© 2019 ArgosIs-Internacional | Todos los derechos reservados.

Crónica: Buenos hábitos: Un llamado no solo a mis compatriotas

 

Mucha gente piensa que sólo existe pocos buenos hábitos: tender la cama, lavarse los dientes, comer saludable, ser ordenado, vestir adecuadamente… Pero la realidad es que hay mucho más que un puñado de hábitos y que se deben desarrollar con dedicación y esfuerzos, estos nos presentan como personas educadas, decentes y bien formadas…

 

Hace unos tres meses estrené nuevos vecinos recién llegados de Cuba… Una abuela, el abuelo, tres hijos varones con sus respectivas esposas, y dos preciosas niñas del hijo mayor y el del medio respectivamente… Pero, ¿cuál fue es el contraste que se ha convertido en denominador común en la mayoría de nuestros compatriotas recién llegados a Estados Unidos?...

 

Me explico… Nuestros paisanos en su gran mayoría son personas decentes, simpáticas, cooperativos, se comunican con facilidad, casi todos con títulos profesionales, y en el caso de mis vecinos hasta los abuelos también traían en su equipaje sus profesiones, la abuela enfermera de salón de operaciones y el abuelo técnico en refrigeración, y sus tres hijos, uno periodista, el otro Ingeniero Industrial y el tercero mecánico automotriz…

 

Pero, como escribí al principio, ¿dónde radica el denominador común en la mayoría de mis compatriotas que llegan a Estados Unidos? En que todos son profesionales o técnicos medios, y lamentablemente también en sus malos hábitos… Qué raro, ¿verdad?...

 

Que no se me ofendan los compatriotas que me estén leyendo, porque es una gran verdad, tan grande como para querer tapar el sol con un dedo…

 

La malas palabras; el hablar en alta voz como si los presentes fueran sordos; oyen la música a todo volumen; la forma de sentarse en una mesa a desayunar, almorzar o a cenar sin camisas; hablan con la boca llena de comida; se introducen los dedos en los orificios de la nariz delante de cualquiera; interrumpen las conversaciones; utilizan un lenguaje que en la mayoría de los casos solo ellos conocen, etc., y lo más sorprendente de todo este panorama es que con el tiempo la mayoría de ellos se corrigen – me consta que se auto-corrigen -, pero cuando tratas de ayudarlos, de explicarles lo importante que es mantener los buenos hábitos, se insultan, se ofenden, y algunos hasta te dejan de hablar… Hay quienes te responden ‘no te me hagas el fino’…

 

Escribiendo esta Crónica me viene a la mente mi sobrino recién llegado a casa de mi hermana, que por las mañanas salía de la habitación en calzoncillos y directo al patio a orinar… Así mismo como lo has leído…     

 

Me dirijo no solo a mis compatriotas… Dedico esta Crónica en forma de llamado porque de alguna manera comparten con nosotros por la Red también de otras nacionalidades, y si tenemos, no es que debemos, sino TENEMOS, que ocuparnos de todos por igual, ayudarnos a ser mejores en todo, nos necesitamos del uno con el otro…

 

Por favor, tengan en cuenta los mínimos detalles sobre los buenos hábitos… Porque en la vida real no debemos pedirle al docente que arregle los agujeros que hay en el hogar… ¿Qué me enseñaron en mi hogar mis padres, mis abuelos?... Lo básico…

 

  • A no robar…

  • A no mentir…

  • A hablar bien…

  • A ser correcto…

  • A ser solidario…

  • A pedir perdón...

  • A pedir permiso…

  • A decir por favor…

  • A ser organizado...

  • A dar las gracias…

  • A cuidar la propiedad…

  • A respetar a mis semejantes… 

  • A comer con la boca cerrada…

  • Ayudar a la gente que lo necesita…

  • A saludar cuando entro en algún local…

  • A levantarme y cederle la silla a las personas mayores…

  • A tratar a las personas como quiero que me traten a mí…

  • A detener la puerta a las personas que viene detrás de mí…

  • A amar a las personas por lo que son y no lo que pueda adquirir de ellas…

  • A sentarnos en la mesa a desayunar, almorzar o cenar  vestidos correctamente…

  • Y muy importante para las nuevas generaciones, les recomiendo extremo cuidado en no publicar fotos que se denigran hasta moralmente, como por ejemplo, fotos besándose en la boca con su pareja; o sin camisa; o en estado de embriaguez mostrando el recipiente con la bebida alcohólica en señal de desafío; compañeras enseñando partes íntimas de su cuerpo como si estuvieran en venta o alquiler en poses extremadamente atrevidas y provocativas… etc…

 

Las buenas costumbres al igual que los valores las adquirimos en el hogar, dependiendo de la cultura que se les inculque en la familia… Este es un espacio que recoge todos aquellos hábitos que contribuyen en mayor medida a mejorar nuestro bienestar a diario…

 

En la escuela se aprende matemáticas, historia, física, ciencias, estudios sociales, idioma, geometría, etc., y se refuerzan los valores que nuestros padres y madres nos han inculcado… Sabia frase de mi abuela Blanca Rosa (EPD), “Es muy difícil hacer que el latón brille como el oro, pero si es posible hacerlo brillar”…  

 

Ser una persona bien educada no es difícil demostrar, el medicamento se llama BUENOS HABITOS…

 

En cuanto a los valores morales estos surgen primordialmente en el individuo por influjo y en el seno de la familia, y son valores como el respeto, la honestidad, la lealtad, el trabajo, la responsabilidad, especialmente el pudor, entre otros…

 

El valor moral nos conduce a construirnos como personas, a hacernos más humanos… Depende exclusivamente de la elección libre, el sujeto decide alcanzar dichos valores y esto sólo será posible basándose en esfuerzo y perseverancia… El hombre actúa como sujeto activo y no pasivo ante los valores morales, ya que se obtienen basándose en méritos…

                                                                                                                                   

Hace unos días leí la Intervención del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, en la Primera Sesión Ordinaria de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones, el 7 de julio de 2013, “Año 55 de la Revolución”, donde expresó lo siguiente:

 

  • “Precisamente, a este asunto dedicaré la mayor parte de mi intervención, tal y como les expresé a ustedes el 24 de febrero en la Sesión de Constitución de la actual Legislatura del Parlamento, ocasión en la que contamos con la presencia del compañero Fidel, quien sobre el particular expresó, cito: “la gran batalla que se impone es la necesidad de una lucha enérgica y sin tregua contra los malos hábitos y los errores que en las más diversas esferas cometen diariamente muchos ciudadanos, incluso militantes”.

     

  • “Este tema no resulta agradable para nadie, pero me atengo al convencimiento de que el primer paso para  superar un problema de manera efectiva es reconocer su existencia en toda la dimensión y hurgar en las causas y condiciones que han propiciado este fenómeno a lo largo de muchos años”.

     

  • “Imagino las noticias en los próximos días de la gran prensa internacional, especializada en denigrar a Cuba y someterla a un frenético escrutinio; ya nos hemos acostumbrado a vivir bajo el asedio y no debemos restringirnos a debatir con toda crudeza la realidad, si lo que nos motiva es el más firme propósito de rebasar el ambiente de indisciplina que se ha arraigado en nuestra sociedad y  ocasiona daños morales y materiales nada despreciables”.

 

  • “Hemos percibido con dolor, a lo largo de los más de 20 años de período especial, el acrecentado deterioro de valores morales y cívicos, como la honestidad, la decencia, la vergüenza, el decoro, la honradez y la sensibilidad ante los problemas de los demás”.

 

  • “Recordemos las palabras de Fidel en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre de 2005, cuando dijo que a esta Revolución no podría destruirla el enemigo, pero sí nosotros mismos y sería culpa nuestra, advirtió”.

     

  • “Así, una parte de la sociedad ha pasado a ver normal el robo al Estado. Se propagaron con relativa impunidad las construcciones ilegales, además en lugares indebidos, la ocupación no autorizada de viviendas, la comercialización ilícita de bienes y servicios, el incumplimiento de los horarios en los centros laborales, el hurto y sacrificio ilegal de ganado, la captura de especies marinas en peligro de extinción, el uso de artes masivas de pesca, la tala de recursos forestales, incluyendo en el magnífico Jardín Botánico de La Habana; el acaparamiento de productos deficitarios y su reventa a precios superiores, la participación en juegos al margen de la ley, las violaciones de precios, la aceptación de sobornos y prebendas, el asedio al turismo y la infracción de lo establecido en materia de seguridad informática”.

     

  • “Conductas, antes propias de la marginalidad, como gritar a viva voz en plena calle, el uso indiscriminado de   palabras obscenas y la chabacanería al hablar, han venido incorporándose al actuar de no pocos ciudadanos, con independencia de su nivel educacional o edad”.

 

  • “Se ha afectado la percepción respecto al deber ciudadano ante lo mal hecho y se tolera como algo natural botar desechos en la vía; hacer necesidades fisiológicas en calles y parques; marcar y afear paredes de edificios o áreas urbanas; ingerir bebidas alcohólicas en lugares públicos inapropiados y conducir vehículos en estado de embriaguez; el irrespeto al derecho de los vecinos no se enfrenta, florece la música alta que perjudica el descanso de las personas; prolifera impunemente la cría de cerdos en medio de las ciudades con el consiguiente riesgo a la salud del pueblo, se convive con el maltrato y la destrucción de parques, monumentos, árboles, jardines y áreas verdes; se vandaliza la telefonía pública, el tendido eléctrico y telefónico, alcantarillas y otros elementos de los acueductos, las señales del tránsito y las defensas metálicas de las carreteras”… (Fin de la cita)…

 

¿De quién depende superar los MALOS HABITOS?... De nosotros mismos dejándonos llevar por nuestros papás, mamás, abuelos y abuelas, no solo haciéndonos nuestras correcciones, sino también inculcándoselo a los demás…

 

Estamos a tiempo…

 

*Marcos Jesús Concepción Albalat… (Trinidad/Casilda, S.S., Cuba) Agosto 03-1947… Reside en Miami, Florida, Estados Unidos… Licenciado en Gestión Comercial Internacional… @: marcosjesus360@yahoo.com – Director de la Agencia de Información ‘ArgosIs-Internacional’ en la Red… argosisdirector@yahoo.com - Web: http://www.argosisinternacional.com...

Please reload

Publicaciones Recientes

Miami: EE.UU: Asesinado a tiros en Miami el boxeador cubano Yendris “El Veloz” Rodríguez

31/12/2019

1/10
Please reload

Please reload

Categorías