AC: El umbral de la deshonestidad

 

Cuando ciertos hechos de corrupción se mediatizan y llegan a oídos de la opinión pública, con sobrados motivos, la gente se escandaliza, se indigna y no puede contener su bronca e impotencia. Esta actitud no es inadecuada en sí misma, de hecho es esperable. Pero vale la pena reflexionar profundamente acerca del verdadero trasfondo de esta reacción ciudadana.

 

Por momentos, diera la sensación de que la corrupción como hecho puntual no es lo que molesta, sino el contexto general, algunos pormenores y, sobre todo, el modo burdo en el que se desarrollan estas canalladas.

 

La gente cree que los gobernantes, en general, son corruptos. Ya no caben dudas al respecto. Esta no es una mera suposición ya que lo afirman los estudios más serios sobre el tema. No solo ocurre así en este país, sino en casi todo el planeta, aunque con visibles matices bastante diferenciados.

 

El ciudadano de a pie intuye que el funcionario de turno, de cualquier jurisdicción y color político, se apropia de los recursos públicos en alguna medida. Supone que algunos roban ofreciendo favores a cambio de dinero, pero también cree que los otros, lo hacen con una disimulada eficacia adueñándose de "monedas" pero bajo una idéntica y equivalente actitud.

 

Ese individuo, alejado de la labor estatal, lo sospecha, pero en realidad no lo sabe con precisión. Algunas señales pueden darle más asidero a sus presunciones, pero no dejan de ser tales porque los elementos concretos que confirmarían su visión no están a mano, ni son contundentes.

 

A la política tradicional este asunto no le preocupa demasiado. Algunos personajes se ofenden por esa exagerada generalización, pero tampoco hacen demasiado para transparentar su propia gestión. Enojarse sirve de poco. En todo caso bien valdría intentar comprender en que se basan esas impresiones subjetivas de la sociedad, y eventualmente, actuar fuertemente sobre ellas, con acciones concretas y no con discursos vacíos.

 

Los dirigentes tampoco hacen mucho al respecto, pero ya no por desidia, negligencia o abulia, sino porque claramente precisan de esa "oscuridad" en la administración de los recursos públicos que les resulta vital y funcional para hacer política a diario financiándose con las arcas del Estado.

 

Es interesante analizar detenidamente ese fenómeno de naturalización yde segmentación de la corrupción. Es increíble como se ha deteriorado progresivamente el estándar moral de la gente, moviéndose en las últimas décadas, en la dirección indeseada y a una gran velocidad.

 

Solo parece intolerable aquella corrupción que resulta obscena, que demuestra su impudicia sin camuflaje alguno, que ofende a la sociedad por la ostensible impunidad y la falta de decoro de sus protagonistas. Pero es importante comprender que las causas de la corrupción pasan por otro lado. Los casos más escandalosos, son solo eso, una versión agravada de lo cotidiano y por eso tal vez fastidien tanto.

 

Lo preocupante es que la sociedad solo condena aquellos actos de corrupción desenfrenada y no a otros de menor cuantía. Cataloga como ladrones solo a los que detentan un gran prontuario y no al resto que, haciendo lo mismo, no han sido aun descubiertos, o que por su significación económica no parecen tan trascendentes.

 

Claro que las proporciones tienen relevancia, pero si alguien mata a una persona de una decena de puñaladas generando una enorme conmoción por el ensañamiento y por su crueldad, eso no convierte automáticamente al homicida que asesina con un solo golpe certero, en un ciudadano inocente.

 

La malicia debe ser cuestionada siempre y no solo cuando alcanza cierta envergadura. Un ladrón es alguien que se adueña de lo ajeno sin su consentimiento. Ese calificativo no puede depender de la cuantía de lo robado, ni de la espectacularidad del suceso, sino de su lineal accionar.

 

La sociedad moderna ha incorporado ciertas costumbres y se ha adaptado mansamente a ellas. Acepta lo inadmisible como si fuera un hábito correcto. La resignación y la sumisión siguen siendo pésimas aliadas y la política lo sabe, por eso se aprovecha de esta complicidad cívica sin piedad.

 

Todos estos hechos de corrupción son solo la punta del ovillo. Bienvenido este instante en el que muchos de esos casos se están conociendo con lujo de detalles, pero es importante ir hasta el fondo, ya no solo para descubrir a los verdaderos "jefes de la banda" y desenmascararlos, sino para empezar a desmontar la maquinaria que permite que esto suceda casi a diario.

 

Desarticular la corrupción no se consigue solo encarcelando a los más renombrados delincuentes. No desaparecerán de la escena este tipo de situaciones tan fácilmente. Mutarán, se reconvertirán, buscarán otros mecanismos, pero finalmente sobrevivirán y entonces vendrán nuevas generaciones de malhechores dispuestos a apoderarse de lo impropio.

 

Para ser eficaces en esta dura batalla contra la indecencia, se debe ir hasta el hueso. Primero es imprescindible comprender la dinámica del Estado, su arbitrariedad y los resquicios que eso genera. La causa originaria no está en el accionar aislado de un conjunto de delincuentes, sino en la existencia y supervivencia de un sistema perversamente inmoral que ha sido diseñado intencionalmente para facilitar estos instrumentos que resultan funcionales a la política en general y, especialmente, a sus intérpretes.

 

Claro que hay que hacer reformas para que esto no vuelva a ocurrir nunca más. Es demasiado evidente que no alcanza con arrestar a unos cuantos, ni mucho menos con horrorizarse frente a ciertos groseros ilícitos. Pero la sociedad también debe asumir su cuota de responsabilidad e intentar hacer su parte, encarar lo necesario y modificar su elemental matriz conceptual.

 

Si la gente considera que quedarse con "un poco" de dinero de los contribuyentes es normal, que esas son las reglas de juego, que así fue siempre y no es tan grave, pues entonces todo seguirá exactamente igual y estos incidentes serán solo una anécdota más sin que esto haya servido para casi nada.

 

No existen dudas de que la política es responsable de lo que sucede pero la sociedad también es parte central de este pérfido mecanismo y tiene en sus manos la llave para lograr un cambio con mayúsculas. Solo debe replantearse el problema, operar sobre sus verdaderas causas y cuestionar activamente su actual visión sobre el umbral de la deshonestidad.

 

*albertomedinamendez@gmail.com
skype: amedinamendez

www.existeotrocamino.com
+54 9 379 4602694

Facebook: www.facebook.com/albertoemilianomedinamendez

Twitter: @amedinamendez


…*Compañeras y Compañeros… Este Artículo, Declaración, Documento, Etc., seleccionado como MATERIAL DE ESTUDIO, necesariamente no tiene que reflejar en su totalidad nuestra Línea Editorial… Nuestro propósito es establecer el vehículo de información que les permita a los demás formarse su propio criterio, especialmente en los acontecimientos políticos, económicos, etc., que inciden, directa y/o indirectamente, en cada uno de nosotros… "La educación y la instrucción no consisten en rellenar la mente de ideas ajenas, sino en estimularla para que produzca sus propias ideas"… Ahora les corresponde a ustedes hacer sus propias conclusiones…

 

‘ArgosIs-Internacional’ es una Agencia de Información en la Red, de carácter social (POR AHORA) con sede en la Ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos; fundada en 1991… Web: http://www.argosisinternacional.com… Miembro de la ‘Federación Latinoamericana de Periodistas’ (FELAP)… Web:  http://www.felap.info...

 

LA POSDATA DE MARCOS JESUS

Crónica: Cubanos en la espiral de la corrupción

 

xMarcos Jesús Concepción Albalat*

 

No sé dónde ni cuándo leí un artículo relacionado con la Corrupción en Cuba, ni quien lo firma, en el cual me llamó la atención el contenido de dos párrafos que reproduciré aquí textualmente;

 

  • “Fidel dijo, que nosotros mismo podíamos destruir a la revolución. ¿Por qué lo dijo, por qué hizo una declaración tan dramática que no se había hecho nunca? ¿Estaría pensando en la corrupción también? ¿Cuáles son esas fuerzas que están dentro de nosotros mismos y que pudieran acabar con la Revolución? Creo que debemos haber pensado en eso. Fidel habló de revolucionarios destruyendo a la Revolución, es decir, que dentro de la propia Revolución podía estar la fuerza que la destruiría. ¿Se puede vivir tranquilo con esa premonición, de quien nos conoce mejor que nosotros mismos?”…

  • “Por eso pienso que el Partido tiene que hacer un pronunciamiento sobre la corrupción, abierto, fuerte, agresivo, amplio, transparente, que ponga a temblar a los corruptos donde quiera que estén, que les eche el pueblo encima y declare cosas, tales como: “no habrá intocables”, “no habrá perdón con los que atenten contra los bienes del pueblo”, “el castigo será fuerte y ejemplar”. En China los fusilan de manera casi inmediata, ¿porque no? En Cuba, después de fusilar a un Héroe de la República, lo cual fue un verdadero trauma político y lo continúa siendo, ¿A quién no es posible fusilar, o ponerlo en la cárcel de por vida?”…

 

Recomiendo a mis lectores que lean la Crónica ‘Santos Luzardo’ (Enero 05 de 2014), en ella se explica de otra manera lo que yo trataré de alertar en esta a los que con estos menesteres tienen que ver en la Cuba revolucionaria y confieso que lo único que me preocupa es quedar descalificado por el temor a equivocarme…

 

Vamos a ver si me doy a entender…

 

Aseguro que mis compatriotas en la Isla no están todavía contaminados con la peor enfermedad que pueda padecer una sociedad como la que existe aquí en Estados Unidos…

 

Vivo acá por más de veinte años y todo este tiempo se lo he dedicado a revisar sus ‘códigos’ de convivencia…

 

No son ni serán mis intenciones tratar de cambiar el sistema capitalista estadounidense, porque en la vida real el que está prestado aquí soy yo, y hasta la fecha no he tenido dificultades porque, por encima de mis ideales y deseos, soy apegado a la Ley, aunque no he dejado de criticar públicamente su política exterior con respecto a sus procedimientos con otros países, sobre todo su agresividad por más de 50 años hacia el pueblo de la Isla de Cuba…

 

Mi casa la visita todo tipo de personas, aunque no todos están a la misma distancia de mí. Pero los oigo, siempre aprendo algo, y sobre todo me agradan mucho los recién venidos de la Isla, porque me veo reflejado en ellos cuando llegué a casa de mi mamá en Puerto Rico…

 

Por supuesto, a estos compatriotas mi pregunta es la misma: ¿Cómo te sientes y qué es lo que más te ha impresionado de este país? La respuesta no se hace esperar, y la reduciré en pocas palabras:

 

  • ‘Marcos, es un país muy organizado, y extremadamente eficiente’…

 

A algunos de estos mismos compatriotas cuando pasan algunos meses les hago la misma pregunta, pero la respuesta es otra:

 

  • ‘Marcos, es un país inhumano, aquí solo les interesa las ganancias, no piensan en el ser humano, son unos indolentes, y he llegado a la conclusión que aquí nadie hace dinero con el sudor de la frente’…

 

Esta segunda escena sobre nuestra gran obra de teatro es la respuesta correcta… Aquí se confunde todo por su ‘maravilloso’ paisaje, porque detrás hay otro que no hay que ser muy inteligente para descubrirlo…

 

Por ejemplo, la eficiencia de este país radica en lo extremadamente inhumano que es; el médico aquí es un empresario y el paciente un cliente, es decir, si tienes dinero te recibo, si no lo tiene no te atiendo; si tu mamá está sobre una cama con oxígeno por falta de aire, y no has pagado el uso de la electricidad, aun conociendo la Empresa Eléctrica tu situación personal, te la ‘cortan’...

 

Es decir, tienes que buscar el dinero debajo de la tierra (Esto sucedió recientemente en la Ciudad de Hialeah, Fl, averigüen) para que no te dejen a tu mamá sin oxígeno; etc… La lista sería interminable… Es definitivamente eficiente porque no piensan en el ser humano, y para saberlo hay que vivirlo…

 

Quitémonos la camisa y póngase bravo quien desee ponerse bravo desde la Isla, porque esta Crónica es una alerta a las autoridades de mi país, porque de llegarse a contaminar como lo está este o el resto de los países de América Latina, es mejor refugiarse en la Amazonia o comprar un boleto sin regreso al Planeta Marte…

 

¿Por dónde empezamos?... Solo pondré algunos ejemplos del por qué afirmo que la ‘espiral’ de corrupción ya empezó a construirse desde hace algún tiempo y ahora mismo está en aceleración, y le corresponde a los organismos correspondientes de la Isla averiguarlo…

 

Recuerdo una conversación que mantuve aquí en Miami con un viejo amigo mío cuando salió de prisión por narcotráfico… Cumplió 15 años de privación de libertad… Entre tantas cosas que me comentó se me quedó una en mi mente que la asocio a lo que está sucediendo hoy con un sector de la población de la Isla con posibilidades de viajar o vender su residencia… 

 

  • Marcos, cuando llegué a Miami en los años 80s, mi familia me consiguió trabajar en una empresa dedicada a vender autos, pero realmente no me sentía cómodo, porque deseaba tener más de lo que necesitaba, claro, en ese momento pensaba así, hoy pienso diferente…

  • Una tarde en mi trabajo se me presentó un viejo amigo de la infancia, y me propuso lo acompañara a trasladar un ‘van’ desde Cayo Maratón a Hialeah con más de mil kilos de cocaína… Pagaban por ese traslado $100.00 Dólares/USD por cada Kilo… Te podrás imaginar que me enredé en eso hasta que me agarró la Federal y como ya sabes acabo de cumplir quince años de privación de libertad…  

 

Sobre estas anécdotas tengo para editar varios libros, porque cuando entras en la ‘espiral’ de la corrupción, difícil es que se pueda salir de ella. Y no es porque no te dejan hacerlo, es porque hay que tener una gran fuerza de voluntad para abandonar un ‘negocio’ donde el dinero se gana sin sudar la frente y en grandes cantidades…

 

Esta es la realidad que sienten los no contaminados cuando uno entra en el juego sucio, que solo te detiene en la prisión, en algunos casos, como le sucedió a mi amigo, y a otros más que conozco… Y me consta que son personas decentes, de muy buenas familias…

 

Enumeraré algunas historias contadas por mis compatriotas acabados de llegar, unos con ideas de quedarse y otros para regresar…

 

Sobre la venta de viviendas:

 

  • ‘Marcos, yo vendí mi casa y el dinero me lo dieron ‘cash’ aquí en Miami, y ahora me estoy ‘cagando en mi madre’ porque la vendí por 70 mil Dólares/USD y en menos de 6 meses me he quedado sin dinero’…

 

Sobre las ‘mulas’ de Miami:

 

  • ‘Marcos, yo voy cada diez días a Cuba, tengo una Agencia de Viajes que me paga el boleto de avión ida y vuelta a la Isla… Esta Agencia lo tiene todo organizado, me entregan el equipaje en el Aeropuerto de Miami listo para tramitar y recibo mi boleto y viajo sin problemas, claro, en La Habana tengo mis contactos, tu sabes cómo es eso’…

 

Sobre las ‘mulas’ de la Isla:

 

  • ‘Marcos, como yo tengo pasaporte español tengo la facilidad de salir de la Isla sin problemas, y para entrar aquí, a EE.UU, lo hago por un tercer país… Tengo una persona en La Habana que nos paga el boleto de avión y nos facilita algunas libras para nosotros llevar, y le entregamos la mercancía que ya está comprada aquí en Miami por un socio de negocios’…

 

Sobre los permisos de aterrizaje a Compañías Operadoras de Chárter que debe facilitar la Empresa cubana Havanatur:

 

  • ‘Marcos, por $20 mil Dólares/USD le consigo el permiso de aterrizaje con Havanatur a la Operadora de Chárter que lo necesite’…   

 

Abogados que venden muy bien sus servicios:

 

  • Marcos, mi hijo está preso en la Isla porque lo agarraron recogiendo gente para traerlos a Miami… El bufete me cobro los honorarios de la defensa y aparte, por la ‘izquierda’, le tuve que pagar al abogado dos mil dólares para que no le aplicaran la sentencia que le pedían… Así mismo fue, lo sentenciaron a menos años… Menos mal que una buena amiga mía me lo presentó en las Oficinas del ‘Bufete de Servicios Especializados’ (BES)… 

 

La siembra de marihuana:

 

  • Marcos, acabo de llegar de visita y un pariente me propuso le firmara un contrato de renta a una casa que compró, y que luego de firmárselo me daría 50 mil Dólares/USD y me regresara a la Isla… Le comenté que no estaba interesado en ese tipo de negocio, porque ya tenía información de que cuando se da ese paso, es para luego sembrarle marihuana y la justificación es que el responsable del delito es el que rentó la casa, en ese caso soy yo… Y eso no va conmigo’…

 

Estos aparentes pequeños acontecimientos si no se cortan de raíz y a tiempo, un gran sector de la sociedad cubana será contaminado igual o peor de la que ya reside aquí en EE.UU… Ojala sea yo el equivocado…

 

Por último, y en este caso me dirijo a los mal pensados, a los oportunistas, extremistas, sinvergüenzas que pululan en mi País, que lo único que desean es que la Revolución cubana se nos destruya, a estos repulsivos elementos con capacidad para joder a los demás, les reproduzco lo que el Presidente Raúl Castro expresó recientemente y se publicó en la ‘Revista Tema’, Nro. 60, p. 44:

 

Lean bien los que no quieren que la Revolución avance y se mantenga firme:

 

  • Raúl dijo: “No vamos a dejar de escuchar la opinión honesta de cada cual, que tan útil y necesaria resulta, por la algarabía que se arma, a veces bastante ridícula, cada vez que un ciudadano de nuestro país dice algo a lo que esos mismos promotores del espectáculo no harían el menor caso, si lo escucharan en otro lugar del planeta”… (Raúl Castro Ruz, Y a trabajar duro… citado por Carlos Alzugaray, Revista Temas, No. 60, p. 44).

 

“La Corrupción es incompatible con la Revolución”… Fidel…

 

*Marcos Jesús Concepción Albalat… (Trinidad/Casilda, S.S., Cuba) Agosto 03-1947… Reside en Miami, Florida, Estados Unidos… Licenciado en Gestión Comercial Internacional… @: marcosjesus360@yahoo.com – Director de la Agencia de Información ‘ArgosIs-Internacional’ en la Red… argosisdirector@yahoo.com - Web: http://www.argosisinternacional.com...

Please reload

Publicaciones Recientes

Cuba: Medidas económicas y posible impacto en la emigración (CON DOS POSDATA DE MARCOS JESUS)

06/08/2020

1/10
Please reload

Please reload

Categorías