MD: Cuba, sin bigleaguers

 

MOVIMIENTO DEPORTIVO… ARGOSIS: MARZO 08 DE 2017…

 

xManuel Guerrero.

Especial para Por Esto!

 

En el IV Clásico Mundial de Béisbol el equipo antillano es el único que no contará con peloteros que jueguen en Estados Unidos, debido a las políticas que existen entre los dos países

 

LA HABANA, Cuba, 3 de marzo.- El equipo de Cuba es el único que en el IV Clásico Mundial de Béisbol (CMB) no podrá contar con nacionales que juegan en Estados Unidos porque las leyes de ese país lo impiden.

 

Mientras las nóminas de México, Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana están llenas de estrellas de la Major League Baseball (MLB) en la de Cuba estarán ausentes José Dariel Abreu, Yoenis Céspedes, Kendry Morales y Aroldis Chapman, entre otros consagrados.

 

Durante años se ha culpado a las autoridades de la isla de la supresión del profesionalismo en el béisbol y otros deportes, pero esa decisión tomada en 1961 respondió a acciones agresivas de la MLB, a instancia del gobierno estadounidense.

 

Aunque Cuba participó en las últimas cuatro series del Caribe lo hizo en calidad de invitada sin derecho a obtener los premios que se otorgan por disposición de la MLB, que sigue la política que Washington aplica contra la isla desde 1962 en otras esferas.

 

En años recientes los ejecutivos de la Gran Carpa modificaron en algo los requisitos para que un pelotero cubano pudiera jugar allá, entre estos que necesitaran un permiso de allá antes de fichar con un conjunto de las Grandes Ligas.

 

Sin embargo, pese a “que ahora solo basta con que firmen un documento en el que juren que residen fuera de la Isla”, quienes abandonan su lugar de nacimiento se comprometen en una declaración jurada que no “no volverán a su país”.

 

También deben asegurar que “no son miembros del gobierno cubano” ni afiliados al oficialista Partido Comunista, en lo que el periódico oficial Granma califica de “nada más parecido a la firma de un acta de naturalización”. Contradicciones de la MLB

 

El Comisionado de la MLB, Rob Manfred, y su director ejecutivo, Dan Halem, expresaron en La Habana que la organización tiene el objetivo de promover el tránsito de los peloteros cubanos por una vía legal y segura.

 

Manfred afirmó el pasado año en la capital cubana que “estamos trabajando, son asuntos complejos, pero queremos una relación normal, como dijeron los ejecutivos (de la MLB) en diciembre aquí en La Habana”.

 

Como planteó que “es preciso lograr una ruta segura para el flujo normal de peloteros cubanos hacia Estados Unidos”, el presidente de la Federación Nacional de Béisbol de la isla, Higinio Vélez, respondió que ello debe lograrse sin que tengan que abandonar el país, su residencia en Cuba”.

 

Granma, en artículo de uno de sus subdirectores, Oscar Sánchez, considera que hay contradicción entre los requisitos para que un pelotero participe en el Clásico, entre ellos “haber nacido en el país de la selección, cuando a los cubanos se les exige un divorcio total”.

 

En la cuarta edición del CMB, que comenzará la semana próxima, Cuba competirá con 28 jugadores de su campeonato nacional, lo que constituye una desventaja porque sus rivales llevan a figuras que brillan en las Grandes Ligas estadounidenses.

 

Pese a los anunciados propósitos de Manfred y Halem de impedir que los peloteros cubanos sean víctimas de los traficantes que los sacan ilegalmente del país mediante contratos leoninos, en la práctica favorecen ese lucrativo negocio.

 

Quienes utilizan esa peligrosa vía en definitiva obtienen contratos en las Grandes Ligas porque aceptan hasta documentos falsos expedidos en un tercer país, en los que constan ficticios empleos.

 

Ejemplo reciente es el caso de los hermanos Yulieski y Lourdes Junior Gourriell, quienes desertaron del conjunto de su país en la Serie del Caribe del pasado año en Santo Domingo con la complicidad de un oficial de la fuerza aérea dominicana.

 

Después se supo que esos jugadores pasaron a Haití, donde se asegura una residencia puede adquirirse por 40 mil o 60 mil dólares, ruta que han seguido tantos jugadores cubanos que se dice en broma que ese país podría estar representado en el clásico beisbolero por esos “haitianos”.

 

Juicio en Miami

 

El escándalo provocado por la constante llegada de jugadores cubanos a la MLB mediante acciones mafiosas ha provocado que en estos momentos sean juzgadas en Miami el agente de jugadores Bartolo Hernández y el preparador físico Julio Estrada, acusados de contrabando de personas.

 

El miércoles 1 de marzo el slugger José Dariel Abreu dijo ante el tribunal que en el avión que lo transportaba de Haití a Miami en octubre de 2013 tuvo que comerse la primera hoja de un pasaporte falso porque tenía un nombre falso y agregó que el haitiano Amin Latouf le consiguió el documento y le compró el boleto del vuelo, aconsejándole que lo destruyera, pero decidió comerselo.

 

Según Abreu debía darle a Estrada el 20 por ciento del contrato de 68 millones de dólares firmado con los Medias blancas de Chicago y el cinco por ciento a Hernández.
En el citado juicio el torpedero de los Cardenales de San Luis, Aledmis Díaz, admitió que en México también le entregaron un pasaporte falso para entrar en estados Unidos.

 

El periodista Jorge Ebro escribió en el diario el Nuevo Herald que quienes se benefician de esa práctica han conseguido más de 15 millones de dólares mediante contratos onerosos, aprovechándose de la inexperiencia de esos jóvenes.

 

Yoenis Céspedes, la gran estrella de los Mets de Nueva York, fue víctima del negociante dominicano Edgard Mercedes, quien lo sacó de Cuba mediante una lancha rápida en compañía de sus familiares.

 

Mientras los representantes de peloteros en la MLb obtienen el 10 por ciento de los contratos de sus representados, Mercedes consiguió que un tribunal de arbitraje dominicano obligara a Céspedes a pagar casi 10 millones de dólares.

 

Notorio es también el caso del jardinero de los Dodgers de los Angeles Yasiel Puig, quien estuvo a punto de que el grupo mafioso mexicano Los Zetas le cercenara una mano si no pagaban una cantidad por permitirle el paso hacia Estados Unidos.

 

Si las autoridades deportivas cubanas y la MLB alcanzaran un acuerdo sería una “verdadera contribución en el empeño de una normalización de esa relación y una señal inequívoca de buena voluntad, principio que es un estandarte del deporte a nivel mundial”, señaló el diario oficial cubano el pasado jueves.

 

*Lic. Roberto Molina – Reside en La Habana, Cuba… Periodista en la Oficina Central de “Prensa Latina, Agencia Informativa Latinoamericana S.A.”: http://www.prensa-latina.cu La Habana, Cuba - Miembro Fundador (MF) y Colaborador de la Agencia de Información ‘ArgosIs-Internacional’ en la Red: https://espanol.groups.yahoo.com/neo/groups/ArgosIs-Internacional/info ...

 

**Este Artículo, Declaración, Documento, Etc., escrito por nuestros COLABORADORES, necesariamente no tiene que reflejar en su totalidad nuestra Línea Editorial… Nuestro propósito es establecer el vehículo de información que les permita a los demás formarse su propio criterio, especialmente en los acontecimientos políticos, económicos, etc., que inciden, directa y/o indirectamente, en cada uno de nosotros… "La educación y la instrucción no consisten en rellenar la mente de ideas ajenas, sino en estimularla para que produzca sus propias ideas"… Ahora les corresponde a ustedes hacer sus propias conclusiones…

Please reload

Publicaciones Recientes

Reflexión: El profesor

19/05/2020

1/10
Please reload

Please reload

Categorías