© 2019 ArgosIs-Internacional | Todos los derechos reservados.

EE.UU: Las elecciones en Estados Unidos y el falso paradigma de la izquierda y la derecha

30/10/2016

 

El veterano creador del documental "antiestadounidense" y ganador de un Oscar, Michael Moore, parece haber perdido el rumbo. Recientemente, Moore lanzó una pequeña primicia en la ciudad de Nueva York, sobre su documental Michael Moore en TrumpLand. Grabada durante dos noches a principios de este mes en la ciudad pro-Trump de Wimington, Ohio, la película no es tanto un ejercicio a los ataques de Trump como un homenaje a las dudosas virtudes de Hillary Clinton.

 

Como introducción a la reciente proyección en NY, Moore comentó a su audiencia:

 

"Lo que no es necesario decir al país es que Trump es un psicópata loco, peligroso [y] sociópata, todo eso. Él ha escrito y producido esta película, y es aparente [su psicopatía] a diario."

 

El apoyo de Moore hacia Clinton es sorprendente, dado que él ha sido uno de sus críticos más abiertos. En el período previo a las elecciones de 2008, dijo que estaba "moralmente prohibido" votar por Hillary debido a su apoyo a la invasión de Irak, y recientemente, en marzo de este año la llamó "la candidata pagada de Wall Street." De nuevo, eso fue cuando había una alternativa "democrática" en forma de Bernie Sanders, a quien Moore apoyaba fuertemente.

Cuando fue interrogado, después de la proyección, acerca de su aparente cambio de opinión, Moore dejó claro que sigue sin gustarle Clinton:

 

"Ella tiene una relación muy cercana con [Wall Street]. Si ha leído alguno de los correos de Podesta - o los correos de ella - usted puede ver que ella está inclinada a eso [...] La lucha continuará. La Revolución de Bernie, el 9 de noviembre, será crítica. Si se lo dejamos solo a ella, puede que tome una tendencia a la cual ya está acostumbrada. Me siento de la misma forma acerca del voto sobre la Guerra de Irak, no siento menos pasión sobre su error."

 

Mientras que esto sugiere que Moore se ha unido a las filas de millones de estadounidenses que planean votar por Clinton, simplemente porque "cualquiera es mejor que Trump", las referencias de Moore acerca del "error" de Clinton sobre la guerra en Irak, señala que algo más está ocurriendo en la "izquierda" política de EE.UU.

 

El problema parece ser que mucho estadounidenses siguen bajo la ilusión de que existe una diferencia entre los partidos políticos, demócrata y republicano en EE.UU. Mientras que esto puede ser verdad, en una pequeña parte sobre los asuntos internos, la política exterior de Estados Unidos ha sido gobernada por el establishment político durante décadas. Y cuando se trata de dominar el mundo o "proteger los intereses estratégicos de Estados Unidos," casi todos los miembros del partido demócrata y del republicano, independientemente de la oficina a la que "sirven", leen de la misma hoja de la canción (creo que es "El Himno de la Batalla de la República" especialmente la parte que dice "¡Nuestro Dios está en marcha!').

 

El partido demócrata es tradicionalmente el partido "antiguerra", y sin embargo, en los ocho años que Obama ha estado en el poder, se ordenaron diez veces más ataques con drones que en los ocho años que estuvo Bush. Por supuesto, Bush presidió la aniquilación de Irak y el asesinato de 1.5 millones de iraquíes, pero con Obama (y Hillary Clinton cuando era Secretaria de Estado), decenas de miles de libios fueron asesinados y el país fue destruido, Siria fue invadida por un ejército mercenario yihadista apoyado por EE.UU. y más de 400.000 sirios fueron asesinados. Ah, y Yemen fue atacado, dejando 10.000 civiles muertos y seguimos contando. Ésa es una cifra bastante decente para un belicista. La aparente creencia de Moore sobre que el voto de Hillary para la guerra en Irak fue un "error", se contradice con el evidente amor que ella siente por la guerra y la muerte. Voy a presumir que Moore (y la mayoría de los partidarios de Hillary) han visto su reacción al vídeo de la sodomización pública, tortura y ejecución de Muammar Gaddafi. ¿Cómo puede alguien ver la alegría desenfrenada de Hillary sobre la brutalidad de un hombre de 70 años de edad, que nunca le había hecho ningún daño personal, y no tener la convicción de que esa mujer es poco más que un animal violento y sin un ápice de compasión?

 

Sin embargo, parece que millones de partidarios de Hillary, y Michael Moore, fueron capaces de engancharse a las gimnasias mentales requeridas para limpiar la verdad de sus mentes, y creer que ella es una mejor opción para la presidencia que Trump. Mientras que otros miembros de la administración de Obama en ese momento, sin dudar, estaban jubilosos sobre la destrucción "liberación" de Libia, y vieron el asesinato de Gaddafi, cuatro de sus hijos, dos de sus nietos y la madre de ellos embarazada en su casa (el Pentágono lo nombró como el "centro de comando") como parte del camino a seguir, ellos por lo menos tuvieron la decencia de no demostrarlo frente al entrevistador. Hillary, por otra parte, es una psicópata violenta, cuya conciencia sobre la necesidad que tiene un Secretario de Estado de EE.UU. de proyectar un alto nivel de decoro era, en ese momento, sobrescrita por su naturaleza fundamentalmente destructiva que se regocijó con la idea de que un líder mundial importante hubiera sido sacrificado públicamente sólo para ella.

 

Ahora, antes de que alguien se preocupe y crea que estoy defendiendo a Trump, no lo estoy haciendo. Sí, Trump es un "hombre bebé" malhablado con una tendencia misógina. Sí, él ha hecho algunos comentarios bastante racistas, y sí, se ha hablado de la prohibición de los musulmanes para entrar a EE.UU. ¿Yo me perdí de algo? ¡Oh, lo hice! Yo no mencioné el hecho de que nadie en su sano juicio creería nada de lo que un político de Estados Unidos dice cuando está haciendo campaña para la presidencia, porque todo el mundo sabe que cada candidato, en especial aquellos de los dos partidos del "establishment", elige un "tema candente" como plataforma de campaña para diferenciarse unos de otros, y promover la ilusión de la posibilidad de cambio. Cuando sean elegidos como presidentes, la amnesia se pone en práctica inmediatamente. Trump eligió a los inmigrantes y al Islam porque era un tema candente y estaba en la mente de muchos estadounidenses (y lo sigue estando).

 

Pero para ser más exactos, ¿cómo es que Trump es bombardeado por señalar a los musulmanes cuando Hillary es parte del establishment político de EE.UU. que ha lanzado varias guerras de agresión en contra de países musulmanes que requirieron una demonización pública de todos los musulmanes como terroristas? Quince años de retórica antimusulmana de la clase política de Estados Unidos, incluyendo la representación de todos los musulmanes como terroristas, y ¿Trump es el malo de la película por hacer una declaración hueca como campaña sobre prohibir a los musulmanes entrar al país? ¿De verdad? ¿¿Mientras que Hillary sigue presionando públicamente buscando más ataques militares de Estados Unidos en los países musulmanes??

 

Lo mismo aplica para casi cualquier problema que usted elija. Los demócratas y liberales generalmente están de acuerdo en que las elecciones del 2000 fueron manipuladas a favor de Bush. Pero vuelan en un ataque de histeria cuando Trump sugiere que el DNC intentará las mismas travesuras (a pesar de que han sido pillados en un vídeo hablando de que hacen exactamente eso). Están horrorizados por la campaña electoral interna de Trump sobre el aborto y su aparente misoginia, pero son responsables de la muerte de miles de niños en tierras lejanas y dan su apoyo a las dictaduras más misóginas del planeta.

 

Así que el verdadero problema con gente como Michael Moore y casi todos los partidarios de Hillary, es que son fundamentalmente ignorantes de la verdadera naturaleza inhumana de los individuos que componen la clase política estadounidense - tanto de "izquierdas" como de "derechas"- y la horrible tortura y derramamiento de sangre que han desencadenado deliberadamente en el mundo. Esa ignorancia les permite disfrutar de la fantasía de que aún hay rendición de cuentas, de que un cambio en las políticas llevadas a cabo durante décadas de belicismo por el establishment de EE.UU., del cual Hillary Clinton es miembro desde hace mucho, es posible dentro del mismo sistema.

 

De hecho, se podría decir que la evidencia de que el belicismo estadounidense del establishment bipartidista teme ser expuesto, se ve en el hecho mismo de la carrera de Trump a la presidencia. Tal como lo reveló un correo electrónico filtrado por la asistente del jefe de campaña de Clinton, Robby Mook, para la silla de campaña de Clinton, John Podesta, el equipo de Hillary alentó deliberadamente la candidatura de Trump - en parte, al hablar sobre él desde el principio, en lugar de otro competidor - porque representaba la mejor apuesta de Clinton para desviar la atención de sus conexiones con el establishment corrupto de Estados Unidos, convirtiéndola así en la próxima presidenta de EE.UU.

 

Uno de los problemas principales de Clinton es que ella es nominalmente una demócrata, pero también es una belicista reconocida y una criminal de guerra. ¿Cómo iba a reunir el apoyo suficiente de la "izquierda" (es decir, corazón sangrante, contra la guerra, liberales de izquierda, comunistas de todos los colores) en EE.UU. si no tiene a algún imponente, malhablado, "racista" bufón sexista como competencia, para llevar a que todos los de izquierda se pongan en su contra y llevarlos a su terreno? ¿Suena como una conspiración bastante compleja para usted? Pues entonces es usted un loco teórico conspiracionista, y también lo son la mayoría de los trabajadores de la campaña de Clinton.

 

Entonces, ¿cómo resumir mi punto aquí? ¿Si quiera tengo uno? Trump es una vergüenza, pero también lo fue George "Dubya" Bush. Pero a diferencia de Bush, Trump no es un representante de la fiesta de guerra del establishment del bipartidismo que se ha llevado a cabo desde JFK. Clinton, por el contrario, es una arpía de guerra psicótica repulsiva que se complace con la masacre de civiles inocentes y ancianos. Y si el pueblo estadounidense elige a esta diabla para representarlos, van a estar sembrando vientos y recogiendo algo muy, muy desagradable.

 

*Joe Quinn es coautor del libro El 11-S: la verdad definitiva (con Laura Knight-Jadczyk, 2006) y Manufactured Terror: The Boston Marathon Bombings, Sandy Hook, Aurora Shooting and Other False Flag Terror Attacks ("Terror fabricado: los atentados de la Maratón de Boston, Sandy Hook, el tiroteo de Aurora y otros ataques terroristas de falsa bandera", con Niall Bradley, 2014). También es el anfitrión de The Sott Report Videos y coanfitrión del programa de radio 'Behind the Headlines' en el Sott Talk Radio network.

 

Un reconocido Cyber-ensayista y autor de medios impresos, Joe ha estado escribiendo contundentes editoriales para Sott.net por diez años. Sus artículos han aparecido en muchos sitios alternativos y ha sido entrevistado en varios programas radiales de Internet. Sus artículos pueden ser encontrados también en su blog personal JoeQuinn.net

Please reload

Publicaciones Recientes

Miami: EE.UU: Asesinado a tiros en Miami el boxeador cubano Yendris “El Veloz” Rodríguez

31/12/2019

1/10
Please reload

Please reload

Categorías