© 2019 ArgosIs-Internacional | Todos los derechos reservados.

Opinión: El rompegrupo

 

 

 

OPINION… ARGOSIS: ENERO 07 DE 2017…

 

xLic. Arturo Chang (MF-Cuba).

Colaborador de ArgosIs-Internacional…

 

Hay quienes tienen la nada rara capacidad de disolver un grupo de personas, aunque todas se queden en el mismo lugar...

 

Hay expresiones que fueron muy usadas hasta hace varias décadas atrás, y trascendían a los programas radiales y televisivos, pero no han desaparecido del todo, pues todavía se escucha decir que alguien es un polín de línea o es miércoles para decir que es “un atravesado”.

 

Y también “a ese tipo no hay quien lo pase, es un puente roto”, frase que alude a los indeseables que nunca están de acuerdo con nada, tienen siempre lo máximo, ya sea en materia de bonanza o, incluso, de enfermedades y desgracias.

 

En todos los casos, por lo más que ganan el calificativo es por trata de imponer sus criterios y llevar el rumbo de la charla por donde se les antoje, sin importar si ya hablaban de algún asunto que estuviera en el momento de mayor interés colectivo.

 

Si no fuera porque se atraviesan en los instantes más inoportunos, habría algunos que resultan simpáticos, pues llegan abruptamente, y sueltan la continuación de su pensamiento, cortando de cuajo una animada charla en la cual trataban un tema totalmente opuesto.

 

Por no tener los antecedentes, nadie los entiende, pero el personaje no se detiene, continúa habla que habla, sin importarle las caras hoscas ni el obligado silencio de sus víctimas, hasta que alguien indaga a qué se refiere, y entonces es cuando alcanza más impulso para imponer el rumbo de la tertulia.

 

A veces, si el grupo se percata de la presencia de los Puente Roto, guarda resignado silencio y deja el terreno libre porque por experiencia, todos saben que nada ni nadie los detendrá hasta hacer su voluntad. Uno a uno empiezan a retirarse sin oponer resistencia.

 

Entre las amistades y conocidos, he tenido estos rompegrupo, a los que un condiscípulos de la década de los años 70 en la Universidad de La Habana, Augusto Contreras, le aplicaba un eficaz método neutralizador. Tan pronto el polín de línea llegaba, decía en tono excesivamente alegre: “¿ya ustedes se enteraron del jonrón que metió Elena Burke en el juego de anoche?”

 

Y aunque no se iba, sino que se quedaba hasta el final, le decía al recién llegado: “oye, no es porque tu hayas llegado, pero ya yo me iba…”. O le hacía una pregunta directa: ¿Tú traes la última? ¿Cuál es? Y aprovechando el desconcierto del rompegrupos, seguía el hilo de la charla.

 

Como podemos comprobar, desde hace mucho tiempo existen estas personas comparables con el día atravesado de la semana, miércoles, no son un fenómeno nuevo, aunque con la aparición de las redes sociales en Internet, se han vuelto más visibles y son motivo de estudios para controlarlos en los foros de discusión, chats o espacios de comentarios.

 

En el ciberespacio se han ideado medidas como introducir un moderador para que apruebe o no los mensajes, y también se usan herramientas como el captcha, mediante el cual se debe demostrar que quien escribe es un ser humano y no un robot.

 

¿Preocupación? Hacen bien los que estén preocupados por el asunto, pues sin haber resuelto todos los problemas de la comunicación interpersonal en la realidad real, ya se nos viene encima la realidad virtual con el mismo y persistente ruido: el rompegrupos.


Fuente:

http://www.cubahora.cu/blogs/el-foro/el-rompegrupo

 

*Lic. Arturo Chang… Graduado en Periodismo y Ciencias Sociales en la Universidad de La Habana, Cuba-1972/1986... Columnista de la sección «A la vista» Periódico Vanguardia, Villa Clara, Cuba… Colaborador de la Agencia de Información ‘ArgosIs-Internacional’ (www.argosisinternacional.com)…

 

**Este Artículo, Declaración, Documento, Etc., escrito por nuestros COLABORADORES, necesariamente no tiene que reflejar en su totalidad nuestra Línea Editorial… Nuestro propósito es establecer el vehículo de información que les permita a los demás formarse su propio criterio, especialmente en los acontecimientos políticos, económicos, etc., que inciden, directa y/o indirectamente, en cada uno de nosotros… "La educación y la instrucción no consisten en rellenar la mente de ideas ajenas, sino en estimularla para que produzca sus propias ideas"… Ahora les corresponde a ustedes hacer sus propias conclusiones…

Please reload

Publicaciones Recientes

TNT Primera víctima

25/03/2020

1/10
Please reload

Please reload

Categorías