© 2019 ArgosIs-Internacional | Todos los derechos reservados.

EE.UU: Alfonso M. Becker: Desde la Casa Blanca a la periferia, todo es espectáculo

 

Mentir a todos los votantes y alienar hasta la saciedad, sin educación, respeto y miramiento alguno,  a los ciudadanos estadounidenses en favor del "objeto político basura" contemplado de forma simplista, al modo de Hollywood, como una  "demócrata" ideal en el aberrante espectáculo de la manipulación electoral... Parece que el señor Barack Hussein Obama no ha tenido suficiente con el premio concedido de ser el primer presidente negro, tampoco ha tenido suficiente con el Nobel ni con la fortuna que ha ganado en estos últimos ocho años... El actual presidente de los Estados Unidos seguramente está "mirando" por su futuro y el de su familia para haberse atrevido a tanto al final de su mandato: violar todas las reglas de la imparcialidad que se deben a la Constitución y a todas las instituciones del Gobierno y faltarle al respeto  -que más aún se debe-  a los ciudadanos norteamericanos que por dos veces le eligieron...

 

No solo ha tomado partido por Hillary Clinton cuando se supone que debería ser "neutral" que es el valor de la elegancia que se le exige a cualquier caballero en la política sino que ha cometido la bajeza de permitir el fraude electoral en los Estados Unidos ante sus ojos, por parte del corrupto aparato del Partido Demócrata para eliminar a Bernie Sanders cuando era público y notorio que la señora Clinton no le aguantaba dos asaltos al vaporoso y aburrido mago judío de la revolución etérea e inexistente... ¡Todo un presidente estadounidense partícipe de una asquerosa  trampa y de un "arreglo" monetario y en especias para que la sangre o los gritos de Bernie Sanders no llegaran al río! ¿Legado de Obama? ¿Estilo de Obama? ¿Un presidente insultando a un candidato como Donald Trump   y promoviendo que la peor de las mafias atente contra el honor de su esposa Melania y el buen nombre de toda su familia?

 

Oiga, estamos hablando de un Presidente de los Estados Unidos... Esto es algo serio porque no se trata de cualquier advenedizo de entre los senadores guaperas y de "marketing" que por doquier aspiran al trono estadounidense para ver si tienen suerte y cuela la seducción en la sociedad del espectáculo estadounidense... Pero a Barack Obama se le nota que eso le importa un bledo. Como al emperador Faustino Soulouque, se le ha subido a la cabeza el haber conquistado la cima del poder planetario donde no importan los colores de piel, ni las clases sociales ni el estrato económico... Su fama consiste en haber sido la figura estelar del más grande espectáculo manipulador con el peor resultado de la historia de Estados Unidos. Porque Obama habrá sido un buen agente de campo cuando fumaba yerba pero también ha sido el peor actor que ha pasado nunca por la Casa Blanca. Usted podrá leer cientos de artículos o de cartas elaboradas por pelotas rastreros que lamen... migajas. Pero seguirá siendo el peor actor político de los Estados Unidos.

 

El señor Hussein Obama no se ha distinguido, precisamente, por respetar ni a los negros, ni a los blancos, ni a los hispanos, ni a ninguna otra etnia de ningún otro color en el multirracial territorio estadounidense. Es uno de los pocos presidentes de los EEUU (quizás el único) del que se podría decir que se ha pasado ocho años empachado de demagogia, de mentiras y colaborando frenéticamente en inculcar a las masas el resultado de su propia actividad inconsciente. Pues aunque ha trabajado desde joven en los servicios de inteligencia, no ha tenido ni clase ni acierto para dirigirse a los negros, ni para meterse en el bolsillo a la emergente comunidad hispana;  ni para ganarse el corazón de los mexicanos. Quizás ante la crisis, ha preferido enseñar su verdadera cara de extremista de la derecha porque la vida da muchas vueltas y hay que dejarle a la prole el futuro preparado en el seguro refugio del establishment...

 

Al mirar y padecer la figura de este primer presidente negro, la ciudadanía estadounidense ha comprendido que cuanto más contempla a Barack Hussein Obama, más negro lo ve y menos preocupación por los negros se le nota... Tiene su explicación... El ciudadano norteamericano ha comprobado que Obama no es más que un producto edulcorado para la maniobra interracial que no ha servido para nada puesto que ha soliviantado a la población negra a tal extremo de que se temía un amotinamiento generalizado de negros en todo el país al que se podrían haber unido más de 60 millones de pobres de solemnidad en los Estados Unidos. Pobres de todos los colores, señor Obama... Todo un fracaso merecido a tan nauseabundo vodevil manipulador. Estas elecciones no van a traer nada bueno si la repugnante y antidemocrática farsa electoral, en la que Obama demuestra su poca clase, continúa  y se sigue con el acoso y derribo de Donald Trump.

 

Para Barack Hussein Obama, sin duda alguna, lo único sagrado que existe es la ilusión globalizada, la manipulación continua, el malabarismo político y la farsa democrática. Estas elecciones lo han retratado perfectamente. Para él no existe ni lo profano ni lo que se entiende por verdad... Toda la pompa y el boato desplegadas en sus apariciones internacionales y en sus festejos lúdicos o vacacionales, son un intento fallido de engrandecer a ojos de la ciudadanía esa farsa que hace desaparecer la verdad con su sola presencia; mentiras y manipulaciones políticas que engrandecen o más bien inflan el colmo de la ilusión espectacular.

 

Este cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos de América es todo apariencia y casi nada de ser... no ha dejado nada contentos ni a los negros ni a los policías en los incidentes armados o desarmados, o de errores policiales o de asesinatos selectivos de policías por criminales negros... Si los hispanos han caído en su trampa manipuladora, allá ellos. Pero Obama les ha tomado el pelo. Sus ocho años de mandato no han sido otra cosa que una inmensa acumulación de espectáculos con lagrimitas incluidas para dejar a los hispanos tirados en la calle como vulgares colillas pisoteadas... Desde que este presidente se baja del Air Force One, saluda por aquí y por allá, sale en la foto y se va, todo, absolutamente todo, es pura representación teatral. En Barack Obama no hay nada que se acerque a la verdad o a la realidad. Todo es espectáculo...

 

Ese espectáculo final que ha dado Barack Hussein Obama, ha dejado patente que su representación teatral espectacular como presidente es una mala acumulación de imágenes que en modo alguno ha podido seducir a un pueblo estadounidense que no se ha dejado mediatizar por su lenguaje manipulador. Es manifiesto y visible, desde dentro y desde afuera de EEUU, que Obama no ha gustado como presidente y que la "desaparecida" clase media americana espera con ansiedad de nuevos pobres,  que se vaya y que no vuelva nunca más...

 

Lo realmente triste y curioso de este presidente Obama es que ningún "consejero" en la Casa Blanca le haya advertido que la edificación de un microambiente transitorio y corrupto contra Donald Trump es propio de bellacos porque ese despliegue de acontecimientos electorales para "eliminar" a Trump y esa carga de mala leche solo puede provenir de gente mafiosa y ruin por muy presidente que haya sido... El señor Hussein Obama ha sido y es uno de los directores orquestales de toda una campaña que consiste únicamente en "limpiar el camino" para que una bruja política flanqueada por la más baja estirpe de corruptos clanes del establishment, no tropiece con un obstáculo tan grande como Donald Trump: el candidato preferido por los ciudadanos estadounidenses.

 

Ha sido realmente repugnante y revelador contemplar a un presidente estadounidense trabajando, con ardor desmedido, no para el pueblo norteamericano sino para que sus verdaderos amos del establishment se perpetúen en la Casa Blanca... Esto ha confundido a muchos en América y les ha hecho pensar que la esclavitud aún perdura en los Estados Unidos. The Butler no es más que una metáfora política del sirviente negro para el Despacho Oval.  Flaco favor ha hecho Barack Hussein Obama a Rosa Parks, la madre de los Derechos Civiles o a Martin Luther King.

 

Desde la Casa Blanca como centro del mundo hasta la periferia, todo es espectáculo. Pero en Washington no cuidan los detalles de producción y realización. Siendo como es, Estados Unidos, el referente en todo el mundo de la democracia y de la libertad, se han empeñado, inútilmente, en vulgares experimentos de color de la piel, género y número y otras fruslerías que empañan la historia de un joven país que lo ha conquistado todo, ha sobrepasado todos los límites y -aún así- sigue buscando otras rutas con la vista puesta en un universo infinito...

 

Ahora todos sabemos que Barack Hussein Obama nunca tuvo ese maravilloso sueño: que la nación estadounidense se ponga en pie para expulsar a las familias mafiosas de la Casa Blanca y transforme el corrupto paisaje de la república estadounidense en un oasis de libertad y de justicia.

 

Esperemos que Donald Trump sobreviva a toda esta mierda que lo pudre todo.


Fuente:

http://www.miamidiario.com/opinion/politica/barack-obama/donald-trump-/alfonso-m-becker/alfonso-m-becker-desde-la-casa-blanca-la-periferia/363273

 

*Dra. Viera Acelia Albuerne Luque... (Holguín/C. Hoguín, Cuba) Abril 10-1964... Reside en la Ciudad de Holguín, Provincia Holguín, Cuba... Residencia temporal en Granja, Ceará, RF del Brasil... Doctora en Medicina, Especialista de Primer Grado en M.G.I... Máster en Educación Médica Superior... vieraalbuerneluque@yahoo.com – Sub-Directora General de la Agencia de Información ‘ArgosIs-Internacional en la Red... argosissubdirecciongeneral@yahoo.com - Web: www.argosisinternacional.com - http://twitter.com/LuqueViera

Please reload

Publicaciones Recientes

¡Felicidades “ArgosIs-Internacional” en tu 28 Aniversario!!! (Nov./13/1991 – Nov./13/2019)

11/11/2019

1/10
Please reload

Please reload

Categorías