeros” habían logrado erradicar la violencia poniendo en retirada a los narcotraficantes. La organización de Los Caballeros Templarios nació en diciembre de 2010 como escisión del cártel de La Familia Michoacana y anunciaron públicamente su aparición en marzo de 2011, desde entonces ha aumentado su poder en la región que fue frenado con la resistencia de los pobladores, que se armaron y crearon los grupos de Autodefensa.


Los líderes criminales de Los Caballeros Templarios son Enrique Plancarte "El Kikin" y Servando Gómez Martínez "La Tuta", quienes tras la supuesta muerte del líder de La Familia Michoacana, Nazario Moreno González "El Chayo", "El Macho Loco" o "El Más Loco", en diciembre de 2010, y la ruptura con Jesús Méndez Vargas, pretendieron apoderarse de la base social que La Familia cooptó en sus inicios. Tras la muerte del líder Nazario Moreno González, Jesús Méndez Vargas "El Chango Méndez", quiso quedarse al frente de La Familia Michoacana. Esto provocó el enojo de Enrique Plancarte "El Kike" y Servando Gómez Martínez "La Tuta", quienes decidieron formar su propia organización, quedándose con la mayor parte de ella. Este segundo grupo se autodenominó: Los Caballeros Templarios Guardia Michoacana. Y como líderes de la organización quedaron a el frente Servando Gómez Martínez "La Tuta", Dionicio Loya Plancarte "El Tío", y Enrique Plancarte Solís "El Kike"; como lugarteniente del grupo y operador financiero quedó José Samer Servin Juárez "El Inge" y Alfonso Chávez Ruiz; también quienes ocupan un puesto en la organización son Gregorio Abeja Linares "El güero", así como sus respectivos "Jefes de Plaza" en todo el estado de Michoacán. Todos estos cambios se hicieron después de la captura de José de Jesús Méndez Vargas "El Chango Méndez" y de Saúl Solís "El Lince".


El líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez, “La Tuta”, está incluido en la lista de los más buscados por la Fiscalía mexicana y por cuya captura se ofrece una recompensa de 1.700.000 euros. Gómez, uno de los fundadores de La Familia, decidió separarse de la organización a principios de 2011 para enfrentarse a José de Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango”, detenido posteriormente por la policía mexicana y quien se había unido a Los Zetas, sus acérrimos enemigos. El código de Los Caballeros es una reedición acentuada del manual que ya tenía La Familia, un sanguinario cártel surgido en 2006 que se ha caracterizado por sus crueles asesinatos. Los Caballeros Templarios tienen aproximadamente unos 4.000 miembros, de acuerdo a reportes publicados. Los Caballeros Templarios están aliados con el Cártel de Sinaloa, comandado por Joaquín “El Chapo” Guzmán, de acuerdo a funcionarios del Ejército y reportes publicados. Los Caballeros Templarios están ayudando a las fuerzas de El Chapo a luchar contra Los Zetas en diferentes partes del país, tales como Zacatecas, Jalisco y Guanajuato.


Los Caballeros Templarios también están aliados con el Cártel del Golfo (CDG), según reportes publicados. En meses recientes, los Caballeros Templarios enviaron un grupo de sicarios a Monterrey, Nuevo León, para ayudar al CDG en su lucha contra Los Zetas por el control de las rutas de trasiego de drogas y otras actividades criminales, según reportes publicados.


Los Caballeros Templarios se parecen a Los Zetas


Los Zetas se formaron en la década de 1990 para servir como brazo armado del CDG. Se separaron del este grupo en el 2010 para convertirse en su propia organización criminal. Los Zetas han crecido en tamaño y fuerza desde que se separaron del CDG. De la misma manera, los Caballeros Templarios se están “multiplicando, transformando y especializando. Su organización es horizontal, lo cual hace más difícil localizarla y combatirla”, dijo Eruviel Tirado, analista de seguridad en la Universidad Ibero Americana (UIA) de la Ciudad de México. “Es la evolución de Los Zetas”, dijo Tirado. “Los Caballeros Templarios han ampliado sus tentáculos hacia otras áreas, además del narcotráfico”. Los Caballeros Templarios son conocidos por adoctrinar a sus seguidores en una “escuela” establecida por el cártel, “así como por entrenar el liderazgo joven, sin escrúpulos, especialmente aquellos arraigados en la dinámica de la corrupción”, precisó Pedro Isnardo de la Cruz, analista de seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de la Ciudad de México.


Se calcula que solamente de Michoacán, los Caballeros Templarios ganan impunemente 74,6 millones de dólares por año. Respecto a la Familia Michoacana, ha ido perdiendo la influencia social que antes tenía, sus miembros son solo una pequeña porción que no estuvo de acuerdo con la “renovación” de lo que fue el cartel en un principio, liderado por Nazario Moreno, ahora sus máximos exlíderes controlan esta misma agrupación con otro nombre de Los Caballeros Templarios. A causa de esto la Familia Michoacana ha pasado de ser uno de los carteles más poderosos, a un grupo insignificante.


El 21 de junio de 2011, fuerzas federales detienen en Aguascalientes a Jesús Méndez Vargas alias "El Chango" uno de los últimos líderes principales del cártel de La Familia Michoacana. El 27 de junio del 2011, los restos de La Familia Michoacana colocaron narco carteles en varios municipios de Guerrero, donde destacó que: "Nazario Moreno González está vivo y que el gobierno sabe que eso es verdad, aunque lo den por muerto". También mencionan que "El Chayo es el líder de Los Caballeros Templarios".


El 11 de Octubre del 2011, Mario Buenrostro Quiroz, líder de la banda criminal de “Los Aboytes”, protegida por la Familia Michoacana, fue capturado por personal ministerial en el municipio de Zamora. Durante el interrogatorio menciona que Nazario Moreno no ha muerto, que es una estrategia, aunque nada de esto haya sido probado y al parecer es una manipulación de sus miembros para no desanimarlos. Para el gobierno federal, el cártel de La Familia está oficialmente desarticulado desde 2011.


Reglamento interno


Los Caballeros Templarios es uno de los grupos criminales más grandes, y toma su nombre de una orden militar cristiana religiosa de la Edad Media. El cártel de la droga sigue un código de conducta escrito por El Chayo. Los Templarios han distribuido ampliamente un código en el que pretenden dar a conocer sus principios de acción, sus reglas de conducta y formas organizativas. El pequeño cuadernillo, en el que el grupo se equipara falazmente con los antiguos guerreros de las cruzadas, fue distribuido casa por casa en algunos barrios populares de Morelia, la capital de Michoacán. En su código, de 25 páginas, articulado en 53 puntos, se asumen como una "orden" que ve la luz el 8 de marzo de 2011 con el propósito de "proteger a los habitantes del Estado libre, soberano y laico de Michoacán".


Además, advierten que todo aquel que entra al grupo, tras ser elegido por un "Consejo compuesto por los hermanos de mayor experiencia y criterio", no podrá abandonar "la causa", puesto que, según el cuadernillo, deben hacer un "juramento que se deberá respetar a costa de la propia vida". El Consejo, es el "órgano máximo conformado por los miembros de mayor experiencia", según queda asentado en su Código, de vigilancia obligatoria para todos los miembros de la orden criminal. Puntualizan que su labor es también una batalla ideológica. Además, se proponen respetar el voto de silencio.


La lealtad a "la orden" es la premisa máxima de sus miembros, pues se advierte que "quien traicione al grupo será castigado con la pena capital; además, se le decomisarán sus propiedades y sus familiares correrán la misma suerte", de ahí que la publicación distribuida cierre con la contundente frase: "Si, por desgracia yo traicionara mi juramento, ruego ser ejecutado por el templo y por sus armas”. Con ilustraciones de aquellos cruzados que defendieron la fe católica entre los siglos XII y XIV, el código de este grupo delictivo que asumió el control de actividades criminales en Michoacán, tras la desarticulación de La Familia Michoacana, detalla desde cómo se ingresa hasta cómo deben comportarse sus integrantes. Al pie de cada página o ilustración están inscritas frases como “Para los cobardes el futuro es incierto, para los valientes es la oportunidad que esperaban”.


El gobierno federal identifica a Los Caballeros Templarios como uno de los más violentos del país. Incluso, la SSP federal divulgó el domingo pasado una ficha técnica del grupo en la que se advierte que hacen uso de la violencia extrema como forma de control social. Además del tráfico de drogas hacia Estados Unidos, la agrupación es acusada de delitos como extorsiones, secuestros y homicidios. En Michoacán se ha llegado al punto de que el propio gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna García, nombrado ahora, en enero de 2014 por el gobernador Fausto Vallejo, Vocero de Seguridad de Michoacán, forma parte de la organización criminal los “Caballeros Templarios”.


La esposa de Reyna es hermana de la esposa del actual líder de ese cártel, Servando Gómez, alias "La Tuta". En el sepelio del padre de Nazario Moreno, alías 'El Chayo', estuvo presente el gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna y estuvo presente también toda la cúpula del crimen organizado de Michoacán, sin embargo, no se detuvo a nadie. La banda de Los Caballeros Templarios utiliza los más de 270 kilómetros de litoral del estado, en el océano Pacífico, para recibir cargamentos de cocaína y otras drogas procedentes de Suramérica. También posee laboratorios de droga sintética en zonas boscosas y montañosas de Michoacán, contando con la complicidad de la policía y de las autoridades políticas de la región.


Algunas fechas claves para comprender la situación en Michoacán


1990-2001. -Cartel de Los Valencia. Armando Valencia Cornelio "El Maradona" y Luis Valencia Valencia, primos nacidos en Uruapan, Michoacán, entre 1959 y 1955, controlaron desde fines de los ochenta y toda la década de los noventa, la producción de marihuana que exportaban a través de Amado Carrillo Fuentes, jefe del Cártel de Juárez, mejor conocido como “El Señor de los Cielos”. Se metieron también al negocio del tráfico de cocaína a través de su contacto colombiano Alejandro Bernal Madrigal, alias “Juvenal”.


2001. -Llegada de Los Zetas. La disputa por el tráfico de cocaína se agudizó entre los cárteles. Los Zetas, entonces brazo armado del Cártel del Golfo, llegaron a Michoacán con la intención de apropiarse de la plaza a sangre y fuego. Los Valencia se aliaron con “El Chapo” Guzmán. Entre 2002 y 2004 se contabilizaron más de 100 muertos en el enfrentamiento entre Zetas y Valencia. Los Zetas dominaron la plaza y comenzaron con un nuevo y lucrativo negocio: los laboratorios en Tierra Caliente para la producción de drogas sintéticas. Su epicentro fue Apatzingán, la ciudad más importante de Tierra Caliente.


2006. -Irrumpe La Familia Michoacana. El 6 de septiembre de 2006, antes de que iniciara el sexenio de Felipe Calderón, en pleno conflicto poselectoral federal, un nuevo grupo irrumpió en un centro nocturno de Uruapan y lanzó a la pista de baile seis cabezas decapitadas. Eran miembros de Los Zetas. Dejaron la siguiente nota: “La Familia no mata por dinero, no asesina mujeres, ni gente inocente; solo ejecuta a quienes merecen morir. Todos deben saber esto… esto es justicia divina”. Los tres principales líderes de La Familia, identificados por el gobierno fueron: Nazario Moreno González, alias “El Chayo” o “El Más Loco”; Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango”; y Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”. “El Chayo” incluso, publicó un libro-manual titulado Los Pensamientos de La Familia, de lectura obligada para los integrantes de este cártel. Gómez Martínez, “La Tuta”, ex maestro de primaria, participó en movimientos de izquierda radical en Michoacán y Guerrero, le incorporó a La Familia el ingrediente de estrategias de penetración social, al estilo del estalinismo.


2007-2009. -Expansión y fragmentación de La Familia. En el grito del 15 de septiembre de 2008 se lanzaron granadas contra la población civil en la plaza de Morelia, Michoacán. El gobernador Leonel Godoy salió librado, pero hubo varios muertos y decenas de heridos. Fue la demostración de máximo terror de La Familia. El grupo se había expandido ya en Tierra Caliente. Le arrebató a Los Zetas el control de Apatzingán y expandió su poder en el Estado de México –con Enrique Peña Nieto como gobernador-, en Guerrero, en Jalisco y Guanajuato. Todo hace suponer que La Familia hizo un pacto con el Cártel de Sinaloa, encabezado por “El Chapo” Guzmán, para compartir el territorio y el puerto estratégico de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Desde entonces, llegaron también a zonas conurbanas del Distrito Federal, el gran centro de consumo y poder. En especial, comenzaron a entrar al municipio mexicano de Netzahualcóyotl.


La Familia se apoderó de ayuntamientos enteros. Compró alcaldes, candidatos a diputados, y organizó la extorsión directa de cientos de comerciantes. Prueba del fracaso de Felipe Calderón para enfrentar el poder expansivo y celular de La Familia, fue el operativo judicial conocido como “El Michoacanazo” para apresar a los alcaldes involucrados.


2010-2012. -Irrumpen Los Templarios. Como sucedió con El Golfo y los Zetas, con el cartel de Sinaloa y los Beltrán Leyva, el cártel de La Familia se fragmentó y comenzó una disputa por el liderazgo y el control del negocio tras el descabezamiento de sus líderes. Surgió un nuevo grupo, copia de las tácticas y estrategias de penetración política y social de La Familia: Los Caballeros Templarios. Su jefe es Servando Gómez Martínez, “La Tuta”. Las elecciones locales del 2011, donde el PRI recuperó el gobierno de la entidad tras dos administraciones del PRD y derrotó a la hermana de Calderón, Luisa María Calderón Hinojosa (PAN), marcó el ascenso y presuntas alianzas de Los Templarios, según han denunciado los partidos opositores perredistas y panistas.


Febrero 2013. -Surgen las Autodefensas. Ya iniciado el sexenio de Peña Nieto, en el corazón de Tierra Caliente, Michoacán, irrumpe un nuevo grupo armado, organizado por comerciantes, productores de limón y aguacate, trabajadores de la zona para “recuperar el control” frente a Los Templarios. El 24 de febrero, en el poblado de La Ruana, municipio de Buenavista y en Tepalcatepec se formaron los primeros grupos civiles. A diferencia de La Familia Michoacana, cuando irrumpió en el escenario local, no lanzaron cabezas ni han practicado el terror sino una estrategia de expulsión de Los Templarios. Actualmente se agrupan como Comando Unido de Autodefensas de Michoacán, dicen tener de 10 a 15 mil hombres armados, su vocero más visible es el doctor José Manuel Mireles Valverde, y han avanzado en una decena de municipios, cercando a Apatzingán, el corazón de la disputa.


18 Diciembre 2013. -Avanzan las autodefensas. Los grupos de autodefensa entran a la tenencia de Zicuirán y la cabecera municipal del municipio de La Huacana.


20 Diciembre 2013. –Ponen sitio a Nueva Italia. En medio de enfrentamientos, pretenden tomar Nueva Italia y Apatzingán dejando como saldo bloqueos en la autopista Siglo XXI, con al menos diez vehículos incendiados presuntamente por Los Caballeros Templarios.


29 Diciembre 2013. –Más autodefensas. Surgen las guardias civiles en la cabecera municipal de Churumuco y en la tenencia de Poturo.


3 Enero 2014. –Anuncio de limpiar Michoacán. Los líderes de las autodefensas, José Manuel Mireles e Hipólito Mora advierten que los grupos se extenderán en todo el estado hasta limpiar Michoacán del crimen organizado.


4 Enero 2014. –Cae avioneta. En el municipio de La Huacana, territorio controlado por las autodefensas cae la avioneta en la que viajaba José Manuel Mireles Valverde, líder visible de los grupos de autodefensa en Michoacán, recibió múltiples fracturas en el cráneo, y siete costillas fracturadas y dos vértebras. En tanto, las autodefensas toman Parácuaro en medio de enfrentamientos y bloqueos.


5 Enero 2014. –Emboscada narco. Elementos del Ejército Nacional son emboscados por Los Templarios en Apatzingán, dos militares mueren. Trasladan a Mireles a la ciudad de México para su atención médica. Es resguardado por la Policía Federal.


6 Enero 2014. –Declaraciones de funcionarios. El presidente Enrique Peña Nieto admite que en Michoacán existe debilidad institucional. El secretario de gobernación. Miguel Ángel Osorio Chong, afirma que las autodefensas no están relacionadas con el crimen organizado.


7 Enero 2014. –Protección a Mireles Valverde. Osorio Chong revela que el gobierno federal ha tenido reuniones con los grupos de civiles armados y que dan protección al líder Mireles, tras su accidente aéreo.


11 Enero 2014. –Ataque de los Caballeros Templarios. Se reportan en Apatzingán ataques contra bancos, negocios y edificios públicos, entre ellos la Presidencia Municipal y la Biblioteca. Hay enfrentamientos.


12 Enero 2014. –Toman Nueva Italia. Unos 500 hombres de las autodefensas civiles tomaron el control en el municipio de Múgica de la cabecera municipal (Nueva Italia, la comunidad de El Ceñidor). Tras una batalla de 90 minutos que obligó al repliegue de los narcotraficantes tomaron Nueva Italia. Hubo cuatro enfrentamientos, sólo uno de los autodefensas salió herido, en una mano, pero por parte de Los Templarios hubo varios heridos y muertos también, pero se llevan sus cadáveres, aseveró Arturo Barragán. En los últimos 10 días se extendieron 50 kilómetros y con la toma de Nueva Italia, la cabecera municipal de Múgica, la frontera del centro de operaciones de Los Caballeros Templarios que se sienten cercados. También las defensas tomaron el control de la comunidad de Zapotan en Coahuayana, colindante con Colima.


13 Enero 2014. -Operativo Michoacán de Peña Nieto. Inicia un nuevo operativo con despliegue militar, policiaco y político del gobierno federal en Michoacán. Las autodefensas se niegan a desarmar y entregar los municipios tomados hasta que se atrapen a Los Templarios. El gobernador Fausto Vallejo pierde toda capacidad de gobierno.


La noche del lunes 13 de enero el noticiero oficialista de Televisa encabezado por Joaquín López Dóriga manipuló un mensaje del Dr. José Manuel Mireles Valverde, líder moral y mediático de los grupos de autodefensa”. El fragmento del mensaje de Mireles fue transmitido casi al término del noticiero; cortado y editado para confundir a los grupos de autodefensa. Es más que evidente que los narcos tuvieron acceso al video y a Televisa para cortar y cercenar el mensaje completo del médico. Estanislao Beltrán Torres, vocero de las autodefensas, afirma que no están 'buscando un puesto como policías estatales ni mucho menos, nosotros lo que queremos es la libertad de nuestros pueblos'. El vocero del Consejo General de Autodefensas y Comunitarios de Michoacán, Estanislao Beltrán, aseguró que están en riesgo inminente de agresión por parte del Cártel de los Caballeros Templarios: "ahorita estamos en alerta roja de que nos van a atacar", dijo.


Beltrán aseguró que tras la firma del acuerdo de seguridad signado este mediodía entre la Secretaría de Gobernación (Segob) y Fausto Vallejo, gobernador de Michoacán, mantienen su exigencia de que no dejarán las armas hasta que se detenga a los líderes del cártel de los Caballeros Templarios. "Vamos a seguir en nuestra posición, mientras no nos entreguen las cabezas principales nosotros no vamos a dar un paso atrás", dijo. Agregó: "no podemos decir que ya nos vamos para la casa porque atrás viene el crimen organizado y me va a descuartizar a mí y a toda mi familia, a todos mis hijos y a los de cada uno de los que andan en la lucha". Especificó que en Apatzingán, “ahí es donde ha habido secuestros, asesinatos, saqueos, porque ese municipio está dominado por los Caballeros Templarios". "Ahí está la muestra", precisó, "vayamos a Tepalcatepec, Aguililla, Buenavista, Coalcomán (municipios alzados con autodefensas), ahí no hay obstrucción de carreteras, no hay nada". "Nosotros estamos invitando a todos los gobiernos para que vean la realidad que tenemos", dijo. "Nuestro objetivo principal es limpiar los 113 municipios del estado de Michoacán".


14 Enero 2014. –Militares matan a cuatro civiles. Se informa el 14 que los enfrentamientos de anoche en el municipio de Parácuaro, Michoacán, entre grupos de civiles sin armas e integrantes del Ejército dejaron personas muertas, aunque aún no se establece un número oficial, pues mientras líderes de autodefensa aseguran que murieron cuatro, entre ellas una menor de edad, autoridades federales hablan de dos.


Ayer, el gobierno federal decidió hacerse cargo de la seguridad en los municipios de Tierra Caliente, luego de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el inepto gobernador Fausto Vallejo, firmaran el Acuerdo para el Apoyo Federal para la Seguridad en Michoacán. En la firma, el secretario de Gobernación llamó a las autodefensas a que se integren en los cuerpos policiales o, de lo contrario, depongan sus armas y regresen a sus lugares de origen. Tras el anuncio, elementos del Ejército incursionaron en los municipios de Tierra Caliente y empezaron a desarmar a grupos de autodefensa, lo que derivó en un enfrentamiento. El vocero de las autodefensas Estanislao Beltrán dijo que los nombres de los fallecidos son Mario Pérez Torres, Rodrigo Benítez Pérez y Alberto Flores López, además de la menor, de quien no se precisó la identidad. Beltrán narró que el enfrentamiento sucedió la madrugada de este martes en el poblado de Antúnez, en el municipio de Parácuaro, donde la población civil desarmada cerró el paso a los militares para exigirles que les devolvieran las armas confiscadas en el punto de Cuatro Caminos. "El ejército se ensañó rafagueando [tiroteando] al pueblo desarmado", se lamentó Beltrán.


Al tiempo de exigir la renuncia del gobernador Fausto Vallejo, el líder de las autodefensas aseguró que "no van a entregar una sola arma de fuego" y como muestra de ello, en la rueda de prensa se hizo acompañar por integrantes de las autodefensas fuertemente armados. El vocero de las autodefensas afirmó que en el enfrentamiento, les arrebataron a los soldados al menos ocho armas largas y un número similar de pistolas y que las primeras horas de este martes las intercambiaron por las armas que les habían quitado en Cuatro Caminos.


15 Enero 2014. –Sin solución al conflicto. Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, había anunciado anteayer que el gobierno federal, en manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se encargaría de las labores de seguridad. Y, en una especie de ultimátum, había exhortado a las autodefensas a deponer las armas. La entrada de las fuerzas militares comenzó anteanoche. Justo cuando los grupos civiles armados llegaron a rodear el principal bastión de los narcotraficantes, Apatzingán. Ayer, decenas de soldados y policías fuertemente armados tomaron el control de la localidad. Para tratar de controlar esa tierra sin ley que es el sur de Michoacán, el gobierno decidió apoyar el despliegue de soldados con el envío de varios aviones y helicópteros a Uruapan, la segunda ciudad en importancia del estado tras Morelia. En el momento que empieza la gente a hacer un frente fuerte en conjunto y pone en jaque el cuartel general de los narcos en Apatzingán, llegan e intentan desarmar a los grupos de autodefensa. Cuando lo lógico habría sido apoyarlos y continuar la lucha contra estos delincuentes.


Hasta el momento, la violencia en Michoacán no cesa. Los militares han decidido que el enemigo son los vecinos armados y no los narcos de Los Caballeros templarios. El gobernador del estado de Michoacán Fausto Vallejo, prefiere a los narcos antes que las incorruptibles Autodefensas. Según el diario Reforma, los militares iniciaron las labores de desarme en ciertos lugares y hubo diversos enfrentamientos con las autodefensas en las inmediaciones de Apatzingán, donde los uniformados entraron disparando indiscriminadamente y mataron a cuatro personas desarmadas en la localidad de Antúnez.


Vea aquí el video del Dr. José Manuel Mireles Valverde explicando porque los vecinos tuvieron que armarse contra el crimen organizado para salvar sus vidas y las de sus hijos.


El pueblo que venció al crimen organizado. Testimonio de un policía comunitario en Michoacán.

Aquí el mensaje completo de Mireles luego de su accidente.

Mensaje sin recortes del Dr. Mireles que Televisa manipuló.

Por si aún quedaban dudas repitió Mireles que rechaza el desarme mientras los narcos sigan libres en Michoacán.

Dr. Mireles Rechaza Desarme de Grupos de Autodefensa.

Publicado por HUMANIDAD Y COSMOS en 18:33


Fuente: http://programacontactoconlacreacion.blogspot.com/2014/01/centenares-de-civiles-armados-ponen-en.html


*Dra. Anabel Madiedo Oropeza... (Pinar del Río/C. PInar del Río. Cuba) Diciembre 30 -1967... Reside en la Ciudad de Pinar del Río. Provincia Pinar del Río, Cuba... Residencia temporal en Palmeiras de Tocantins, RF del Brasil... Doctora en Medicina, Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral... Máster en Atención Integral a la Mujer... anitamadiedo@gmail.com – Secretaria General de la Agencia de Información ‘ArgosIs-Internacional’ en la Red... argosissecretariageneral@yahoo.com – Web: http://www.argosisinternacional.com - Twitter... http://twitter.com/@AnabelMadiedo...

Publicaciones Recientes